Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

María Paz Gaviria y David Barguil se casarán en San Andrés

María Paz Gaviria y David Barguil se casarán en San Andrés

Revista Jet-set

La hija del expresidente César Gaviria y el representante cordobés a la Cámara contraerán matrimonio en marzo del año entrante. Sus posturas políticas diferentes –ella liberal y él conservador– en vez de distanciarlos, los unen como pareja.
Para María Paz y David es muy importante que el matrimonio los consolide como personas y como pareja, por eso quieren hacer una boda sencilla, con sus familiares y amigos más cercanos, al lado del mar. Foto: ©Imagen Reina/14.
Por: Edición 28814/8/2014 00:00:00
El representante le pidió matrimonio a su novia en Semana Santa, durante un paseo en globo en San Miguel de Allende, México. “Estaba muy nervioso; es más, en algún momento pensé: ‘Tengo que coger duro el anillo porque se me puede caer’”, cuenta David. “Me abrazó tiernamente por detrás, me susurró unas palabras dulces y me puso el anillo. Nos abrazamos y nos besamos”, recuerda María Paz. Y David complementa: “Fue un momento muy especial pero después de un rato me tocó preguntarle: ‘Oiga, usted no me ha dicho si sí o si no’”. Y es que para ella la respuesta era obvia.

Primero tendrán un matrimonio civil en Bogotá y luego se casarán por lo católico el 21 de marzo en San Andrés en el hotel Azul de la Tierra, de su amigo Carlos Londoño. Escogieron la isla en parte para salirse del estereotipo de las bodas en la Heroica, además que es un lugar en el que han pasado vacaciones juntos y les encanta. Sin embargo su decisión tiene una justificación nacionalista: defender la soberanía del archipiélago. “San Andrés forma parte de Colombia ahora más que nunca”, dice Barguil. Por último harán una fiesta en Montería para celebrar su unión con el equipo de trabajo del político.

Los amigos de la pareja bromean con que esta será una boda como de Frente Nacional, pues María Paz es liberal y David es conservador; es decir, asistirán dirigentes de los dos colectividades. “Estamos en la tarea de hacer la lista de invitados y ahí nos va a tocar sentarnos a conciliar, a que ella me dé unos buenos cupos”, dice David riéndose.

Ambos coinciden en que pertenecer a partidos políticos distintos, antes de ser un problema, enriquece su relación. “Nadie duda de lo conservador que soy ni de lo liberal que es María Paz, pero nos hemos dado cuenta de que los problemas de este país no tienen color político y en eso tenemos inmensas identidades. Debatimos y hay temas en los que no nos ponemos de acuerdo, pero siempre con mucho respeto. Cuando voy a presentar una ley, a la primera que le cuento es a ella, quien opina y me da ideas. En algunas elecciones votamos distinto, eso está clarísimo, pero que conste que en las del Congreso ella votó por mí”, bromea David mientras acaricia la mano de su prometida.

María Paz es hija del expresidente César Gaviria y hermana del excongresista Simón Gaviria, viene de una familia con una importante tradición política, todo lo contrario a David. Mientras ella corría por los majestuosos salones de la Casa de Nariño decorados con obras de arte, David jugaba en las calles de Cereté, Córdoba, su tierra natal. “Mi mamá es maestra, madre cabeza de hogar, y fui a la universidad con un crédito del Icetex”, cuenta Barguil.

Esas diferencias que han marcado la vida de esta pareja, los han unido aún más. Cuando María Paz y David salieron a comer una noche, hace tres años, sintieron una conexión muy fuerte y desde entonces, dicen, no se han podido separar. Les encanta viajar por Colombia, leer, arruncharse los fines de semana a ver películas o series, y cocinar. Ella es especialista en preparar carnes y él, ensaladas. “Lo de María Paz es la cultura y lo mío la política. Yo he ido aprendiendo un poquito de arte. Y bueno, no le tengo que enseñar nada de política”, asegura David.

Desde el inicio de su romance, el cordobés hizo feeling con sus suegros. El exmandatario y David tienen una relación magnífica, a pesar de sus discrepancias en lo político. “Lo que nos podemos decir en serio lo hacemos con humor negro”. En la familia Barguil adoran a María Paz. La mamá de David, quien solo tuvo dos hijos varones, ve a su nuera como a una hija.

Los preparativos de la boda aún están muy biches debido a los compromisos laborales de la pareja. La directora de artBo está concentrada en la celebración de los diez años de la feria que se realizará del 24 al 27 de octubre. “La importancia de artBo para mí es el impacto que pueda tener sobre un público mucho más amplio en la ciudad. Estamos felices porque hoy podemos leer noticias de nuestro país sobre la internacionalización del arte colombiano y la riqueza cultural”.

Por su parte, Barguil hace parte de la Comisión Tercera de la Cámara de Representantes. “Hoy el partido tiene el gran reto de sanar las heridas. Quedamos muy divididos después de la pasada contienda electoral. Este país está aburrido de las peleas políticas y de la polarización, últimamente se habla solo de eso y no de los temas que le preocupan al ciudadano de a pie”. A María Paz una de las cosas que más le atraen de su futuro esposo es su interés por defender, desde el Congreso, el bolsillo de los colombianos. De él fue la iniciativa de eliminar las cláusulas de permanencia en la telefonía celular; además radicó una ley para que los bancos no reporten a la gente a las centrales de riesgo por deudas menores a los 120 mil pesos, y les paguen intereses por sus cuentas de ahorros.

Como casi todas las novias, María Paz quiere mantener en secreto los detalles de su vestido y quién se lo diseñará. La luna de miel será en Asia en un plan aventurero. “Los dos conocemos pero nunca hemos ido juntos”, cuenta María Paz.

Con esta unión es muy probable que la niña traviesa del Palacio, quien durante el gobierno de su padre, César Gaviria, se ponía de ruana el cambio de guardia, vuelva a la Casa de Nariño, pero esta vez como la Primera Dama de los colombianos.
LO MÁS VISTO