Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Orson Welles y su lengua viperina

Orson Welles y su lengua viperina

Revista Jet-set

Un nuevo libro revela las poco respetuosas opiniones que el famoso director y protagonista de Ciudadano Kane expresaba de las grandes estrellas, al lado de las cuales vivió la época dorada de Hollywood.
Welles, nacido en 1915, fue el más grande talento de Hollywood a mediados del siglo XX, pero cobró fama de incumplido y por eso los estudios de cine no lo quisieron contratar más. Según el nuevo libro, ello lo predispuso contra todos los que eran más célebres que él hacia el final de su vida. Foto: AP
Por: Edición 26429/7/2013 00:00:00
En medio siglo de carrera en teatro, radio, cine y televisión, Orson Welles cosechó una admiración unánime por parte de sus colegas, quienes prácticamente lo veían como un dios de carne y hueso, algo poco común en un ambiente marcado por los egos y las envidias como el de Hollywood. Sin embargo, él no les correspondía con la misma deferencia, sino que usaba toda la agudeza de su genial inteligencia para desvirtuar, burlarse y ofender a quienes, junto a él, son considerados aún los talentos más memorables de la meca del cine.

Así queda reflejado en My Lunches With Orson, un nuevo libro del historiador del cine Peter Biskind, que recoge las opiniones más retorcidas que el cineasta americano le expresara al también director Henry Jaglom, entre 1980 y 1985, año de su muerte. Cada semana, Welles se reunía con su colega para almorzar y evocar sus vivencias en Hollywood, con miras a una autobiografía. Por ello las charlas fueron grabadas por su interlocutor, pero las cintas cayeron en el olvido cuando la muerte sorprendió a Welles sin concluir el proyecto. Ahora, esos testimonios salen a la luz y no dejan títere con cabeza, incluyendo a verdaderos colosos como Elizabeth Taylor (quien también tenía una lengua de miedo), Laurence Olivier, Alfred Hitchcock o Marlon Brando. Los únicos que se salvaron de las diatribas fueron John Wayne y Rita Hayworth, una de sus tres esposas.
LO MÁS VISTO