Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Meg Ryan historia de un orgasmo

Meg Ryan historia de un orgasmo

Gente

Se revela por primera vez cómo se filmó la escena erótica que hizo famosa a la cinta Cuando Harry encontró a Sally.
Todo comenzó cuando, fuera de cámaras, Meg le dijo a su coprotagonista, Billy Chrystal, que ella era genial fingiendo orgasmos y acordaron incorporar esa habilidad a la escena en que comen en un restaurante. Foto: AP.
Por: Edición 26716/9/2013 00:00:00
En los años 80, Meg Ryan era la niña consentida de Hollywood, pero cuando protagonizó Cuando Harry encontró a Sally no pudo ser más amada por sus fans, gracias a la escena en que su personaje, Sally, le demuestra a su coprotagonista Billy Chrystal, Harry, lo fácil que les resulta a las mujeres fingir un orgasmo, en medio de un restaurante atestado de gente.

Se trata de una de las secuencias memorables del cine de las últimas décadas, pero solo hasta ahora se conoce la forma inusitada en que se incorporó al guion del filme: En una pausa del rodaje, Meg le confesó a Billy que ella era fenomenal simulando el más ardoroso éxtasis sexual. Entonces, el actor, quien cuenta la anécdota en su nuevo libro de memorias, la retó a hacerlo delante de todo el staff de la producción, a lo que ella le respondió que lo haría pero si lo incorporaban al momento en que sus personajes comen juntos. Billy aceptó, se lo propusieron al director Rob Reiner y procedieron a filmar las escenas sin ensayar y en una sola toma. A Reiner le encantó el resultado y hasta propuso agregar el también célebre cuadro en que una de las clientas del lugar le ordena a un mesero: “Yo quiero lo que ella está comiendo”, señalando a la desinhibida Sally. Lo jocoso es que la extra que encarnaba este personaje era Estelle Reiner, la madre del director.
LO MÁS VISTO