Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Vanessa de la Torre y Dora Glottman, cómplices y colegas de la radio

Vanessa de la Torre y Dora Glottman, cómplices y colegas de la radio

REVISTA JET-SET

Estas talentosas mujeres conducen Mañanas Blu, uno de los programas con más oyentes de Blu Radio. Son amigas desde hace muchos años, se dan consejos para la crianza de sus hijas, les gusta el periodismo internacional y comparten el amor por Barack Obama.
Dora bromea con que ella es la hermana mayor de Vanessa. Se llevan siete años, las dos son mamás de dos hijas pequeñas, les gusta la música de plancha y tomar vino.
Por: Revista Jet-set.8/3/2017 11:38:00

Hace nueve años estas dos periodistas compartían la pasión por el oficio y una era jefe de la otra. Dora era la editora internacional de Noticias Caracol y Vanessa le enviaba las notas que hacía desde la Casa Blanca en Washington, donde además hacía una maestría en Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Georgetown.

Ahora, curiosamente, los papeles se invirtieron y es Vanessa la que dirige a Dora en el programa radial Mañanas Blu, que se transmite de lunes a viernes y es uno de los más oídos en la franja matutina. Hablan de lo divino y de lo humano, del Carnaval de Barranquilla, del escándalo de Odebrecht, la ingesta de antibióticos y de la “metida de pata” de los Premios Óscar. “Nos reímos mucho, hablamos el mismo idioma, aprendemos de temas rarísimos y nos damos cuenta de que somos unas romanticonas cursis, ponemos música de plancha y suspiramos”, cuenta Dora.

Lea también: Los mejores memes del error de los Óscar

En los últimos tres años han sido compañeras de cabina, antes hacían juntas Mundo Blu, los domingos en la mañana, pero Vanessa renunció hace un mes y quedó solo Dora. “Me hace mucha falta, el programa sin ella tiene otra velocidad”.

Ahora en el nuevo espacio aprovechan al máximo los minutos frente al micrófono para “dar a conocer los colores del alma”, según Dora, quien explica que en este medio hay más tiempo para expresar las emociones y opiniones propias, lo que no pasa en televisión. “La radio permite que el corazón del periodista salga a flote”, añade. Además, se pueden ‘gozar’ al personaje que entrevistan como lo hicieron con la cantante española Rosana, con quien corearon canciones que las hacen llorar en sus charlas bohemias, al calor de un buen vino tinto y frente a una chimenea.

Foto: Karen Salamanca. Producción: Carolina Álvarez Tavera. Maquillaje: Daniela Londoño. Locación: Roche Bobois.

Hablar con ellas es entretenido. Parecen niñas chiquitas que cuentan emocionadas sus aventuras. Dicen que comparten el mismo sentido del humor, el amor por Barack Obama, la admiración por Jackie Kennedy, el gusto por Coco Chanel, la obsesión por mujeres libres y vanguardistas como Frida Kahlo o Marilyn Monroe, y son seguidoras de las desgarradoras rancheras de Chavela Vargas.

Ambas sueñan con recorrer el mundo y disfrutan de los planes sencillos como ir a la finca en Anapoima, hacer un pícnic en familia, o pasar una tarde de compras con sus hijas. “Desbaratamos el mundo y lo arreglamos", dice De la Torre.

Lea también: Vicky Dávila vuelve recargada a la radio

Aunque reconocen, casi en coro, que Vanessa es mucho más extrovertida y racional, mientras que Dora es más pausada, emotiva y sentimental. “En la vida cotidiana hay un montón de retos, problemas y complicaciones. Yo soy cero dramas, veo las cosas blancas o negras. En cambio Dora le mete corazón a todo”, dice Vanessa, antes de que su amiga la interrumpa para dejar claro que “nos va bien en todos los aspectos porque tenemos una infinita compinchería, nos conocemos los secretos, las tristezas y las alegrías”.

Verlas interactuar hace evidente lo cómplices que son. Se chatean desde las cinco de la mañana y procuran que sus conversaciones no sean solo de trabajo. “Hablamos de cualquier cosa, podemos comentar el vestido de una primera dama o las joyas de Letizia Ortiz”, cuenta Vanessa.

Foto: Karen Salamanca. Producción: Carolina Álvarez Tavera. Maquillaje: Daniela Londoño. Locación: Roche Bobois.

Sin problema, una le dice a la otra que su chaqueta le parece fea, que está demasiado maquillada o que está muy peinada con su nuevo corte de pelo. Admiten que los siete años de edad que las diferencia no son un problema. “Yo soy como la hermana mayor, pero es ella quien me termina de educar. Cuando nos ven juntas en el canal nos llaman concierto para delinquir”, asegura Dora, riéndose.

Las dos vivieron la experiencia de la maternidad casi al tiempo y se aconsejan la una a la otra de cómo criar a sus hijas. Tanto que fue Vanessa quien le propuso a Dora bautizar a su hija menor Malka. La presentadora del noticiero del mediodía es fanática de los nombres judíos, por eso convenció a su amiga y exjefe de que la llamara de esa manera. “Así se llamaba la mamá de un amigo de la familia que llegó a Colombia huyendo de la guerra. Ella me enseñó a cocinar, era como una abuela para mí. La recuerdo con mucho cariño”, agrega. Sin embargo, Dora dice que no fue sencillo convencer a su esposo y que aprovechó el momento del parto para pedírselo pues sabía que en ese momento no le iba a decir que no. “Somos como una gran familia, concluye Vanessa.

LO MÁS VISTO