Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Nicole Regnier tras los pasos de Falcao

Nicole Regnier tras los pasos de Falcao

Revista Jet-set

La bellísima caleña de 19 años, delantera de la Selección Colombia Femenina de Fútbol, es la nueva contratación del Atlético de Madrid. Sobre ella hay una gran expectativa gracias al alto nivel de los jugadores colombianos en España.
Nicole Regnier vive en calle de Hermosilla, en el barrio Salamanca de Madrid. La delantera colombiana de 19 años ha sido destacada por la prensa española como “La bella incorporación del Atlético de Madrid Féminas”. Foto: Raúl Amarú Linares/14
Por: Edición 29518/11/2014 00:00:00
Hace un mes y medio Nicole Regnier vive sola en Madrid. La delantera de la Selección Colombia Femenina de Fútbol todavía se despierta en las mañanas y no cree que una de sus grandes metas ya es una realidad. Luego de 12 años de una carrera deportiva que inició en el Club Atlas y en el colegio Bolívar de Cali, acaba de firmar contrato por dos temporadas con el Atlético de Madrid, el mismo club en el que Falcao García despuntó su fama como uno de los mejores futbolistas del mundo.

El 29 de octubre, día de la presentación oficial de Nicole como refuerzo del equipo madrileño, el colombiano que hoy juega en el Manchester United le trinó: “¡Felicitaciones por llegar al Atleti, los mejores deseos en este nuevo reto!”. Nicole, quien tenía el celular encima de la mesa, suspendió

su comida y le respondió en medio de la sorpresa: “Siempre has sido una inspiración, gracias por tu apoyo”. Desde que la jugadora de 19 años llegó a España no ha dejado de oír buenos comentarios de su compatriota. “Lo que sienten por él no lo sienten ni por Diego Forlán, Sergio Agüero, ni por todos los extranjeros que han pasado por acá. Cuando me llevaron al Estadio Vicente Calderón vi fotos suyas en cada pared de los camerinos y de las oficinas”, cuenta Nicole con su acento caleño que espera conservar siempre.

A pesar de que el idioma es el mismo, se queja de que le ha costado un poco entender algunas palabras de sus más de 20 compañeras de equipo, y también de David Fernández, a quien debe llamar “míster”, en lugar de “profe”, como le dicen todos los futbolistas colombianos a sus entrenadores. Y le da risa cuando le piden que se ponga la “chubasquera”, cada vez que empieza a llover en las prácticas que realiza todas las tardes en el Estadio Cerro del Espino. Pero como lo que importa es que se comprendan a la perfección en la cancha, en eso no tiene problemas. Según Fernández, la espigada colombiana de 1,71 metros de estatura se ha acoplado muy bien: “Aunque se incorporó al equipo un poco tarde, tiene mucha ilusión por competir. Además es una jugadora con un físico muy fuerte y tiene un gran potencial, ya que le pega bien al balón con las dos piernas”, dijo.

En la nueva vida de Nicole hay muchos cambios. Dentro de poco ya nadie la recogerá frente a su apartamento de la calle de Hermosilla, en el barrio Salamanca para llevarla a entrenar. Nicole ya tiene su “coche” y deberá arriesgarse, sin perderse, a manejar 25 minutos hasta Majadahonda, localidad donde queda la Ciudad Deportiva del Club Atlético de Madrid. Allí ya debutó 30 minutos en el primer partido y usó por primera vez la camiseta número 17. “Desde niña he sido muy competitiva y como no podía tener el número 1 de los arqueros, decidí que siempre llevaría el 11, que es como tener dos unos. Pero cuando se llega a un equipo hay que acomodarse con humildad, por eso rechacé el ofrecimiento de Laura Bravo, la jugadora que tiene el 11, cuando quiso dármelo”.

Nicole se siente como en familia en el Atleti. Aunque nunca ha sido de armar programas diferentes al fútbol, le encanta salir a comer y a cine con algunas de sus amigas. “Hemos ido un par de veces a Kinepolis, un lugar nuevo en Madrid donde las salas son gigantes. Me encantan las crispetas de todos los sabores, la primera vez me comí unas verdes, por el Cali”. Ahora no descarta la posibilidad de tener un novio que la acompañe en esas tierras lejanas. La platónica enamorada de David Beckham espera que el hombre de su vida sea caballeroso, que la haga reír, que no se aburra con los entrenamientos y que juegue PlayStation. “A ver si me aparece alguno. Me gustaría un futbolista para ir a verlo al estadio, los partidos serían el tema de conversación y no nos perderíamos la Champions League”, sueña entre risas.

La experimentada delantera que a los 13 años fue convocada a la Selección Valle y representó al país en dos suramericanos y un mundial, no tiene temores. Cree que la vida se trata de desafíos y responsabilidades, porque si no perdería el sentido. “Me motivan los retos grandes, y aunque es evidente que no vine a batir el récord de Falcao, siempre me van a comparar con él”. Por ahora su principal interés es estar cada fin de semana en el once inicialista y meter muchos goles.
LO MÁS VISTO