Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Melanie Griffith y Antonio Banderas venden su mansión en California

Melanie Griffith y Antonio Banderas venden su mansión en California

REVISTA JET-SET

Los actores piden 16 millones de dólares por su suntuosa residencia en Los Ángeles, en un episodio más del tumultuoso divorcio que protagonizan.
Melanie, de 57 años, le pidió el divorcio a Antonio, de 54, a causa de sus infidelidades. La separación ha sido difícil porque hay muchos bienes para repartir, como esta casa que compraron en 1999 por 4,2 millones de dólares.
Por: 21/5/2015 00:00:00
Hace unos años, este caserón inspirado en el Renacimiento italiano fue el nido de amor de una de las parejas más famosas de Hollywood. Allí, Antonio y Melanie vieron crecer a su hija Stella del Carmen, recibieron a sus amigos de la farándula y nacieron proyectos que aumentaron su fama en la pantalla grande. Pero ahora no ven la hora de deshacerse de la propiedad, para finiquitar de una vez por todas su divorcio, que ha resultado tormentoso pues hay muchos bienes por repartir y que elevan su fortuna conjunta a 60 millones de dólares.

Una de esas propiedades en disputa es precisamente esta mansión en el elegante e histórico sector de Hancock Park, en la región central de Los Ángeles, que los actores compraron en 1999 por 4,2 millones de dólares. En ese momento, llevaban tres años de casados y luego, llenos de sueños, compraron la casa vecina por 1,3 millones de dólares, para ampliar su nuevo hogar y hacerlo digno de dos estrellas poderosas y archifamosas como ellos.

La propiedad, de 1400 metros cuadrados, se vende por 16,1 millones de dólares y bien que los vale, ya que fue construida en 1925 por el arquitecto Gordon Kaufmann, artífice de las edificaciones que hicieron historia en la era dorada de California. Tan generoso espacio da lugar a verdes jardines y arboledas, entre los cuales se abre paso un camino de piedra a cuyo término se descubre la fachada de la residencia, adornada con una marquesina de vidrio y forja.

Por dentro, el lugar conserva muchos de los lujosos detalles originales de su estilo renacentista, como los pisos de madera, los techos abovedados, los artesonados, los muros recubiertos de azulejos, las escaleras de piedra, así como las puertas francesas (de doble hoja).

La casa cuenta con varias salas de estar, un bello patio con piscina, biblioteca, comedor, una enorme cocina, bar, siete habitaciones, diez baños y apartamento independiente para invitados. Además del ascensor, que conecta sus tres pisos, ofrece comodidades como cuatro chimeneas, gimnasio, centro de computadores y sistema de seguridad de última generación.

Los muebles, obras de arte y bibelots con que Antonio y Melanie decoraron la casa, algunos de un gusto muy español, acorde con la nacionalidad del protagonista de Matador, aún se conservan entre sus muros, que han sido la morada de Melanie desde que le pidió el divorcio a su esposo el año pasado, cansada de sus infidelidades, según la prensa de Estados Unidos.

Las negociaciones para dar por terminado el matrimonio han sido complicadas porque ella exige la custodia total de Stella y una pensión por parte de Banderas, quien ya la reemplazó en su corazón por su nueva novia, Nicole Kimpel.

Además de esta casona, la expareja es dueña de otra en Aspen (Colorado), un apartamento en el Upper West Side, de Nueva York, y otros bienes raíces en Europa.
LO MÁS VISTO