Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Sergio Cabrera lleva a Gabo y a Jaime Garzón a la TV

Sergio Cabrera lleva a Gabo y a Jaime Garzón a la TV

REVISTA JET-SET

Después de estar un tiempo alejado de la televisión, Sergio regresa para dirigir dos bioseries: la primera, que ya están grabando, será sobre la vida del humorista Jaime Garzón y, la otra, sobre el Nobel Gabriel García Márquez, que está en etapa de preproducción y escritura de los libretos.
Foto: Karen Salamanca. Producción: Carolina Álvarez Tavera.
Por: Revista Jet-set.22/3/2017 00:00:00

Ahora que la tendencia son las novelas de mafia, Sergio Cabrera dice que es un privilegio contar la vida de estos personajes que fueron protagonistas de la historia de Colombia del siglo XX. A los dos los conoció y tiene anécdotas que le daría para miles de capítulos. Cabrera es experto en dirigir series biográficas para televisión, ya lo había hecho antes en España, con Severo Ochoa y el expresidente Adolfo Suárez; y en Colombia con Escalona y la Pola.

Lea también: Kate del Castillo protagoniza Ingobernable

Ahora graba una serie de 80 capítulos sobre Jaime Garzón. El cineasta asegura que haber conocido al humorista le sirvió para imprimirle su visión a esta historia que tiene drama, aventura y superación. “Garzón fue como una especie de Mozart del humor, desde los 8 años hacía bromas. Un día salíamos de la revista Cromos al mismo tiempo y cuando recogimos la cédula que habíamos dejado al ingreso, me la cambió: se llevó la mía y me dio la de él. Quince días después yo tenía un viaje a Italia y en migración me pidieron el pasaporte y la cédula. El oficial me dijo: ‘Este no es su documento, tiene suerte de que yo lo conozca a usted porque si no me tocaba llamar a la Policía’. Finalmente me dejó seguir”. A su regreso lo buscó para que se la devolviera.

La serie de la vida de Jaime Garzón se basará en las entrevistas que dieron dos hermanos del humorista y la Tuti. Foto: Revista Jet-set.

Sergio cuenta que a finales de los noventa él y Garzón recibieron amenazas al tiempo y que el director de la Policía de ese entonces, Óscar Naranjo, los reunió para darles instrucciones. “Luego de que mataron a Jaime me llamó el ministro del Interior, que era Néstor Humberto Martínez, a decirme que ellos no podían garantizar mi seguridad. Naranjo me advirtió: “Es mejor que digan aquí corrió, que aquí murió… Y me fui un tiempo del país”. Le dolió mucho la muerte de Jaime porque fue inesperada. Mientras habla busca en su celular fotos del actor Santiago Alarcón caracterizado de Garzón con un saco de lana café y los dientes separados. “Es impresionante como se parecen”, dice.

El director les da instrucciones a los actores Katherine Vélez y Ernesto Benjumea en uno de las escenas de la serie de RCN sobre la vida de Jaime Garzón. Santiago Alarcón interpretará al humorista, y Zharick León será la Tuti.

En medio de los descansos de las grabaciones de Garzón, Sergio lee sobre Gabriel García Márquez, para la serie que empezará a rodar en octubre y que contará en tres temporadas, de 13 capítulos, la vida del hijo ilustre de Aracataca, Magdalena. La primera va desde que el niño Gabito sale de su casa hasta que Cien años de soledad se convierte en un hit editorial. La segunda termina cuando tiene que abandonar Colombia por temor a ser capturado durante el gobierno de Turbay Ayala. Y la tercera llegará hasta su muerte. Los libretos están basados en los recuerdos y libros que escribió Plinio Apuleyo Mendoza, quien es el padrino del hijo de Gabo, Rodrigo García Barcha; y en una investigación que hicieron durante dos años.

