Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

¿Qué hubo entre Eileen Roca y Emilio Tapia?

¿Qué hubo entre Eileen Roca y Emilio Tapia?

Revista Jet-Set

La detención del contratista Emilio Tapia, conocido por el caso del carrusel de las contrataciones en el gobierno de Samuel Moreno, reavivó el chisme de su supuesta relación amorosa con la ex señorita Colombia, Eileen Roca Torralvo. La joven, quien hace de antagonista en la novela ¿Dónde carajos está Umaña? decidió enfrentar los rumores que mortifican a sus padres y a su verdadero novio.
Cuando la prensa publicó las primeros chismes acerca del supuesto romance entre Eileen Roca y Emilio Tapia, la exreina los tomó de manera folclórica. Pero luego, cuando él fue detenido, se encargó de desmentirlos. Foto: Imagen Reina/12.
Por: 9/8/2012 00:00:00
A comienzos de este año, en plena celebración de las corralejas de Sincelejo, el país volvió a saber de la señorita Colombia del 2006, Eileen Roca Torralvo. La joven, quien se había marginado de la vida pública por sus estudios de actuación en la academia Nueva York Film, regresó al sonajero mediático por cuenta de un rumor que la involucró afectivamente con Emilio Tapia, considerado el zar de la contratación pública. Hoy está detenido por el caso de los Nule y el exalcalde Samuel Moreno.

Algunos medios dijeron que los días anteriores a su detención, la exreina de belleza y actriz se convirtió en un gran soporte que lo ayudó a sobrellevar los señalamientos de la justicia. Aunque el mismo contratista desmintió los rumores en la revista Dinero, la prensa rosa y política los siguió involucrando afectivamente. Eileen, considerada como uno de los grandes aciertos de la telenovela ¿Dónde carajos está Umaña? por su papel de Belinda, decidió enfrentar estos chismes que por poco mandan al traste su relación con el empresario Juan Pablo Silva. Así habló con Jet-Set.

¿Por qué se dice que usted es la novia de Emilio Tapia? -En enero, fui a las corralejas de Sincelejo sin mi novio, el empresario Juan Pablo Silva. Mi familia y yo nos unimos a Tapia y su combo de amigos. Primero estuvimos en las corridas de toros y luego en el baile del Club Sincelejo. Allí, hubo un momento en que me acerqué a la mesa donde estaba él. La gente empezó a vernos.

¿Usted lo conocía?
-Sí, es conocido de mi novio Juan Pablo, quien me lo presentó hace unos dos o tres meses antes de las corralejas. Yo no sabía quién era. En las parrandas, los cantantes le mandaban saludos al ‘señor de las carreteras’, como le decían. Por ignorante, me metí en el ojo del huracán.

¿A Juan Pablo le molestó el chisme de su supuesto noviazgo con Tapia?
-Le molestó y le sigue molestando. Cuando le conté que estaba con Emilio Tapia en las corralejas de Sincelejo, él me advirtió que se iba a armar semejante polémica. Y, preciso, pasó.

¿Por qué no le puso atención?
-Hasta le discutí porque no había nada malo en que él estuviera con nosotros. Coincidió con que la novia de Emilio tampoco estaba ese día. Parece que habían peleado.

¿Fue fuerte la discusión con Juan Pablo? -Me dijo que no quería que su novia estuviera de boca en boca. Después de eso, solo nos distanciamos tres días.

¿La novia de Emilio, Natalia Morales, le hizo algún reclamo?
-Le escribió a Juan Pablo para alertarlo acerca del chisme. Le dijo que Emilio y yo estábamos juntos. Juan Pablo la tranquilizó diciéndole: “Yo sé que se han visto en Sincelejo. Eileen me contó”.

¿Emilio y usted se volvieron a ver? -Sí. Emilio Tapia habló con Juan Pablo acerca del inconveniente y le sugirió que iba a dar una entrevista para desmentir los rumores, tal como lo hizo en la revista Dinero.

¿Siguieron parrandeando con Emilio Tapia? -Sí, con los amigos que tenemos en común en Sincelejo y Valledupar.

¿Visitó a Emilio en su sitio de reclusión? -No, pero he llamado a sus amigos para darle la voz de apoyo. Jamás le deseo mal a nadie.

¿Qué lección le deja este episodio? -No volver a dar papaya nunca más en la vida.

Muchos periodistas siguen alimentando el rumor de Tapia y usted… -He estado en muchos chismes, pero este ha sido complicado por el componente político.

El tema del carrusel de la contratación ha sido muy sensible entre los cibernautas…
-Me mandan mensajes horribles al Twitter. Me llaman a insultarme. Hasta me hicieron una llamada intimidante para decirme: “Mocita de Emilio, te vamos a quebrar”. Horrible y repudiable.

La gente sigue mirando con lupa el comportamiento de las exreinas…
-No nos perdonan los errores. Después del reinado uno regresa a la vida común y corriente.

Cuando se metió en el mundo de los reinados, ¿alguien le hizo una clara advertencia de que se iba enfrentar a los chismes?
-Ojalá. Con los primeros chismes aprendí que tenía que preparar a mis padres, puesto que sufren con esos comentarios. En mi reinado se deprimían.

¿Qué decían como para deprimirse?
-Que yo tenía cara de caballo y que era lesbiana. Lo de Emilio Tapia los afectó porque la gente que no me conoce da por hecho el cuento del romance, como muchas personas de la sociedad de Valledupar.

¿Le gusta rodearse de gente con dinero? -Siempre he estado con gente bien socialmente. Pero yo veo otras cosas en las personas. En el plano afectivo busco hombres detallistas y que estén a la par mía en la parte laboral.
LO MÁS VISTO