Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Rubén Salazar: ¡Habemus Cardenal!

Rubén Salazar: ¡Habemus Cardenal!

Revista Jet-Set

El 24 de noviembre, en una solemne ceremonia en la Basílica Vaticana, el papa Benedicto XVI invistió a Rubén Salazar como cardenal de la Iglesia católica. Con esta distinción, el arzobispo de Bogotá, de 70 años, entró a la élite eclesiástica que elegirá al próximo pontífice.
Rubén Salazar recibe el capello cardenalicio de manos del papa Benedicto XVI. El cardenal colombiano vistió una sotana roja que le confeccionó el mismo sastre que le hace las sotanas al Santo Padre.Foto: Cortesía Paula López
Por: 14/12/2012 00:00:00
Después de once años el país vuelve a tener un cardenal. Rubén Salazar Gómez es el único latinoamericano del grupo de seis prelados elegidos por el Santo Padre para conformar el Colegio Cardenalicio. De los seis, dos son americanos, tres asiáticos y uno africano.

Durante el Consistorio, Benedicto XVI les entregó a los altos jerarcas de la Iglesia sus anillos y el tradicional capello rojo, los dos signos de la dignidad cardenalicia. Además, en la ceremonia recordó que llevan vestiduras rojas porque deben estar preparados para defender la fe “hasta el derramamiento de su sangre”. Rubén Salazar vistió una sotana confeccionada en la casa Euro Cleros de Roma, por el mismo sastre que cose las sotanas al sumo pontífice.

Una delegación colombiana de cien personas, entre familiares, amigos y colaboradores en el clero, acompañaron al también presidente del Episcopado en su designación, que es la más alta dignidad a la que todo sacerdote puede acceder. Entre ellos estaban Germán Cardona, embajador de Colombia en el Vaticano; Paula López Espinosa, directora de la fundación Jóvenes del Cenáculo, y Rodrigo Noguera, rector de la Universidad Sergio Arboleda.

En el rezo del Ángelus, el sumo pontífice se refirió a la universalidad de la Iglesia y pidió, en español, la intercesión de la Virgen María y de la monja Maria Troncatti, beatificada en Ecuador, para que Jesucristo “ilumine y fortalezca con su gracia” al cardenal colombiano.

Después del rito religioso, en la tarde, se realizó una recepción en la Sala Real del Palacio Apostólico, donde los asistentes dieron el protocolario saludo a los nuevos cardenales. De esa manera, el Colegio Cardenalicio queda compuesto por 211 purpurados, de los cuales 120 pueden participar en un eventual cónclave al ser menores de 80 años. Los otros 91, como establece la normativa vaticana, aunque no les es permitido asistir a la elección, sí pueden ser elegidos.

El sacerdote Pedro Mercado, secretario adjunto de la Conferencia Episcopal colombiana, quien asistió a la ceremonia, le dijo a Jet-set que tener a un hijo de Colombia como miembro del Colegio de Cardenales es un suceso histórico y de gran relevancia para el país. “Rubén Salazar es el octavo jerarca de la Iglesia colombiana en ostentar esa dignidad, que lo ubica como uno de los consejeros más cercanos al papa”. Mercado describe a Salazar como un hombre sencillo a quien no le gusta figurar, familiar, culto, gran lector y con una vida dedicada al trabajo.

“Se levanta diariamente a las cuatro de la mañana, hace un largo rato de oración y empieza a atender en sus audiencias a los sacerdotes y a las personas que llegan a comentarle sus problemas. Visita mucho las parroquias y siempre encuentra tiempo para dedicarle a la gente que lo necesita”. Habla seis idiomas, es amante de la cultura clásica y gran conocedor del latín, el griego clásico y el hebreo bíblico. Consumado melómano, experto como pocos en música clásica, es fiel oyente de la BBC de Londres y de la Deutsche Welle de Alemania. Es además un apasionado de las causas sociales: su banco de alimentos atiende diariamente a miles de bogotanos de escasos recursos.

El cardenal Salazar acaba de crear su cuenta en Twitter, @cardenalruben, para estar conectado con sus fieles. “Queridos colombianos, nadie ni nada podrá separarnos del amor de Dios. Unidos también en Twitter construyamos la paz”, escribió en el primer mensaje.
LO MÁS VISTO