Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Nymphomaniac ¿Porno o cine arte?

Nymphomaniac ¿Porno o cine arte?

Revista Jet-set

Escándalo mundial por las escenas de sexo explícito de la cinta del polémico Lars Von Trier. Esta es la historia de la producción que ha sido vetada en algunos países y que cuenta con un reparto de reconocidos actores como Shia LaBeouf, Uma Thurman y Willem Dafoe.
Por escenas como esta, entre Stacy Martin y Shia LaBeouf, el tráiler fue retirado de YouTube, que lo volvió a publicar pero con restricciones. Foto: Nymphomaniacthemovie.com
Por: Edición 27220/11/2013 00:00:00
Los productores venían dando adelantos de la cinta desde hacía varias semanas, pero el quinto tráiler encendió la polémica, ya que resultó tan rojo, que YouTube lo censuró por contravenir sus reglas acerca de la desnudez.

Desde su rodaje, la cinta dio de que hablar, cuando se dijo que su director, Lars von Trier, había convencido a los actores Shia LaBeouf, conocido por Transformers e Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal, y Stacy Martin de no simular las escenas de cama, sino de hacer el amor ante las cámaras. Si lo cumplieron o no es aún un misterio, pero lo cierto es que lo que se vio en el controvertido tráiler es muy fuerte. Y a lo mejor debía serlo porque la película cuenta la historia de la evolución de la vida sexual de Joe, una cincuentona encarnada por Charlotte Gainsbourg, que se autodefine como ninfómana y le cuenta sus experiencias a un viejo solterón luego de ser encontrada golpeada en una calle.

En el tráiler de la discordia, Joe se ha remontado a su más tierna juventud, edad en la que es representada por Stacy Martin. En ese momento, la cámara captura cómo un hombre mayor le da un baño y sus encuentros sexuales con el mujeriego Jêrome, el rol de LaBeouf, quien dijo al respecto: “Tengo ética. No estoy del todo loco. No creo que haya nada malo con el sexo. (…) El sexo es diferente al amor, y esa brecha es de lo que trata esta película”.

Pero hay quienes no lo han visto así y más bien hablan de la brecha entre el cine arte del que Von Trier es considerado un gran exponente, y la pornografía. En su perpetuo deseo de revolcar lo establecido, además, el danés ha resuelto estrenar la película en la próxima Navidad, a modo de desafío a la religión.

Ese día, no obstante, los espectadores no verán la versión completa de la película, de cinco horas y media. Según le relató el productor, Peter Aalbaek Jensen, a la revista danesa Filmmagasinet Ekko, por primera vez en su vida el director, que es muy celoso con su obra, aceptó que otras manos editaran Nymphomaniac, para lograr un producto más corto y por ende más comercial.

En lo que sí no transigió Von Trier, quien ya había acudido a las escenas de sexo de este corte en otras obras como The Idiots y Antichrist, fue en editar una versión soft que no hiriera la sensibilidad de sectores algo más conservadores.

La película costó cerca de 11 millones de dólares y no es para nada un producto marginal, pues también cuenta con la actuación de estrellas taquilleras como Uma Thurman y Willem Dafoe, quienes usaron dobles para las escenas de cama. Los órganos sexuales de los actores fueron simulados por computador.
LO MÁS VISTO