Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler ya no ocultan su romance

Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler ya no ocultan su romance

REVISTA JET-SET

El nobel y la reina de las revistas del corazón presentaron en sociedad su relación amorosa, en una fiesta de la élite europea en Lisboa. Sus hijos también hacen noticia, con opiniones encontradas sobre este polémico amor.
“Nuestra relación va muy bien”, dijo el marqués de Vargas Llosa, como lo nombró el rey Juan Carlos I, en sus primeras declaraciones sobre su noviazgo con Isabel, a quien no le soltaba la mano durante su romántica escala en la capital de Portugal.
Por: 9/7/2015 00:00:00
Tal como lo anunció el semanario ¡Hola!, que ha fungido como una especie de vocero de la pareja, Vargas Llosa y Preysler no tienen pensando esconder la pasión que los ha puesto en el ojo del huracán. Luego de tres sutiles apariciones en la revista, dos de ellas en portada, que registraban cómo habían sido captados juntos por “casualidad”, una nueva entrega los ha dejado ver abiertamente dispuestos a mostrarse como pareja, “con toda la firmeza y convicción, dejando claro que avanzan juntos en una única y misma dirección y que las decisiones que toman no son improvisadas, sino meditadas, consensuadas, y están absolutamente convencidos de querer vivir con toda la intensidad este momento”, señaló ¡Hola!, en palabras que pueden ser interpretadas como una declaración de los novios.

El pretexto para este destape definitivo fue el cumpleaños del empresario portugués Joao Flores, en Lisboa, lo cual supuso el debut de la pareja en sociedad y de él en el círculo de amigos de Isabel, como la princesa Tessa de Baviera, Alfonso y Marisa de Borbón y Nuria González, entre otros. 

Durante la elegante fiesta, Mario e Isabel permanecían siempre cómplices, tomados de la mano y hasta bailaron por primera vez. Al día siguiente, la selecta concurrencia se embarcó en una travesía por el río Tajo, en la cual exhibieron las mismas tiernas actitudes. 

Allegados a Isabel aseguran que ella “ha vuelto a sonreír” y que “es otra después de una época muy dura”, mientras que los cercanos al autor de La casa verde advierten que el marqués de Vargas Llosa, como lo nombró el rey Juan Carlos I, está “como un adolescente”, que “ha dado la vuelta a su vida para seguir un sueño”, y “no va a dejar que nada ni nadie se interpongan entre él y su felicidad, que es Isabel”, informó ¡Hola!.

“Nuestra relación va muy bien. (...) No voy a hablar de mi vida privada y esa es la misma idea de Isabel”, afirmó el escritor en sus primeras manifestaciones sobre el romance. 

Todos estos testimonios bien pueden ser vistos como mensajes a Patricia Llosa, la esposa del nobel, quien se mostró estupefacta porque un día los dos estaban celebrando su medio siglo de matrimonio y a la semana él aparecía haciendo pública su relación con la exesposa de Julio Iglesias y viuda, hace diez meses, de su tercer marido, el exministro Miguel Boyer. 

Pues bien, ¡Hola! presentó en su edición del 8 de julio el otro lado de la historia, al asegurar que aquel brindis en Nueva York, en compañía de sus tres hijos, Álvaro, Gonzalo y Morgana, y sus nietos, no fue por sus bodas de oro, sino por el doctorado honoris causa que la Universidad de Princeton le acababa de conceder a Vargas Llosa. Lo que sucedió, dice el semanario, fue que durante años los esposos les ocultaron a sus herederos que entre ellos ya no había nada y que sostenían un matrimonio de fachada. Al surgir el tema del aniversario, no les quedó más remedio que fingir que también lo estaban celebrando. ¡Hola!, seguramente con autorización de Vargas Llosa, cuenta además que Patricia sabía de su romance con Isabel, pues él mismo se lo había revelado.

Sorprendentes han resultado, de igual modo, las reacciones de los hijos del escritor y de la socialite. Por el lado de ella, como lo dijo el diario ABC, de Madrid, sus hijas menores, Tamara Falcó y Ana Boyer, han estado por varias semanas “acaparando portadas de una revista (¡Hola!) con posados exclusivos y declaraciones precipitadas que no hacen más que ahondar la herida de la familia del nobel”. 
La primera en hablar fue Tamara, fruto de su unión con su segundo esposo, el marqués de Griñón: “Los veo encantados al uno con el otro (...). A mi madre la siento muy bien (...). Ha sido una mujer ejemplar y merece ser feliz”. En la siguiente entrega, el turno fue para Ana Boyer, hija de Isabel con Miguel Boyer. Ella, igualmente, dijo ver muy contenta a su madre, luego de los duros sufrimientos que pasó por la enfermedad de su padre. Ello haría pensar que acepta la relación, pero otras fuentes, como el portal Vanitatis, afirman que no hay tal. La joven abogada, consultora de una multinacional, como que rechaza el hecho de que su madre haya rehecho su vida a tan pocos meses de la muerte de su papá. También se rumora que ella ya está peleando con Isabel por el dinero que él dejó. “Ana le habría exigido a su madre que si Vargas Llosa se instala finalmente en su casa (la mansión de Puerta del Hierro), en Madrid, ella debería recibir la cuantía que Miguel dedicó al mantenimiento de la misma”, acotó Vanitatis. Al cierre de esta edición, no habían hablado sobre el noviazgo los tres hijos que Isabel tuvo con Julio Iglesias: Chábeli y los cantantes Julio José y Enrique Iglesias.
Mientras que Isabel y Mario paseaban su idilio por la ciudad de los fados, los hijos del escritor con Patricia se congregaron en torno a su madre en la capital española, para darle apoyo. Gonzalo, quien es empresario, fue más allá y le dio explicaciones al diario ABC que contradicen la versión de ¡Hola! “Lamento profundamente ese exhibicionismo innecesario que hemos visto desde la portada de esa revista del corazón (...) apenas seis días después (de la partida de Vargas Llosa de su hogar). Sobre todo tratándose de una relación que nace de una infidelidad (...). Supongo que en este caso son los fuertes intereses económicos los que han prevalecido. Y esto explica las carátulas, semana tras semana”. 
La verdad es que no está nada descaminado, pues Isabel siempre ha trabajado para ¡Hola! y se dice que cada vez que tanto ella como sus hijas le conceden una entrevista, cobran cerca de 25 mil euros, casi 74 millones de pesos. 
Gonzalo también contó que no se habla con su padre desde que dejó a Patricia y que retomar su relación con él “dependerá en gran parte del respeto, o falta de respeto, con que trate a mi madre”. Cuando le preguntaron si no le resultaba raro ver a todo un premio nobel de literatura, convertido en un personaje asediado por la prensa rosa, remató con sorna: “Espero que si ha dado el gran salto al mundo de la beautiful people, por lo menos use ese material para una próxima novela, escrita con mucho humor”. De todos modos, Gonzalo no debería olvidar que fue el primero de la familia en dar ese paso, pues su amorío con otra reina de la movida madrileña, Genoveva Casanova, exnuera de la duquesa de Alba, también desfiló profusamente por las páginas del corazón.

LO MÁS VISTO