Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Se casó la nieta de Luis Carlos Sarmiento

Se casó la nieta de Luis Carlos Sarmiento

Revista Jet-Set

El matrimonio de María Alejandra Albir, la nieta del hombre más rico del país, fue discreto, elegante y de muy bajo perfil. El novio es el estadounidense Clayton Simmons, un historiador y abogado de Harvard.
María Alejandra y Clayton en medio de los abuelos de la novia, Luis Carlos Sarmiento Angulo y Fanny Gutiérrez de Sarmiento. Foto: Gerardo Gómez/12.
Por: 22/8/2012 00:00:00
Como es habitual en los matrimonios, María Alejandra Albir Sarmiento llegó a la Iglesia de Santo Toribío en la Ciudad Amurallada con quince minutos de retraso. Allí la esperaba el estadounidense Clayton Simmons Rublowska para sellar seis años de un amor que empezó cuando los dos eran estudiantes en la Universidad de Chicago.

Fue una noche mágica. La novia caminó hacia el altar vestida con un delicado traje strapless de la línea Christos, de la diseñadora etiope Amsale Aberra. Los invitados, que viajaron desde diferentes partes del mundo, llegaron a las seis de la tarde en punto para no perderse ningún detalle.

La ceremonia fue oficiada por el padre Héctor Arbeláez en la tradicional iglesia, decorada con árboles envueltos en pequeñas luces blancas y velones. Después de dar el sí, los novios recorrieron en coche la zona antigua de la ciudad hasta llegar al Hotel Santa Clara. Allí los aguardaban los familiares y amigos, quienes llegaron caminando en medio de las danzas folclóricas del grupo Ekobios.

En el patio central del hotel se ofrecieron pasabocas y champaña Veuve Clicquot. Casi rayando las nueve de la noche, los asistentes entraron al Salón Capilla y se sentaron frente a mesas redondas, vestidas con manteles de organza española en color trigo. Las pequeñas rosas, orquídeas, hortensias y lirios, en colores pasteles, y las lámparas colgantes le dieron a la cena un toque de romanticismo.

El menú ofrecía como entrada Timbal de cangrejo y aguacate con tomates confitados, sorbete de uchuvas y ron. El plato fuerte fue Medallones de langosta a la champaña, risotto cremoso de coco y bouquet de puntas de espárragos verdes. Y para finalizar, el tradicional ponqué de novia, con una gran variedad de postres y café colombiano. A las diez de la noche los novios abrieron el baile con la canción Carito, de Carlos Vives, interpretada por la orquesta Makoré. La fiesta terminó a las tres de la mañana, hora en la que salió el último invitado.
LO MÁS VISTO