Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

 O.J. Simpson ¿A qué hora se engordó?

O.J. Simpson ¿A qué hora se engordó?

Revista Jet-set

La estrella del fútbol americano reapareció en los tribunales de Las Vegas y su desmejorada figura dejó claros los estragos que está surtiendo en él la cárcel. Del guapo y esbelto deportista y actor, que llegó al Hall de la Fama, ya queda muy poco.
En 1995 (izquierda), Simpson fue absuelto por el asesinato de su exesposa Nicole Brown y el amigo de esta Roland Goldman. Hoy (derecha) está preso por robo a mano armada y secuestro en una cárcel de Nevada.
Por: Edición 26023/5/2013 00:00:00
Los kilos de más, visibles en el rostro y el abdomen, las canas y las señales de agotamiento, evidencian la tragedia del astro que saltó de la gloria al infierno a causa de dos graves procesos judiciales.

Simpson, de 65 años, acudió a una serie de audiencias en la corte en busca de su libertad y de que se le realice un nuevo juicio por los cargos de secuestro y robo armado, entre otros, por los cuales fue sentenciado en el 2008 a una pena de 9 a 33 años en prisión. Los hechos ocurrieron en el 2007, cuando él irrumpió violentamente con otros hombres en una suite del Palace Station Hotel and Casino, de Las Vegas, para recuperar una colección de recuerdos de sus días de fama como atleta que supuestamente le había sido robada.

En su nuevo alegato, Simpson sostuvo que ese día estaba bajo los efectos del alcohol y que no sabía que sus acompañantes portaban armas. Además, argumentó que su abogado Yale Galanter lo asesoró mal, maniatado por un conflicto de intereses, y que por eso merece ser procesado otra vez.

La alicaída imagen del convicto contrasta con la que lucía en 1995, cuando más joven, delgado y con una actitud altiva, le hizo frente al proceso por el asesinato de su exesposa Nicole Brown y Ronald Goldman, en uno de los juicios más sonados del siglo XX. Fue absuelto en el pleito penal, pero en el civil resultó culpable y tuvo que pagarles 33,5 millones de dólares a los deudos de sus víctimas. Ahora aspira a un reverso de fortuna a su favor ante la justicia.
LO MÁS VISTO