Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Mauricio Vélez el poder de las imágenes

Mauricio Vélez el poder de las imágenes

Revista Jet-set

El fotógrafo presenta su libro Retratos de sociedad en el que reúne a 126 personajes que mueven los hilos del poder en el país. Estas imágenes, tomadas en Colombia, México y Estados Unidos serán expuestas en diciembre en Cartagena.
Los retratos de Mauricio Vélez tienen un sentido crítico y reflejan sus convicciones acerca del arte, el mundo y la vida. Foto: ©Mauricio Vélez.
Por: Edición 27220/11/2013 00:00:00
El reconocido fotógrafo Ruven Afanador dice que cuando vio este libro de retratos de Mauricio Vélez lo primero que le impresionó es cuánto ama a Colombia y a sus personajes emblemáticos, especialmente a esos que en las últimas décadas han enriquecido su historia y su cultura.

Mauricio, quien lleva 26 años tomándole fotos a los poderosos, tuvo claro desde un comienzo que quería que la portada de su libro fuera Gabriel García Márquez. Lo buscó por años insistentemente y le mandó razones con sus allegados, sin embargo siempre recibía la misma respuesta: un silencio. En una ocasión viajó a México con la ilusión de retratar al nobel, pero se quedó encerrado en el hotel porque el momento nunca llegó. Hace unos meses, cuando ya se había resignado recibió una llamada en Bogotá, un jueves a las 10:00 de la mañana, de Mercedes Barcha, la esposa de Gabo, diciéndole que lo recibirían el sábado también a las 10:00 a.m., en su casa del D.F. “Me habían dicho que tenía 15 minutos pero eso no me preocupaba porque sabía lo que iba a hacer. Cuando empezamos él se sintió muy cómodo y no se quería ir. El encuentro duró más de una hora”, cuenta el fotógrafo.

Aunque el retrato de Gabo fue muy especial, el que más lo marcó fue el de Ernesto Samper. Mauricio llamó al expresidente para proponerle que se dejara tomar una foto en un túnel pensando en que es un político que ha pasado de la luz a la oscuridad muchas veces. Samper oyó su idea y le dijo: “¡ah!, me imagino que lo del túnel es porque he regresado dos veces de la muerte”, una confesión que lo tomó por sorpresa. Finalmente cuadraron la fecha y hora de la foto. Ese día Mauricio se despertó muy temprano, se puso un pantalón viejo y le dijo a Marleny, su empleada, que cuando se muriera quería que lo enterraran con ese pantalón. Mauricio fue e hizo las fotos y al regresar a su casa se metió en la bañera. Al levantarse se sintió mareado y empezó a ver imágenes confusas. “Yo no me asusté sino que quise estar en calma para ver qué era lo que estaba pasando. De repente empecé a ver un túnel y a sentir que mi espíritu se salía de mi cuerpo. Me vi desde afuera de la bañera en posición fetal ahogado. Pensé: ‘me morí’ y en ese momento sentí una presencia extrasensorial que me sacó la cabeza del agua. Fue muy curioso porque ese día estuvo marcado por los túneles y la muerte”.

Detrás de cada uno de los 126 retratos que incluye el libro, Vélez tiene una historia que contar, pero para él es más emocionante dejar volar la imaginación de los espectadores.
LO MÁS VISTO