Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Shakira y Piqué, se creció la familia

Shakira y Piqué, se creció la familia

REVISTA JET-SET

La diva colombiana y el futbolista español le dan la bienvenida a su segundo heredero, Sasha, y lo presentan sin mayores misterios en las redes sociales.
Dias antes de la llegada de su nuevo retoño, Shakira y Piqué posaron con su primogénito Milan para apoyar la campaña World Baby Shower, de Unicef, a beneficio de la infancia. Las fotos coincidieron además con el segundo cumpleaños de Milan.
Por: 12/2/2015 18:00:00
Se creía que por ser el segundo bebé de la pareja no iba a ser objeto de tanta expectativa como el primogénito, Milan, pero no hubo tal. Desde finales del año pasado, la prensa empezó a montar guardia en los alrededores de la casa de los futuros padres en Barcelona, a la caza de cualquier movimiento que indicara que el momento del parto había llegado. Finalmente, el 29 de enero, el esperado retoño vino al mundo y a las pocas horas era noticia alrededor del globo.
Fieles a su tradicional costumbre de no hacer de los grandes acontecimientos de su vida un enigma, sus padres anunciaron pronto su llegada y su nombre, Sasha, de origen griego y ruso, idiomas en los cuales significa “guerrero” y “defensor de la humanidad”. Tal como sucedió con Milan, uno de los primeros obsequios para el nuevo bebé fueron dos camisetas, con el número 3, del FC Barcelona, en el cual juega su padre, así como el carné número 155.629 que lo acredita como miembro del club, gracias a los viejos vínculos de su familia con esta joya de la corona del fútbol europeo.

Los fans ansiosos de conocer a Sasha primero tuvieron que ver uno de sus piececitos mediante una foto que publicó Shakira en Twitter. “Tengo los pies de papi, parece que hubiese jugado fútbol toda mi vida”, escribió la diva. Luego, siguió la primera imagen de la carita de Sasha, que su madre colgó en la página de internet de World Baby Shower, una campaña de Unicef en pro de niños en duras condiciones de pobreza y con la cual ella y su compañero sentimental están seriamente comprometidos. A esta imagen siguieron un día después otras del bebé con su orgulloso padre.

Pero si bien la artista y el deportista dieron amplias muestras de simpatía al saciar pronto la curiosidad del público por Sasha, no dejaron de tomar precauciones para proteger su privacidad. Para comenzar, como lo hicieron cuando recibieron a su hijo mayor, alquilaron un piso completo del hospital Quirón Teknon, donde la cantante dio a luz por cesárea, asistida por un equipo dirigido por la ginecóloga Carlota García-Valdecasas, hija del doctor Manolo García-Valdecasas, quien atendió los alumbramientos de la infanta Cristina de España y su prima la princesa Alexia de Grecia. 

El personal médico, de acuerdo con el portal Vanitatis, tuvo que firmar un contrato de confidencialidad para que no se filtraran detalles del parto. Además, Shakira y Piqué exigieron que solo participaran mujeres en la operación y que no quedara ninguna información sobre el nacimiento de Sasha en los archivos del hospital.

Pese a todas estas medidas, Vanitatis y otros medios ibéricos aseguran que hubo dos hombres presentes en el alumbramiento: Piqué y el cirujano plástico de la barranquillera, quien fue convocado por ella para reducir el riesgo de que le quedara una cicatriz muy visible en el vientre, al que le debe la prodigiosa danza que la ha hecho célebre en todo el planeta.

Si en su embarazo Shakira no tenía remilgo en usar sus altísimos tacones, en el posparto también ha seguido haciendo gala de coquetería y ánimo para retomar pronto su rutina. Del hospital salió divinamente peinada y maquillada, y a los pocos días se le vio cumpliendo una cita para comer con su hermano Tonino y otros familiares en el restaurante Ken, de comida japonesa, en Barcelona.
LO MÁS VISTO