Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Michelle Obama ¡Se engordó!

Michelle Obama ¡Se engordó!

REVISTA JET-SET

“Dieta o divorcio”, le dijo el presidente estadounidense Barack Obama a su esposa, ante su dramático aumento de 20 kilos, según el National Enquirer.
La alegre Michelle aumentó de peso en cuestión de siete meses. A la izquierda, con un grupo de bailarines en la Casa Blanca. A la derecha, durante su reciente visita a Madrid.
Por: Revista Jet-set.21/9/2016 00:00:00

El tabloide afirma que la primera dama no puede parar de comer, así que la angosta cintura por la que recibió tantos halagos a su llegada a la Casa Blanca se ha desdibujado.

Michelle, de 52 años, perdió el control de su apetito y está a punto también de verse abandonada por su marido, asegura la publicación National Enquirer, de acuerdo con la cual el mandatario “está mirando para todas partes menos para donde está su esposa”. Así se lo declaró al Enquirer una fuente cercana a la familia presidencial, que aseguró además que Obama está furioso. “Él le ordenó a Michelle ir al gimnasio o se las verá con los papeles de divorcio”, según el indiscreto informante. Al parecer, Barack ya no siente el mismo amor por su esposa, luego de 24 años de matrimonio.

Para el médico Gabriel Mirkin, experto en entrenamiento físico y nutrición y quien no ha tratado a la carismática primera dama, ella sufre de obesidad mórbida y ello la pone en alto riesgo de sufrir un ataque cardiaco, una apoplejía y hasta la muerte. Ello, para muchos, es una exageración.

Lo irónico es que si a algo le debe su notoria popularidad entre los gringos, es a su campaña Let’s Move!, en contra de la obesidad infantil, uno de los peores problemas de salud pública del país. Así mismo, la señora Obama ha adelantado programas para promover un mayor consumo de vegetales y una dieta baja en grasas. “Michelle pica a cada rato para calmar su alta carga de estrés”, reveló el infidente. Ello se debe, aseguró también, a los problemas familiares que se viven en los recintos privados de la Casa Blanca, a causa de las travesuras de la hija mayor de la pareja, Malia.

La joven de 18 años está viviendo un agitado año sabático antes de ingresar en Harvard University en 2017. En agosto pasado, las redes sociales se vieron impactadas con una foto en la que parecía fumando un cigarrillo de marihuana durante el festival Lollapalooza, en Chicago. Como cualquier adolescente, bailó sensualmente al son del rap durante estos conciertos y se alzó un poco la falda. Luego, durante el veraneo de la familia en Martha’s Vineyard, estuvo en una alocada fiesta que tuvo que ser suspendida por la Policía. Todo ello suscitó comentarios maliciosos, en desmedro del hasta ahora impecable comportamiento de la familia, que está a punto de dejar el palacio presidencial en Washington.

Múltiples comentaristas de la red, califican de descabellada la versión del Enquirer acerca del divorcio de los Obama, cuya historia de amor es el tema de la cinta Southside With You, que se exhibe actualmente en varios países. Sencillamente, nadie se imagina a un hombre tan caballeroso y devoto de su familia como Obama, humillando a su esposa por unos kilos de más, los cuales, ciertamente, saltan a la vista.

No es la primera vez que Michelle se engorda, pero lo bueno es que cada vez que eso sucede, aplica lo que predica en sus campañas saludables y recupera la estilizada imagen que unida a su glamour y desbordante simpatía ha hecho de ella una de las primeras damas más significativas que han pasado por la Casa Blanca.

LO MÁS VISTO