Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Harry y Cressida Bonas. Compromiso a la vista

Harry y Cressida Bonas. Compromiso a la vista

Revista Jet-Set

Las primeras apariciones del príncipe inglés y su novia en público desatan rumores de que el anuncio de su matrimonio está cada vez más cerca.
Cressida, de 25 años, y Harry, de 29, causaron sensación en todo el mundo al asistir al estadio Twickenham, de Londres, donde se jugaba el partido de rugby entre Inglaterra y Gales. Era una de las primeras ocasiones en que se dejaban ver juntos, luego de mantener su relación velada para la prensa por dos años. Foto: Reuters
Por: Edición 27926/3/2014 00:00:00
Cressy, como la llaman sus amigos, se aburrió de vivir en la sombra y se lo hizo saber a Harry: “quiero que me vean contigo. No me molestaría ser más visible”, le dijo, según el Daily Mail, de Londres. El príncipe, hijo menor de Carlos de Gales, estuvo de acuerdo y por eso la pareja ha empezado a aparecer en actos y lugares públicos, luego de mantener su noviazgo oculto por dos años.

Si antes era raro toparse con fotos de ellos juntos, de ahora en adelante se convertirán en el plato de cada día, tal como sucedió con William, el hermano de Harry, y su hoy esposa Kate Middleton. La primera salida al ruedo del príncipe pelirrojo y Cressida ocurrió en el We Day, evento de caridad para los jóvenes en el estadio de Wembley, donde se les vio muy amorosos en las gradas. Cuando el príncipe daba un discurso ante los 12 mil asistentes, ella lo aclamó a voz en cuello. “Fue muy lindo”, le dijo un testigo a Us Weekly, mientras otro narró que cuando él regresó a sentarse, ella se lanzó a sus brazos y lo besó.

La ocasión tomó por sorpresa a los reporteros de la prensa rosa de Londres y por eso pocos pudieron captar este verdadero suceso, pero días después se dieron gusto con esta nueva actitud de la pareja, que no pasó inadvertida en el partido de rugby entre Inglaterra y Gales en el estadio Twickenham, al que asistieron cerca de 70 mil espectadores. Todo estaba dicho: los novios estaban dispuestos a que por fin se registrara su amor, pues dada la importancia del partido, se encontraban allí fotógrafos de todos los diarios locales y agencias internacionales. Al día siguiente, el prestigioso Times publicaba la foto de los dos en primera plana, mientras que Reuters, AP y AFP, entre otras centrales de noticias, distribuían el reportaje a sus abonados alrededor del mundo.

“Aquello no fue una coincidencia. La sonrisa de Cressida (quien miraba embelesada al príncipe) manifiesta la resolución de una mujer que ha dejado atrás sus temores de salir con un miembro de la familia real y está lista para seguir adelante con lo que se ha convertido en una sólida relación”, afirmó el Daily Mail.

El periódico relató que este fue solo el abrebocas, pues Harry, cuarto en la línea de sucesión al trono británico, y su novia, planean muchas más salidas. En mayo, por ejemplo, tomarán parte en un tour benéfico que concluirá con la subida al monte Matterhorn, en Suiza. Es una pequeña aventura, dijo el Mail, pero un gran paso para Cressie, sostienen sus amigos.

Otras fuentes le revelaron al tabloide que en los círculos de la realeza se especula sobre el anuncio del compromiso matrimonial para este fin de año o comienzos del próximo, ya que a punto de cumplir sus 30, en septiembre, él ya quiere sentar cabeza.

Los amigos del nieto de la reina Isabel II, por su parte, les han hablado a los medios acerca del cambio radical que se ha operado en él gracias a Cressie, miembro de una aristocrática familia con viejos nexos con la realeza. Conocido por sus desatinos y locas parrandas, se ha vuelto más responsable, al punto que frecuentemente la reina lo envía como su representante a actos importantes como las honras fúnebres a Nelson Mandela en la Abadía de Westminster. Su novia, quien dejó su carrera de bailarina y ahora trabaja en el área de mercadeo de un teatro, en vista del vuelo que ha tomado su noviazgo con un Windsor, es muy estricta con él: “no seas tonto”, bromea en las reuniones, o le dice: “deja ese trago”, pues no le gusta que tome mucho alcohol o sea ruidoso”, relató un informante.

Al igual que William en el hogar de los Middleton, Harry ha encontrado calor de hogar en la casa de Cressida, donde suele asistir a asados y cumpleaños. En la pasada Navidad, por ejemplo, cuando vio que le tenían regalos, se conmovió hasta las lágrimas. Lady Mary-Gaye Curzon, mamá de Cressie, está encantada con Harry y es la que más apoya el noviazgo.

Cressida, de otro lado, pasa casi todas las noches en el apartamento de Harry en el palacio de Kensington y para el Daily Mail, a ella le espera una invitación al castillo de Balmoral este verano, donde posiblemente será presentada a la reina. “Esta visita es un rito de iniciación para las novias reales”, concluyó el diario.
LO MÁS VISTO