Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Orlando Duque vuela por el mundo

Orlando Duque vuela por el mundo

Revista Jet-set

A los 9 años de edad ya desafiaba la gravedad en caída libre. El campeón de la primera Copa Mundo de Clavados de Altura en Rusia le ha dado a Colombia doce de títulos mundiales y es dueño de dos récords Guinness. Desde Hawái recuerda su más reciente triunfo y habla de sus planes.
Orlando Duque Escobedo vive en Honolulu, Hawái, hace 16 años. Desde allí ha construido una carrera que hoy lo destaca como el número uno en su disciplina. Foto: Red Bull Content Pool.
Por: Edición 28925/8/2014 00:00:00
Era domingo y el cielo estaba nublado en Kazán, Rusia. Andrés Orlando Duque Escobedo llegaba a cumplir la cita del 10 de agosto en la final masculina de la primera Copa Mundo de Clavados de Altura. En esas tierras bañadas por el río Volga, el colombiano repetía un ritual que inició tres décadas atrás en los trampolines de la Unidad Deportiva Panamericana de Cali. Antes de lanzarse desde la plataforma de 27 metros, su mente estaba concentrada en la técnica. “Tengo que hacer muchos movimientos en el aire en menos de tres segundos, así que no puede haber ningún otro pensamiento”, aclara Orlando. Los jueces calificaron su salto como el mejor con 601,20 puntos, 22 por encima del segundo lugar. Duque recuerda que solo en lo más alto del podio, con la medalla de oro colgada en su cuello, se dio cuenta de que acababa de lograr algo que creía posible pero muy difícil: “Tenía una sonrisota en la cara cuando miré a mi esposa mientras sonaba nuestro himno nacional”. No era para menos, el caleño acababa de grabar su nombre como el pionero en la lista de ganadores de la nueva copa mundial y de paso le arrebataba la presea dorada a su buen amigo Gary Hunt, diez años menor que él.

Orlando es el más veterano de todos los clavadistas que compiten por el mundo. El 11 de septiembre celebrará en su casa de Hawái su cumpleaños 40, al lado de su esposa y mánager, Catalina Echeverry, “será muy tranquilo con una cena y unos buenos vinos”, dice. El llamado “Rey de las Alturas” llega a las cuatro décadas de vida con toda la energía sumada a la experiencia de ser once veces campeón del mundo, medalla de oro en el Mundial de Natación 2013 en Barcelona, y el dueño de dos récords Guinness: uno, el salto perfecto con el que los siete jueces le dieron diez puntos en la Copa Mundo de Hawái, y el otro, ser el clavadista con más campeonatos en la historia de su deporte.

Mientras se recoge en una cola la melena que lleva muy larga desde los años 90, Orlando cuenta que alista maletas para viajar a Miami a grabar con Univisión unos especiales. El 18 de octubre estará en el cenote mexicano de Ik Kil, en la península de Yucatán para la final del Red Bull Cliff Diving 2014. Por estos días está relajado y tiene tiempo de leer un par de libros: Ethics for the New Millenium y The Tipping Point. Sentados en la mesa frente a un crème brûlée, uno de sus postres favoritos, los dos, campeón y mánager, marido y mujer, planean un viaje de exploración a África en 2015.

Este hombre de 1,75 metros de estatura, que conoció el triunfo desde los 12 años cuando fue estrella de la Selección Valle en el Campeonato Nacional de Clavados en Medellín, no tiene claro cuándo se va a retirar: “Es difícil de contestar porque esta decisión llega muchas veces por las lesiones. A mi edad sigo ganando y disfruto la competencia”.
LO MÁS VISTO