Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Marina Danko “Las penas de amor no matan”

Marina Danko “Las penas de amor no matan”

Revista Jet-set

La socialité colombiana volvió a nacer después de divorciarse del torero Palomo Linares. Hace poco comenzó a exportar sus joyas y accesorios a Estados Unidos. Al tiempo, su vida social siguió expuesta en la prensa rosa española que le inventó varios noviazgos. “Pero, estoy sola”, dijo en diálogo con Jet-set.
Marina Danko afirma que después del divorcio quiere enamorarse por segunda vez: “si aparece alguien, estupendo, porque he aprendido cosas para hacerle feliz y que me haga feliz”. Foto: ©Dora Franco/13.
Por: Edición 27220/11/2013 00:00:00
La barranquillera Marina Danko, exesposa del matador Palomo Linares, entrega un diagnóstico alentador para las recién separadas: las penas de amor no matan. Dos años después de su separación, la colombiana que se codea con la socialité española convirtió el diseño de accesorios y joyas en una actividad que cruzó las fronteras ibéricas. Hace poco abrió mercado en Estados Unidos.

Mientras hablaba con orgullo de este logro profesional, Marina seguía en el blanco de los paparazzi y de la prensa rosa de su segundo país, donde cada tanto le atribuyen un romance. Por ejemplo, se dijo que era novia del cantante Hugo Castejón, ex de la artista Marta Sánchez, pero la diseñadora lo desmintió. Así va su vida después del divorcio.

¿Qué ha capitalizado de su divorcio? ¿Qué enseñanzas puede transmitir? –No todas las separaciones son iguales. Me gustaría decirles a las mujeres que nunca se vayan abajo, que luchen, que se preparen para ser autosuficientes, firmes y que se quieran mucho. Las mujeres hemos nacido para ser bendecidas. Parimos con amor y dolor. Nos educaron para ser esposas y madres, no deben arrepentirse de algo que se hizo por amor, porque esa es nuestra grandeza.

Es difícil empezar cuando ha habido mucha entrega en un matrimonio. –Reconocer que has querido no es malo. Lo importante es mantener los ojos abiertos a lo bello y bueno que la vida quiera brindar después de la separación. No hay que cerrar los ojos para no volver a caer en lo mismo.

¿Le molestan los chismes de supuestos romances? –Tengo la suerte de ser respetada. Si en alguna ocasión me inventan algo, no me preocupa porque el tiempo da la razón. Todo se cae por su propio peso. La prensa deja de hablar cuando no hay fundamento.

A nivel sentimental ¿está sola? –Sola no estoy porque tengo a mis hijos que son todo en mi vida. También he aprendido a disfrutar de esos “momentos de soledad”, que son tan necesarios. Pero no, no me siento sola.

La prensa de España insiste en que está enamorada. –No tengo prisa por enamorarme porque el amor llega cuando menos te lo esperas. Así que hay que darle tiempo al tiempo. Mientras tanto valoro la vida y agradezco a Dios por todo lo que me brinda cada día. Me siento feliz conmigo misma.

¿Le apostaría a una relación nuevamente? –Si aparece alguien, estupendo; porque he aprendido más cosas para hacerle feliz y que me haga feliz. Me da mucha pena ver que algunas amigas que siguen casadas, pero tienen cara de amargura, se acercan a decirme que me envidian. Triste, ¿no?

¿Cómo recobrar el amor propio después de una separación? –La tranquilidad está en la conciencia de que lo has hecho bien. El tiempo lo va curando todo, poco a poco, con fe, la compañía de la familia, los hijos y rodeada de gente positiva. Hay que evitar a las personas que tienen doble cara. Hay que trabajar por la autovaloración.

¿Parte de la autovaloración es cuidarse físicamente? –Soy muy femenina y me gusta estar bien. No bebo jamás, ni fumo. Duermo tarde, pero bien, salgo a caminar y hago bicicleta por las calles, me gusta el ejercicio al aire libre. Cuido de mí porque me hace sentir bien y porque me respeto.

De regreso a la soltería, la vemos muy concentrada en el diseño de sus accesorios. –Mi trabajo ocupa un tiempo sagrado desde siempre, aunque no todos los días se tiene la misma capacidad de inspiración para crear.

Detrás de sus diseños hay una búsqueda espiritual. ¿Cómo es esto? –Mis diseños están basados en un concepto espiritual que los hace especiales. Para mí, una joya es mucho más que un accesorio. Las piedras hay que cuidarlas, ponerlas a la luna para limpiarlas y al sol para cargarlas. Esto me encanta explicarlo cuando adquieren una de mis piezas.

Con su grito de independencia, se encuentra en la búsqueda de nuevos mercados para sus diseños. –Se consiguen en España, en el Corte Inglés. También las vendo en mi showroom de Madrid y en distintas boutiques. Recientemente abrí mercado en Miami, y estoy gestionando Nueva York y Los Ángeles. También las compran a través de mi página www.marinadanko.com.

¿A quién le hereda su elegancia? –Sin duda alguna a mi madre, Marina Villalba. Es guapa y con una clase innata extraordinaria. Es mi ejemplo de mujer, el espejo en el que me miro.
LO MÁS VISTO