Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

María Fernanda Valencia en defensa de su escuela de kitesurf

María Fernanda Valencia en defensa de su escuela de kitesurf

Revista Jet-set

Esta cartagenera de armas tomar ha asumido como propia la batalla legal que enfrenta Jesús Bedoya, el dueño de la escuela de deportes donde ella aprendió kitesurf. Si este centro es desalojado de la playa, cientos de niños de La Boquilla dejarían de practicar este deporte.
María Fernanda Valencia se integró a Aqua Náutica hace seis años, cuando aprendió deportes extremos como el kitesurf. Hoy se convirtió en una de las voceras contra la amenaza de cierre que acecha a esta escuela deportiva. Foto: ©Imagen Reina.
Por: Edición 26023/5/2013 00:00:00
Hace seis años, la excandidata a la Cámara de Representantes de Bogotá María Fernanda Valencia descubrió el vértigo y las emociones de los deportes náuticos. Fue así como en Cartagena, su ciudad natal, se inscribió en la escuela Aqua Náutica, donde aprendió a manejar el kitesurf, una mezcla de cometa y tabla de surf, y la modalidad de botes de vela tipo Láser. Con sus hijos, Manuela y Joaquín Rodríguez, se integraron a un grupo compacto de deportistas, casi todos de bajos recursos y de la comunidad de afrodescendientes que viven en el sector de La Boquilla.

Sin embargo, aquella armonía veraniega pasó a un estado de tensa calma desde que el dueño e instructor de la escuela, Jesús Bedoya, terminó enfrentado legalmente con el líder boquillero Benjamín Luna, quien busca desalojarlo del lugar. María Fernanda, en calidad de discípula de Bedoya, llegó a terciar en el conflicto, que se trasladó al Juzgado Civil del Circuito de Cartagena. Tanto Bedoya como Valencia consideran que Luna es un peso pesado en este tipo de batallas jurídicas, en virtud de que hace poco le ganó una tutela al Hotel Las Américas y lo obligó a devolverles las playas a los trabajadores informales de La Boquilla.

De hecho, en el diferendo con Jesús Bedoya, Benjamín Luna salió triunfador en un primer round. Hace algunos meses, invadió de carpas la zona playera donde se practican modalidades de deportes acuáticos como windsurf, kitesurf, kayak, sunfish kite y surf. Una tutela lo favoreció después de alegar “que la Corte Constitucional defendía el derecho al trabajo de las comunidades afrodescendientes”.

No obstante, el propietario de Agua Náutica apeló el fallo para evitar que lo desalojen de esta zona donde se asentó hace más de diez años. “Lo increíble es que Luna nos enfrentó a la gente de La Boquilla, sin importarle que durante mucho tiempo hemos instruido a cientos de niños en este tipo de deportes”, explicó Jesús Bedoya, quien dijo que su empresa cuenta con las licencias que otorga Dimar, el organismo que maneja las playas. María Fernanda Valencia lo respaldó con este argumento: “Todo está legal. Nosotros les prestamos los implementos a los deportistas sin recursos para los entrenamientos. Nos enorgullece ver que muchos han montado sus escuelas en otras partes de mi ciudad. Les hemos enseñado a ganarse la vida con dignidad”.

Incluso, Jeimmy Mariana Ortega, una niña de los cordones humildes de La Heroica, ha participado en varias competencias nacionales de kitesurf. Hace poco, en una olimpiada regional del Lago Calima, Valle, obtuvo el tercer lugar. Mientras los jueces resuelven este lío, las playas del Morro siguen llenas de carpas.
LO MÁS VISTO