Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

¿Marlon Brando violó a Maria Schneider en El último tango en París?

¿Marlon Brando violó a Maria Schneider en El último tango en París?

REVISTA JET-SET

Indignación en el mundo del cine ante la perversa confesión del director Bernardo Bertolucci sobre las escenas de sodomía con mantequilla en la escandalosa cinta erótica de los años setenta.
La cinta cuenta la historia de la tórrida aventura sexual entre Jeanne, interpretada por Maria Schneider, y el viudo Paul, encarnado por Brando, quienes deciden no revelarse nunca sus identidades.
Por: Revista Jet-set.20/12/2016 00:00:00

Maria ya había denunciado los hechos en 2007, cuatro años antes de su muerte: En pleno rodaje de El último tango en París, una de las cintas más polémicas en la historia del cine, se llevó una enorme sorpresa cuando Bertolucci le informó que las escenas de sexo anal incluirían el uso de mantequilla como lubricante, algo que no figuraba en el guion original. “No te preocupes, es solo una película”, le dijo Marlon Brando, con quien coprotagonizaba el filme, ante su disgusto.

“Hubiera podido llamar a mi agente o a mi abogado porque no puedes forzar a nadie a hacer algo que no está en el guion, pero en ese momento yo no sabía eso”, aseguró la actriz francesa, quien en aquel 1972 solo contaba con 19 años y debutaba al lado de una estrella colosal de Hollywood como Brando, de 48, cuya carrera pasaba por un momento de declive. El padrino, que revitalizaría su prestigio, ya había sido rodada, pero no estrenada, y Brando aceptó realzar con su magia un proyecto tan pequeño como El último tango, a cambio de una participación en las ganancias de la obra.

“Pero durante la escena, prosiguió Schneider, aunque lo que Marlon estaba haciendo no fuera real, mis lágrimas eran reales. Me sentí humillada y, para ser honesta, un poco violada tanto por él como por Bertolucci”.

Ahora, la escabrosa escena está de vuelta a la polémica, gracias a la aparición del video de unas declaraciones que el director italiano hizo en un evento en la Cinémathèque Francaise en París hace tres años. Allí, admite que el uso de mantequilla en el ataque sexual de Paul, el carácter de Brando, a su amante Jeanne, el personaje de Maria, fue planeado fríamente para que ella experimentara la vejación de la que habló.

“La secuencia fue una idea que Marlon y yo tuvimos en la mañana antes del rodaje”, asegura el director en el video recuperado, antes de agregar que si no le dijeron nada a Schneider con la suficiente antelación fue porque “yo quería su reacción como una chica, no como una actriz”. Bertolucci, conocido por El último emperador, que le mereció el premio Óscar, afirmó que pensaba que ella los odió por no haberle advertido y que aunque el plan le parecía horrible, no se arrepentía de haberlo llevado a cabo.

Por supuesto, tan descarada revelación, despertó airadas reacciones, en especial entre los actores de Hollywood, en momentos en que abundan los destapes de abusos sexuales que permanecieron dormidos por años. Evan Rachel Wood, quien acaba de denunciar que fue violada dos veces, calificó al actor y al director como enfermos, al tiempo que Chris Evans prometió no ver jamás El último tango en París, que en su momento fue catalogada como “la cinta de mayor carga erótica jamás realizada” y “la más liberadora en el devenir del séptimo arte”, en palabras de críticos como Pauline Kael. Incluso, hubo quienes solicitaron que Bertolucci, el único sobreviviente de los tres, fuera procesado por las autoridades y que le fueran retirados los premios que ha obtenido.

Aunque Bertolucci expidió un comunicado aclarando que no hubo ningún crimen sexual, varias voces, como organizaciones contra el maltrato a la mujer, aseguran que aquello sí fue una violación, así no hubiese habido penetración.

Una feminista como Helen Lewis, denunció la misoginia detrás de todo esto. Mientras Brando, fallecido en 2004, fue tratado como una estrella, argumenta, Maria fue tomada como parte de la utilería. “En esencia, lo que Bertolucci dijo es que Schneider no era lo suficientemente buena para actuar como si fuera humillada; que el trauma real de la mujeres tiene una calidad estética que no puede ser replicada”. Aunque el personaje de Brando también es golpeado emocionalmente en el filme, continuó, él sí tuvo la oportunidad de falsear esos sentimientos.

Pero Maria no fue la única que se sintió ultrajada en el rodaje. Bertolucci, a quien ella acusó de manipularlos a ambos, filmó imágenes de los genitales de Brando, que no usó en la cinta. “Me sentí violado por ti”, le dijo al realizador y no le habló por 15 años. Maria, por su parte, jamás se reconcilió con Bertolucci pero siguió siendo amiga de Marlon, a pesar de que él no la consoló ni se disculpó por el ya archifamoso incidente de la mantequilla.

LO MÁS VISTO