Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Olga Duque de Ospina, la gran anfitriona del Jet-set

Olga Duque de Ospina, la gran anfitriona del Jet-set

REVISTA JET-SET

Sus famosas ‘frisoladas’ convocaron por años en su casa al jet set nacional, pues nadie quería perderse de su sazón o sus historias. Recientemente sus hijos se reunieron para rendirle un homenaje y lanzaron un libro con las fotos e historias más emblemáticas de su vida y obra.
Entre los grandes logros políticos que Olga consiguió, recuerda especialmente que fue ella la primera mujer en gobernar su departamento, el Huila.
Por: Revista Jet-set.8/2/2017 00:00:00

Desde la cuna, la vida de Olga Duque ha estado ligada a la política, pues su padre fue gobernador del Huila y embajador de Colombia en Suiza. El buen ejemplo que le dio la convirtió a ella en una de las mujeres más influyentes de los años setenta y ochenta, le permitió romper esquemas y ocupar importantes posiciones políticas a los que en esa época aspiraban, sobre todo, los hombres.

Fue concejal, representante a la Cámara, gobernadora de su departamento, senadora, ministra de Educación y embajadora ante las Naciones Unidas en dos ocasiones. Además, supo combinar su agitada vida pública con un matrimonio de más de 60 años y una intensa vida social que convirtió su casa en lugar de encuentro entre los políticos, periodistas y empresarios más reconocidos del país.

Olga, cuando era senadora, y Luis Carlos Galán en el Senado de la República un día antes del asesinato del candidato liberal. Foto: Archivo particular.

Este importante legado motivó a Diego y Ximena, dos de sus hijos, a rendirle un homenaje a través del libro Olga Duque de Ospina. La mujer huilense más importante del siglo XX, una exhaustiva recopilación de fotos, anécdotas, testimonios de amigos y archivos de prensa de su vida profesional, sus padres, su familia y sus famosísimas ‘frisoladas’, de las que aún bromea. En los eventos familiares, asegura divertida, que después de haber trabajado tan duro y logrado cosas importantes para Colombia, la gente la recuerda más por sus fríjoles.

Vea también: El álbum de fotos de Olga Duque de Ospina

“Nosotros, su familia, queríamos honrar su trabajo y dejar plasmada su valentía y su esfuerzo, por eso hicimos este libro”, cuenta Diego. Son 282 páginas llenas de imágenes e historias maravillosas que narran la vida de una mujer que nunca tuvo miedo de dar las más duras batallas para defender a las personas con más necesidades. Se educó en una familia diplomática, estudió fuera del país y se casó con Fernando Ospina, hijo del expresidente Mariano Ospina Pérez, de quien se enamoró desde el primer momento en que lo vio.

La misma Olga escribe en su libro Con carácter que fue una relación muy linda que se inició con la complicidad de su suegra, Bertha Hernández de Ospina, quien le enviaba cartas a Lausanne, Suiza, donde estudiaba el colegio. La quería tanto que incluso le insinuó el compromiso de matrimonio antes que el mismo Fernando. Con él conformó una familia que hoy los reconoce como unos padres excepcionales y un modelo por seguir.

La exministra nació en los años treinta en Neiva, allí estudió la primaria y en su juventud viajó a Suiza, donde terminó el colegio.
Además. Foto: Archivo particular.

“Hablar de mi mamá me llena de orgullo, es una gran luchadora y en todas las posiciones que ha tenido, su principal preocupación ha sido siempre ayudar a los demás. Pero también es un gran motivo de satisfacción mi papá, su coequipero. Como hombre él siempre quiso que ella brillara con luz propia”, cuenta con notable emoción Diego, su cuarto hijo. Además, asegura con total seguridad que para él lo más significativo de la carrera de su mamá fue haberles abierto el camino a muchas mujeres y demostrarles a los colombianos que sí es posible ser un político honesto, transparente y entregado a la gente.

No solo sus seis hijos y 11 nietos la piensan con cariño y admiración, también todos esos personajes de la vida pública del país a quienes recibía en su casa durante las ‘frisoladas’ que ofrecía y que se hicieron tan famosas como ella. Presidentes, ministros, periodistas, empresarios y artistas se reunían allí para disfrutar de tardes de amigos y de la gran sazón de Olga. En el libro aparecen apartes de cartas que amigos cercanos le enviaban y que ella guarda como un tesoro en su casa en Bogotá.

La huilense disfrutaba ser anfitriona y servirles ella misma a sus invitados especiales, como el expresidente Álvaro Uribe, y al presidente Juan Manuel Santos. Foto: Archivo particular.

Uno de los textos más emotivos es el que le escribió Alfonso López Caballero, hijo del expresidente Alfonso López Michelsen: “Sus célebres ‘frisoladas’ fueron durante años un referente obligado de la política, la sociedad y la economía. Y al lado de todas esas personalidades nacionales siempre estuvieron en un lugar privilegiado sus amigos huilenses. Porque antes que todo ella es siempre una huilense integral”. Aunque hace más de un año no asiste a eventos sociales, no abandona su tierra natal y viaja cada cuatro meses a ver a sus hijos y nietos que viven allí.

Vea también: Así se vivió la ‘frisolada‘ de Olga con sus amigos

LO MÁS VISTO