Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Raquel Glottman: desnudos bajo el agua

Raquel Glottman: desnudos bajo el agua

Revista Jet-Set

La hermana melliza de la periodista Dora Glottman es fotógrafa y exhibe su trabajo en la Galería Cero en Bogotá, desde el 12 de marzo hasta el 3 de abril. Su fuerte son los desnudos subacuáticos y las imágenes del mar de Miami.
Raquel es fotógrafa y profesora de yoga. Sus imágenes en el agua representan un viaje a la profundidad de los sueños y a los diferentes estados de ánimo. Foto: ©Juan Manuel García/14
Por: Edición 27812/3/2014 00:00:00
Para Raquel esta exposición es un reencuentro “maravilloso” con Colombia, país que abandonó hace 20 años cuando su padre, Jaime Glottman, uno de los empresarios más prósperos de su época, entró en bancarrota. Después de nacer en cuna de oro, ella y sus hermanos tuvieron que irse a vivir al exterior y trabajar duro para pagar sus estudios. Raquel se graduó con honores en la School of Visual Arts de Nueva York e hizo una maestría en fotografía en la Universidad de Miami. Pasó muchos años sin venir al país, pero ahora quiere retomar sus vínculos. “En Colombia siento la tierra diferente a como la siento en otros lugares, hay mucha pasión y sensualidad aquí. No me cierro a la idea de volver a vivir algún día en Bogotá”. Dice que le encantaría hacer un viaje por el país con sus cámaras y retratar la naturaleza y los mares. “El Pacífico es muy dramático, tiene otra personalidad, es más turbulento”.

La exhibición que desde el 12 de marzo presenta en la Galería Cero, en Bogotá, se llama Participación Mystique, y hace referencia a un término del psicoanálisis que, según Raquel, tiene que ver con proyectarse en lo que uno ve. “El tema gira básicamente alrededor del agua como simbolismo del inconsciente y del mundo de los sueños”. Es una instalación de 4,5 metros de 17 fotografías de olas que se pueden reorganizar de distintas formas. La muestra también incluye diez fotos subacuáticas de modelos desnudos, una compleja técnica en la que trabaja hace varios años y que ha ido perfeccionando con el tiempo.

La curadora de la muestra es la reconocida gestora cultural Estefanía Sokoloff quien dice: “la obra de Raquel Glottman explora las fronteras de la sensualidad, sometiendo a dos fuerzas caprichosas de la naturaleza, como el agua y la feminidad, a su experticia como fotógrafa. Su propuesta es dinámina, muy sexy y sobre todo llena de buena energía”. Los precios de las fotos oscilan entre dos y diez millones de pesos. En la apertura de la exposición, Jack, el hermano de Raquel, quien es jazzista, interpretará algunas canciones.

“Además de fotógrafa, Raquel es profesora de yoga desde hace más de 17 años y tiene un culto especial por la figura humana, que es el tema de la mayoría de sus fotos. Algunos de sus alumnos son los mismos modelos que posan para sus imágenes. “El yoga, la meditación y el arte son mi forma de vida, las tres practicas están entrelazadas y basadas en un camino hacia el conocimiento personal dándole expresión a los sentimientos existenciales más profundos. La intención es la misma: crecimiento, evolución y aceptación de lo que somos”, dice. En el verano viajará a Mallorca, España, a hacer un retiro de Yoga Detox en el que durante diez días solo consumirá jugos orgánicos y hará varias terapias alternativas. Hija de un judío y una católica, Raquel siempre se ha preocupado por alimentar su vida espiritual: “para crear uno necesita tener la mente relajada”, agrega. Es separada y tiene una hija de 11 años, Catalina, que heredó su vena artística, canta y asiste a clases de baile. “Ella vive muy orgullosa de mi trabajo. Me asesora cuando tengo una duda”. Raquel quiere seguir haciendo proyectos en Colombia, dice que le gustaría trabajar en el área editorial o montar más exhibiciones. “Siento una conexión muy especial con este país y me ilusiona poder mostrar aquí mi trabajo”, concluye.
LO MÁS VISTO