Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Patricia Rodríguez viólame suavemente

Patricia Rodríguez viólame suavemente

Revista Jet-set

La joven libretista arrasa en las librerías con una obra que, asegura, escribió desde la ficción. Viólame suavemente, el crudo relato de un violador y su víctima, llega con el boom de la literatura erótica y, con solo dos meses de publicado, ya vendió cerca de mil copias.
A Patricia, el interés por escribir este libro se lo despertó la historia de un amigo que le contó que había sido violado. Foto: ©Imagen Reina/13
Por: Edición 26429/7/2013 00:00:00
“El día que me violaron era el día más hermoso del año; después de una larga temporada de lluvias hacía sol, el cielo era azul y estaba pintado de nubes blancas; el clima empezaba a calentar después de días de frío y la gente parecía más feliz que de costumbre. Las nubes las recuerdo bien porque fueron lo último que vi al caer al piso cuando mi violador me dejó indefensa a sus antojos”, así comienza el polémico libro Viólame suavemente, de Patricia Rodríguez, que fue uno de los más vendidos de la pasada Feria del Libro de Bogotá.

El éxito de la novela, que está a punto de agotar su primera edición, se debe en gran parte a la voz del violador que narra sus crímenes sin pudor. “No quería mostrar el perfil de un psicópata, quería meterme en la cabeza de un hombre que no necesariamente tiene problemas mentales y entender por qué lo hace. Al final no lo justificas, pero sí lo entiendes”. En el libro escribe: “No todos los violadores somos tan mala gente, hay peores: están algunos curas que aparte de pedófilos son gays… Somos mejores hombres que muchos, nosotros por lo menos ponemos la cara, otros se limitan a usar su poder para obligar a la secretaria a que se lo dé, lo mío es puro y sin rodeo, me siento mejor que aquel que engaña, abusa y se aprovecha de la situación”.

Para Patricia lo más difícil fue meterse en los zapatos del violador. “Mientras escribía pensaba que yo podía ser fácilmente una de sus víctimas. Como mujer odio a ese personaje, pero como escritora no podía odiarlo, tenía que darle vida”. Antes de sentarse a escribir buscó testimonios por Internet y se sorprendió con la cantidad de foros y páginas de violadores que hablan de manera descarada y vanidosa. Entrevistó a varios de ellos en la cárcel. Le impresionó especialmente el testimonio de un campesino de 50 años que violó a una niña de 5, porque, según él, lo sedujo. “Lo que notaba en la mirada de todos era placer al narrarme lo que hicieron. Era escalofriante”, asegura.

Desde que lanzó el libro, todo el mundo le pregunta si es biográfico y la respuesta es no. “Mi papá me cuenta que sus amigos le cuestionan si está seguro de que a su hija no le pasó nada. Hay mucho morbo alrededor. No es necesario que a uno lo violen para poder hablar de este tema; yo tengo la capacidad de escribir y quería darle voz a las mujeres que no”.

Patricia es libretista desde hace doce años, aparece en los créditos de Jack, el despertador, Así es la vida, Un sueño llamado salsa y Graduados, que pronto saldrá al aire y que protagoniza Kathy Sáenz. Ahora, además, trabaja en la adaptación de Viólame suavemente a la televisión, en una serie de 60 capítulos. Todavía no sabe si conservará el título. “La pantalla es más mojigata, en los libros uno puede ser más abierto porque no es un medio tan masivo. Si yo hubiera bautizado mi novela algo así como ‘Tratado de violación en Colombia’ no la leería nadie”.

Dice que su interés nunca fue hacer apología al delito, como algunos han dicho, sino visualizar un problema. “Vivimos en una sociedad permisiva y machista; validar el comportamiento de un hombre que se lleva a la cama a una mujer con engaños, nos hace cómplices a todos”. En Colombia se estima que cada hora dos mujeres son abusadas y tan solo en Bogotá se registran nueve casos de violencia sexual al día. Según Medicina Legal, en 2012 se denunciaron 4118 casos, 3357 de ellos fueron de niñas o mujeres.

Viólame suavemente llega al mercado en el boom de la literatura erótica. Hace solo un año, la trilogía de las Cincuenta sombras de Grey fue la biblia de las mujeres de todas las edades, en casi todos los idiomas. “Fue un fenómeno en ventas porque es una historia de amor que se resuelve con un final bonito. El sexo vende, pero lo preocupante en mi caso es que una violación venda tanto. Detrás del éxito de Viólame suavemente solo hay un reflejo de que el tema del abuso sexual todavía está por tratarse. Falta mucho por hacer, pero hay un interés social que se puede usar a favor”, dice.

La bogotana, de 34 años y soltera, está en proceso de escribir su segundo libro. “Se enfocará en un tema de la realidad nacional y de interés femenino. A estas alturas ya no me puedo dar el lujo de hacer una novela de cowboys y aliens, tengo que seguir con mi compromiso social”, enfatiza.
LO MÁS VISTO