Lea también: "Del periodismo aprendí a no tener miedo", Stephanie Cayo

Los creadores esperan retratar al periodista, al escritor, al viajero, al aventurero, al hombre de parranda que amaba el vallenato y a aquel que también le gustaba estar cerca del poder. “Gabo tenía la virtud de ser polifacético. Yo lo oí cantar y lo hacía muy bien; también pintaba, recitaba y tocaba la guitarra. La gente conoce solo pinceladas de su vida. Tenía un encanto personal y una creatividad que se reflejaba en los actos cotidianos. Él mismo decía: “Todo el mundo tiene tres vidas: la pública, la privada y la secreta”. Sergio revela que se centrarán en la privada, porque la secreta es secreta. “Vamos a contar el romance que tuvo en París con una mujer –Tachia Quintana– que quedó embarazada pero perdió el bebé”.

Sergio conoció al nieto del coronel Nicolás Márquez y Tranquilina Iguarán en Bogotá, pero donde realmente pudo acercarse más a él fue en La Habana, cuando hacía la preproducción de su primera película Técnicas de duelo, a finales de los ochenta. Se encontraban cada dos o tres días en la casa de Mayito, un director de fotografía que era amigo de los dos, y al final Gabo llevaba a Sergio al hotel en su Volkswagen. “En uno de esos recorridos me preguntó cuál sería mi próxima película y le conté que tenía el guion de la historia de unos inquilinos acosados por la justicia, que deciden llevarse la casa”. Años después empezó a rodar La estrategia del caracol pero Focine se disolvió y el dinero prometido no llegó. Decidió recoger donaciones entre sus amigos para acabar de filmarla, pero cuando vio que ya el bolsillo no daba para más, cogió los rollos y alquiló una bodega para guardarlos.

Sergio y Gabo en La Habana, Cuba, a finales de los años ochenta. Sus conversaciones giraban alrededor del cine y la política, temas que les apasionaban a los dos. Foto: Revista Jet-set.

Resignado comenzó a trabajar en el guion de Ilona llega con la lluvia, una adaptación del libro de Álvaro Mutis. Un día viajó a México para encontrarse con el escritor y allí vio de nuevo a Gabo: “Fuimos a cenar y él me preguntó qué había pasado con la historia de los inquilinos y le conté que la había dejado. Se puso furioso y me dijo: ‘Abandonar una película es como abandonar un hijo’. Me preguntó si podía verla y 15 días después, cuando llegó a Bogotá, me llamó para que se la mostrara. Cuando terminó la proyección me ofreció su ayuda. Eso fue un viernes, y el lunes ya me estaban llamando unos productores de Francia y México para anunciarme que querían invertir. Gracias a eso pude terminarla”, y la vieron más de 1.600.000 personas en las salas de cine.

Lea también: Andrés Escobar, ¿de Escobar a Trump?

Luego de varios intentos fallidos por llevar las obras de Gabo a la pantalla grande, el cineasta y el escritor se sentaron juntos a escribir una historia original. “Me citaba en su apartamento o nos encontrábamos en el Hotel Hilton, en Cartagena, a las nueve de la mañana después de que él salía de clases de tenis. Uno de esos días a Gabo le sonó el teléfono, lo miró y me dijo: ‘Es Salinas de Gortari’. Empezó a hablar y decía, “no puede ser presidente, no puede ser”. Colgó y me contó: ‘Acaba de haber un ataque guerrillero en México por parte del ejército zapatista’”.

“La vida de Gabo es tan fascinante que, así no hubiera escrito un libro, vale la pena contarla. En su obra está reflejada una época que fue muy importante para el país y el mundo”. Foto: Karen Salamanca. Producción: Carolina Álvarez Tavera,

De esa escritura a dos manos salió el argumento de la cinta Visita conyugal, que la RAI compró para hacer una versión en italiano. Hace cuatros años Sergio recuperó los derechos y está reescribiendo los guiones.

Todavía no sabe quién será el actor que encarnará al escritor colombiano, tienen 12 candidatos y lo más seguro es que sea un extranjero. Eso no lo definirá hasta que sepa en qué plataforma la van a transmitir. Netflix y HBO quieren comprarla.

Desde 2012 Sergio tiene una productora de contenidos –Cuatro Manos– con Ramón Jimeno, quien coordina la escritura de los libretos de la serie de Gabo. Foto: Karen Salamanca. Producción: CArolina Álvarez Tavera.

LO MÁS VISTO