Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Martha Lucía Cuéllar “¡Tengo un hijo gay!, ¿y qué?”

Martha Lucía Cuéllar “¡Tengo un hijo gay!, ¿y qué?”

Revista Jet-Set

A propósito de la celeración del día del Orgullo Gay, recordamos a Martha Lucía Cuéllar. Es psicóloga y activista de la comunidad LGBTI, pero sobre todo madre de Arturo San Juan, un gay que tiene el apoyo de su progenitora.
Martha Lucía Cuéllar descubrió que Arturo San Juan, su hijo, era gay por pura casualidad. “En un ataque de limpieza alcé su colchón y le encontré varias revistas de hombres desnudos”, dice entre risas esta irreverente psicóloga. Foto: Gerardo Gómez/13
Por: 8/5/2013 00:00:00
En los días en que se debatió el proyecto de ley que buscaba la aprobación del matrimonio gay, una mujer que infundía respeto irrumpió en el recinto del Congreso de la República. La dama vestía de sastre conservador y llevaba un peinado impecable. Pero más allá del simple look, Martha Lucía Cuéllar dio muestras de una oratoria convincente como la de muchos padres de la patria. Ante ellos empezó por dirigirse de la siguiente manera: “Mi nombre es Martha Lucía Cuéllar de San Juan. Estoy felizmente casada desde hace 35 años, con mi esposo, Carlos Arturo San Juan. Soy profundamente creyente y tengo un hijo gay”.

Como muy pocas veces había sucedido, los congresistas escucharon en este auditorio a una mujer, que sin ser lesbiana, batía las banderas de la comunidad LGBTI. Lo hacía con la aprobación de su hijo, Arturo San Juan, un gay activista que salió del clóset a fuerza de vencer uno que otro matoneo de sus compañeros de trabajo y el prejuicio de amigos y familiares. San Juan, de 34 años, ha superado toda suerte de obstáculos de discriminación sexual, menos la batalla legal que enfrenta desde hace dos años, cuando murió el edil capitalino Sebastián Romero, su primera pareja. Con el fallecimiento del líder político, el joven matemático heredó un seguro de vida, pero la firma corredora no lo reconoció como beneficiario. “No les importó la sentencia del Juez 17 de Familia de Bogotá que admitió que mi relación fue constituida legalmente”.

Como no podían casarse por lo civil, aprovecharon el fallo de la Corte Constitucional que le dio a las parejas gays los mismos beneficios de una relación de hecho, como los derechos herenciales, la pensión y la seguridad social, menos la libertad para adoptar niños. “En esta pelea con la aseguradora, mi hijo lleva mucho tiempo. Me conmueve la orfandad de los gays. No cuentan con la ayuda de la familia. Es una orfandad legal, social, de todo tipo”, explicó Martha Lucía Cuéllar, psicóloga de profesión y catedrática de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, en Bogotá.

El rostro de ella es familiar entre los miembros de la comunidad LGBTI debido a su presencia entusiasta en las marchas del Día de la Diversidad Sexual que se celebra el 28 de junio. “Todos me dicen ‘mamá’. Se toman fotos conmigo. Me aman y yo los amo a ellos. Son los mejores amigos que podemos tener las mujeres”.

Martha descubrió las preferencias sexuales de su hijo cuando él apenas era un adolescente. Durante una jornada de aseo dominical encontró que Arturo guardaba debajo del colchón varias revistas de hombres desnudos. “Lo asumí muy tranquilamente. Un cuñado y un primo, que son homosexuales y que me habían convertido en su confidente, me enseñaron a asumir esto con madurez y respeto. Lo único que me preocupaba era que la sociedad fuera a agredir a Arturo”.

Ahora que el Congreso de la República hundió el proyecto de ley que buscaba aprobar el matrimonio igualitario, madre e hijo empezaron a trabajar mancomunadamente para sacar esta medida adelante. Con el fin de buscar el respaldo no solo de la Corte Constitucional y de los medios de comunicación, el próximo 20 de junio organizarán una jornada nacional, en las puertas de las notarías y juzgados, para que cientos de parejas gays constituyan sus relaciones de hecho. Los dos esperan que esa fecha haya muchos besos entre “hombres con hombres y mujeres con mujeres”, parafraseando las célebres palabras de una exreina de belleza. “No queremos un país segregacionista, intolerante, moralista, irrespetuoso, ni descalificador”, dicen al mismo tiempo madre e hijo.
LO MÁS VISTO