Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

María Villegas enfrentando el ‘bullying’

María Villegas enfrentando el ‘bullying’

Revista Jet-set

En su nuevo libro, la escritora revive su experiencia como víctima de matoneo cuando estudiaba en el Liceo Francés de Bogotá, y les da herramientas a los jóvenes y padres de familia para vencer este problema social.
María atribuye el bullying que le hicieron en el colegio a su personalidad tímida y complaciente. Hoy, a través de la escritura, lucha porque los niños no tengan que vivir su experiencia. Foto: Camila Reina/14.
Por: Edición 2987/1/2015 00:00:00
María Villegas fue víctima de bullying cuando estudiaba en el Liceo Francés, en Bogotá. Una compañera de salón se la tenía montada y le hacía toda clase de pilatunas. “Se inventó un chisme aterrador que tenía que ver con mi familia y convenció a todo el mundo de que yo era la peor influencia. Después de eso nadie me volvió a hablar, me dejaron sola”. En otra ocasión, la niña hizo un hueco en la arenera donde tenían que presentar una prueba de gimnasia y cuando María saltó se rompió el pie. Pero lo más horroroso fue el día que abrió la maleta donde llevaba las zapatillas y la trusa de baile y vio que se la había llenado de popó. Ese día sus papás tuvieron que ir al colegio a solucionar el problema. La situación mejoró, pero para ella nada volvió a ser como antes. Se apartó de las actividades y se alejó del grupo. “En esa época el término bullying ni siquiera existía y nadie le paraba bolas. No es como ahora que todo el mundo habla de eso”, dice.

Como mamá le ha tocado padecer algo similar a lo que ella vivió, pero en menor proporción. Su hija mayor, Michelle Akl, de 13 años, en ocasiones se siente excluida socialmente. Para apoyarla, María empezó a investigar sobre el tema y encontró datos escalofriantes como que unos 300 mil jóvenes se suicidan cada año en el mundo por causa del bullying. Muchos de ellos son acosados por las redes sociales. “Antes yo llegaba a mi casa después del colegio y no tenía que preocuparme por nada hasta el día siguiente. Tenía 12 o 16 horas de tranquilidad emocional. Ahora es distinto porque las agresiones se extienden a través de Internet. Eso es terrible”, dice María.

La autora de Cosas de niñas y Puberman sintió que no se podía guardar esa información solo para ella y por eso escribió Enfrentando el bullying, una guía dirigida a los jóvenes y a los padres de familia que no saben cómo actuar frente a un caso de matoneo. En este punto, la primera pregunta que se hacen muchos padres es cómo saber si sus hijos están siendo víctimas de acoso por parte de sus compañeros. En el libro, María da señales que ayudan a detectarlo como el aislamiento o las excusas para no salir, el desinterés por las actividades que antes disfrutaban, problemas de sueño, baja autoestima, pérdidas inexplicables de dinero o pertenencias, estrés, descenso en el rendimiento académico y desórdenes alimenticios, entre otras.

Cuando una de estas alarmas se enciende lo que se debe hacer, según María, es hablar con ellos y preguntarles qué está pasando. “Es muy distinto como se comunica un niño de 4 años a un adolescente de 14. A medida que van creciendo se vuelven monosilábicos. Toca inventarse frases para que no puedan contestar con una sola palabra. No es lo mismo preguntar ‘¿cómo te fue hoy en el colegio?’ a ‘cuéntame ¿qué fue lo mejor de tu día?’”. Lo importante –dice María– es que ellos sientan que siempre pueden contar con el apoyo de sus padres y pierdan el miedo a denunciar. “Cuando Michelle me contó lo que le estaban haciendo, llamé a los papás de los bullies, pero

desafortunadamente ellos no aceptaron y me colgaron el teléfono. A mí me encantaría que si una de mis hijas es bully me llamen a contarme, pues es mi oportunidad como mamá para corregirla”. Después ella y su esposo, Juan Pablo, empezaron una campaña para fortalecer la autoestima de su hija que ha dado muy buenos resultados. “En el momento en que Michelle consiguió una mejor amiga tuvo un cambio muy positivo. Ya la ves sonreír, tiene un grupo social tranquilo y está contenta”. Michelle y sus hermanas, Sofía, de 10 años y Hannah, de 4, ayudaron a su mamá a revisar algunos textos de Enfrentando el bullying y le dieron algunas ideas para las ilustraciones, que fueron hechas por Iván Chacón.

María, quien ha publicado cerca de 30 libros infantiles, asegura que este ha sido el más difícil de escribir. “Por un lado revivió muchas situaciones personales dolorosas y por otro hay tantas opiniones sobre el tema que uno no sabe a quién creerle”. Para la investigación consultó a varios psicólogos y antropólogos.

En el texto, María destaca que Colombia tiene uno de los índices más altos de bullying en el mundo, uno de cada cinco estudiantes es víctima del matoneo. “Tenemos mucho por hacer”, concluye.
LO MÁS VISTO