Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Samy Bessudo y Martina Hakim se casan en mayo

Samy Bessudo y Martina Hakim se casan en mayo

REVISTA JET-SET

El presidente de Aviatur le propuso matrimonio a su novia, Martina Hakim, recientemente en Naoshima, Japón. La pareja sellará su noviazgo de seis años en una isla fuera de Colombia el próximo 20 de mayo y con pocos invitados. Lo harán por un ritual que combina las tradiciones judías con las católicas.
Martina y Samy en la casa de él, a las afueras de Bogotá, donde vivirán después de casarse. Este será el segundo matrimonio de él, de 35 años, y el primero de ella, de 25.
Por: 4/12/2015 00:00:00
Los planes de Samy Bessudo de pedirle matrimonio a su novia, Martina Hakim, en un romántico lugar de la isla Naoshima, en Japón, no salieron como esperaba. Al llegar allí se dio cuenta de que el sitio no se prestaba para eso, y terminó entregándole el anillo en un pequeño restaurante de tacos. El galante novio aprovechó un descuido de ella y puso el diamante en una papa frita. La propuesta fue tan inusual que su novia quedó muda por unos segundos. “Después de un rato me tocó preguntarle: ‘Oiga, usted no me ha dicho si sí o si no’”, cuenta Samy entre risas. Y es que para ella la respuesta era más que obvia. De inmediato, Martina les escribió un mensaje a su familia y a su mejor amiga, pero como en Bogotá eran las 4:00 de la mañana, tuvo que esperar para compartir su emoción con ellos. “Mi hermana Ivana llegó de una fiesta, despertó a mis papás y les contó, y ahí mismo me llamaron”. 
Esta era la primera vez que Samy entregaba un anillo, aunque ya había estado casado antes con la modelo venezolana María Luisa Flores. “Cuando me casé tenía 22 años, era un niño y desafortunadamente terminé haciéndole mucho daño. Fue una locura de pelado, era un amor pasional, pero al final no había bases de nada”, cuenta Samy. El matrimonio duró solo diez meses. Tiempo después tuvo una sonada relación con la actriz Kathy Sáenz, que no llegó al altar, pero de la que nacieron dos hijas: Shenoa y Alana. Y finalmente hace seis años se ennovió con Martina. “Después de una relación tan larga había que dar el siguiente paso. Ella nunca me presionó para que nos casáramos, la idea nació de mi inquietud de qué voy a hacer con mi vida: quiero envejecer al lado de alguien o tener una novia eterna”, cuenta Samy.
La boda será el 20 de mayo de 2016 en una isla de mil habitantes, fuera del país, de la que todavía no quieren revelar el nombre. “No me imagino casándome en un lugar que no sea la playa. Escogimos esa fecha porque es la mejor temporada climática y porque ese día hay luna llena”, dice Martina. El dress code será sin zapatos y va a tener más o menos 400 invitados. “Lo único que le pedí a mi papá y a mis suegros fue que invitaran a los amigos más cercanos, no quiero que se convierta en un evento social”, algo difícil de lograr con dos familias tan queridas por la sociedad bogotana.
Su unión se realizará con un ritual que combina sus dos religiones: la judía, de Samy, y la católica, de Martina. El papá de él, Jean Claude Bessudo, nació en Francia pero tiene raíces turcas; la familia de Martina, de origen libanés, es católica maronita. “Para mí todas las religiones se basan en lo mismo: el respeto a los demás. Yo sé que existe un Dios que no sé cómo se llama, o sea que da igual”, aseguró la feliz novia. La pareja legalizará su compromiso en Colombia con un matrimonio civil, que puede ser antes o después de su fiesta en la isla.
A seis meses de la boda, los novios ya empezaron con los preparativos. “Yo soy muy organizada, hice un cuadro de Excel por colores con todo lo que tengo que hacer”, dice Martina. Ya eligió el diseño de su vestido de novia que quiere que se lo confeccione un colombiano, aunque aún no ha decidido quién. Después de la boda, Martina se mudará a la casa de Samy, a las afueras de Bogotá, donde vivirán rodeados de naturaleza y con sus perros Akena y Balú. “Obviamente, tenemos que remodelarla porque ni siquiera tiene clóset”, dice Martina, quien está abierta a vivir nuevas experiencias. Quieren tener hijos, pero en dos o tres años, después de gozar a pleno su matrimonio. 
Samy es presidente de Aviatur y por eso viajan mucho. Han estado en Papúa, Nueva Guinea; Marruecos; Croacia, y gran parte de Europa. Ninguno de los dos puede decir cuál es el mejor destino que han visitado pues siempre la pasan increíble. “A los dos nos gusta conocer la esencia de las ciudades a donde vamos, y no quedarnos solo con los sitios turísticos”, dice el joven empresario. Prefieren los planes que incluyan naturaleza como los Parques Nacionales Naturales de Colombia, donde pueden caminar entre cascadas y tomarles fotos a los animales. Él es aficionado a la fotografía y Martina es una buena “modelo”. 
Cuando están en Bogotá les gusta pasar tiempo con sus familias. Los papás de Martina, Olga Lucía Londoño y el reconocido neurocirujano José Antonio Hakim, adoran a su yerno. Aunque al principio, cuenta Martina, les costó trabajo entender el noviazgo por todo lo que había vivido él y por la diferencia de edad. Ella tiene 25 y él 35. Se conocieron cuando ella estaba terminando su bachillerato en el Colegio Nueva Granada de Bogotá. “Nos ennoviamos antes de que yo entrará al CESA a estudiar administración de empresas, me gradué, llevo dos años trabajando y todavía seguimos juntos”, dice Martina. 
Ella siguió la tradición cafetera que inició la familia Londoño hace cien años, y es la mano derecha de su mamá con su marca Xue Café: gerencia la boutique que tienen en el aeropuerto El Dorado en Bogotá, donde venden las más exquisitas variedades del grano que cultivan en una finca en Caicedonia, Valle. Además, se encarga de la página web y del arte de la empresa. En la actualidad exportan café verde a Corea, Japón y Australia, y en el primer semestre de 2016 llegarán a Pekín con un formato de pequeñas tiendas, que luego extenderán a Shanghái y Guangzhou. Su novio la apoya en todos estos proyectos y la aconseja, aunque los dos se mueven en universos muy distintos. 
Sin duda, el matrimonio de esta pareja de exitosos empresarios dará mucho de que hablar el próximo año.
LO MÁS VISTO