Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El escritor Robert Kiyosaki le contará a los colombianos cómo llegar a ser millonarios

El escritor Robert Kiyosaki le contará a los colombianos cómo llegar a ser millonarios

REVISTA JET-SET

El autor del best seller financiero Padre rico, padre pobre dictará una conferencia el 23 de mayo en Barranquilla, en la que contará cómo pasó de ser un niño austero a millonario. A través de The Rich Dad Company, el ejecutivo revela la fórmula para ganar dinero sin morir en el intento.
Robert tuvo dos padres: el biológico, que era un maestro de escuela; y otro adoptivo, que se convirtió en uno de los hombres más ricos de Hawái y le enseñó la fórmula para hacer dinero.
Por: 9/4/2015 00:00:00
Robert Kiyosaki es un profeta en el mundo de las finanzas. Este hawaiano revolucionó el mercado editorial en 1997 cuando publicó el best seller Padre rico, padre pobre que se convirtió en una serie de 18 libros de los que ha vendido más de 30 millones de ejemplares en 109 países. Robert es hijo de un director de escuela que lo formó en la austeridad pero tuvo un papá adoptivo, que en realidad era el padre de un amigo del colegio, quien le enseñó cómo ganar dinero. Ha escrito dos libros con el magnate Donald Trump, desarrolló una línea de juegos, es coach y dicta seminarios por todo el mundo. Según la página CelebrityNetWorth.com su fortuna asciende a 80 millones de dólares. “Soy millonario y tengo una mujer bellísima, ¿qué más puedo pedir?”. Así habló con Jet-set. 

¿Pasó algo importante en su vida que lo motivara a escribir Padre rico, padre pobre? –El primer evento que sentó las bases para Padre rico, padre pobre fue ver a mi madre llorando sentada en la mesa de la cocina mientras miraba la pila de facturas por pagar. Mi padre se ganaba bien la vida y mi madre era enfermera, sin embargo nunca aprendieron a ser inteligentes con su dinero, a tomar decisiones racionales e invertir para el futuro. El segundo evento fue la pregunta que le hice a mis maestros cuando tenía 9 años: “¿Cuándo vamos a aprender sobre el dinero?”. Como nunca tuve respuestas me puse en el camino de obtenerlas yo mismo. La mayoría de gente no sabe que el libro Padre rico, padre pobre fue escrito como un folleto para mi juego de mesa Cashflow 101

De joven tuvo una vida muy austera. ¿Qué situaciones vivió antes de llegar a ser un hombre rico? –Yo fui un niño feliz hasta que me di cuenta de que éramos pobres. Esa es una lección difícil para un niño, especialmente cuando las familias de sus amigos tienen dinero. Yo sabía que quería ser adinerado y por eso pasar tiempo con mi padre rico era tan importante. Quería aprender lo que los ricos les enseñan a sus hijos y cómo gastaban su dinero. 

¿Tenía alma de negociante desde niño? –Siempre he sido un emprendedor y negociante. Cuando era niño coleccionaba tubos de pasta de dientes y derretía las tapas para hacer monedas, antes de darme cuenta de que esto se llamaba “falsificación”. Poco después, vi una oportunidad de hacer fortuna dando a mis amigos la posibilidad de leer libros de historietas en una especie de biblioteca sin tener que comprarlos. Hoy en día me deleito con el concepto de capitalismo y el sistema de la libre empresa en el que, para tener éxito, debo entregar un mejor producto a un mejor precio. Así prosperan los empresarios.

 ¿Cuál es la receta para ser millonario? –Por mucho tiempo he sido un estudiante de Richard Buckminster Fuller y una de sus enseñanzas es: “Cuanta más gente sirvo, más eficaz soy”. Pienso también en el consejo que Donald Trump siempre da: “¡No pierdas el impulso!”. También decía: “Haz lo que amas”. Ciertamente, la generosidad es una parte de mi fórmula para convertirse en millonario. Cuando uno está corto de dinero lo mejor es dárselo a los demás y volverá a uno en caudales.

Siempre nos enseñaron que para ser exitoso había que estudiar, trabajar y ahorrar. ¿Nos engañaron? –No hay nada de malo en estudiar y trabajar. La diferencia está en si uno trabaja por un sueldo o para construir un negocio. Las reglas cambiaron desde que nuestros padres y maestros aprendieron las lecciones de dinero, hoy en día el ahorro es un concepto anticuado. Con las bajas tasas de interés actuales, ahorrar es un caso perdido. No hay que poner todas las ganancias en una casa o en un auto para uso propio, como hacen los pobres y la clase media, sino hacer que ese dinero rinda frutos, y con las ganancias quizá comprarse algo. Nunca nadie será realmente rico como empleado. A veces conviene mantener el trabajo por un tiempo y poner el sueldo a producir.

¿Si tuviera que dejar una sola enseñanza cuál sería? –Que los ricos no trabajan por dinero. Ellos trabajan para encontrar maneras de que su dinero trabaje para ellos, a través de las inversiones e ingresos pasivos. El camino hacia la libertad financiera, que esto representa, comienza con la educación. Se inicia con el aprendizaje del lenguaje financiero.

¿En qué recomienda invertir? –Soy reacio a hacer recomendaciones porque necesitaría saber mucho acerca de la situación financiera de cada persona. Yo invierto en oro y plata, así como en la industria de la minería, petróleo, gas y bienes raíces. Hay dos factores que influyen en nuestras inversiones: flujo de caja y ramificaciones fiscales. Un buen asesor y estratega fiscal es una persona clave en nuestro equipo y nos ha guiado a través de un código tributario complejo ayudándonos a tomar ventaja de las múltiples formas en la que los inversores pueden hacer lo que el gobierno necesita, crear empleos y vivienda asequible, y disfrutar de beneficios tributarios a cambio. Rara vez invierto en mercado de valores porque no tengo el control.

 ¿Qué hobbies tiene un millonario como usted? –Me gusta cazar y respeto la disciplina y el entrenamiento que esto requiere. También soy un ávido lector y disfruto aprendiendo acerca de la economía global, la historia, cómo se puede predecir el futuro, y las lecciones de los empresarios exitosos. Sigo retándome para encontrar nuevas e interesantes formas para que más y más personas se liberen del temor y la preocupación de no tener suficiente dinero. La gente que evita el fracaso, también evita el éxito. 

Ahora que muchos negocios se hacen a través de Internet, ¿qué tan bueno es para la tecnología? –Aunque tengo un gran respeto por la tecnología, no me considero un sabio tecnológico. Mi padre rico solía decir: “Si eres la persona más inteligente de tu equipo, tu equipo está en problemas”. El presidente de The Rich Dad Company tiene un fuerte legado en tecnología y ha implementado sistemas y procesos que se apalancan en los medios digitales. Nuestros juegos Cashflow ahora están disponibles en línea y hemos desarrollado una plataforma llamada Embrague para entrar en el campo de la educación on-line.

¿Qué tanto influye su esposa en su éxito? –Kim es tan exitosa como hermosa. Hemos pasado por momentos difíciles juntos, sobre todo en nuestros primeros años, y ella tiene una fuerza que admiro. Cuando viajamos se le acercan mujeres que quieren tomar el control de su futuro financiero y comenzar el proceso de la educación que les ayudará a hacerlo. Kim es una mujer rica que enseña a otros cómo pueden tomar medidas para crear la vida que quieren para sí mismos y sus familias.


LO MÁS VISTO