Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Natalia Ponce de León y su cruzada contra los ataques con ácido

Natalia Ponce de León y su cruzada contra los ataques con ácido

REVISTA JET-SET

Dos años después del ataque con ácido del que fue víctima, Natalia Ponce de León lidera la campaña #NoMásMáscaras, en la que invita a decir: “Yo me pongo la máscara porque esta lucha es de todos”. A su iniciativa se han unido periodistas, políticos, empresarios y artistas, quienes por un momento se pusieron en sus zapatos.
El 21 de enero Natalia se quitó por primera vez la máscara en público para que su hermano, Camilo Ponce de León, le tomara una serie de fotografías.
Por: 7/4/2016 00:00:00

“Soy Natalia Ponce de León, fui atacada el 27 de marzo de 2014 en la casa de mi madre”, dice la comunicadora social frente a las cámaras.

En el video ella aparece sin máscara, con sus cicatrices al descubierto, sin rencores, pero sobre todo, con una conmovedora valentía. Así llama la atención sobre su nueva iniciativa: la campaña #NoMásMáscaras, con la que espera concientizar que Colombia es el país del mundo con mayor número de ataques con sustancias químicas por encima de India, Pakistán y Bangladesh. La bogotana, quien el 8 de agosto cumple 36 años, le propuso a sus seguidores ponerse la máscara, tomarse una foto y subirla a las redes “para que ningún colombiano tenga que volver a usarla”. Personalidades como María Clemencia Rodríguez, esposa del presidente Juan Manuel Santos; el periodista Daniel Samper Ospina; la viceministra de las TIC, María Carolina Hoyos; o ‘la aterciopelada’ Andrea Echeverri respondieron al llamado que inició el 28 de marzo. Como ellos, muchos otros periodistas, políticos, empresarios y artistas se han puesto una máscara transparente parecida a la que ella tuvo que usar en ese proceso de reconstrucción de más de 20 cirugías.

Muchos posaron frente a la lente de su hermano, Camilo Ponce de León, de Alejandra Quintero, Jorge Oviedo y Pablo Salgado, los fotógrafos que ofrecieron su trabajo para la campaña. Los cuatro llegaron a las casas de algunos personajes quienes, después de recibir una caja con una máscara y una carta de invitación de Natalia, aceptaron ser fotografiados para apoyarla. “A algunos se les hizo difícil respirar con ella puesta, y hasta se les empañó”, cuenta Camilo. Sin embargo, todos coincidieron en que unos cuantos minutos no se pueden comparar con el sacrificio que debe hacer un sobreviviente de este flagelo.

Después de pensar en el suicidio, Natalia Ponce de León le encontró sentido a su vida. Gracias a su fortaleza y empeño por ayudar a otras personas, en 2015 se aprobó una ley en el Congreso de la República que lleva su nombre y que, además de aumentar las penas a los agresores, controla la venta de ácidos. Su campaña, ideada por la agencia de publicidad J. Walter Thompson, se planeó para 15 días pero la gran acogida que ha tenido puso a pensar a Natalia y a sus amigos en la posibilidad de hacer una nueva producción de fotografías.

LO MÁS VISTO