Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

María Dueñas, escritora de bestsellers

María Dueñas, escritora de bestsellers

REVISTA JET-SET

La española llegó al universo literario hace solo seis años. Su novela El tiempo entre costuras vendió más de tres millones de ejemplares y fue adaptada a una serie de televisión que rompió récords de audiencia en el país ibérico. Hoy regresa con La templanza, una historia en la que por primera vez le da el protagonismo a un hombre y se ambienta en el universo de los vinos.
PLANETALa novelista manchega posa en una bodega vinícola de Jerez de la Frontera, en Andalucía, donde transcurre La templanza, su reciente obra, cuyo primer tiraje fue de 500 mil ejemplares.
Por: 21/5/2015 00:00:00
María Dueñas tuvo la templaza de abandonar su carrera de 20 años de docente universitaria para dedicarse a la literatura, algo ajeno a su vida. A ella nunca se le cruzó por la mente ser escritora. “Jamás fantaseé con esto. No he ido a un taller literario en mi vida. Sencillamente, me veía con 45 años y con ganas de hacer algo distinto”. Así nació El tiempo entre costuras, la novela que ha vendido más de tres millones de ejemplares en el mundo y ha sido traducida a 35 idiomas.

Ahora María Dueñas espera repetir el éxito con su tercer libro, La templanza, que salió a la venta con 500 mil copias para España y América Latina. Se centra en la historia de Mauro Larrea, un rico minero que queda en la ruina y se ve en la necesidad de recuperar su fortuna en cuatro meses. Es la primera vez que la escritora tiene un protagonista masculino; en sus dos obras anteriores las mujeres eran las que llevaban el hilo conductor. “La verdad, no fue tan complicado, todo lo contrario. Tengo cuatro hermanos varones y desde pequeña he tenido que ir de la mano con ellos y saber cómo piensan. Luego, estar rodeada de mi marido, mi hijo y mis amigos ayudó mucho”, cuenta María.

El chispazo para escribir La templanza le llegó durante un viaje en avión en el que la mayoría de pasajeros eran ingleses y no paraban de tomar vino. Comenzó a interesarse por el negocio de las bodegas jerezanas en el siglo XIX y descubrió que los indianos favorecieron el florecimiento económico de la zona. “En las tres novelas me ha pasado lo mismo: empiezo por un escenario geográfico. En El tiempo entre costuras fue Marruecos, donde nació mi mamá; en Misión olvido fueron las misiones franciscanas en California las que me seducían; y en este caso, es el mundo de Jerez y el comercio con Inglaterra. Una vez tengo las coordenadas del momento histórico, empiezo a crear los personajes y sus aventuras. Y cuando todo está claro, me siento a escribir”.

En ese proceso creativo ha sido fundamental la disciplina que adquirió como catedrática. En su agenda están perfectamente planificados los tiempos de investigación, viajes, escritura y promoción. No deja nada al azar. Desde que era estudiante escribe a mano. Lo hace en cuadernos, márgenes de los periódicos o incluso en un tiquete de avión.

A pocos meses de su publicación, La templanza es número uno en ventas en España y está en los primeros lugares en Colombia, donde recientemente la presentó en la Feria Internacional del Libro de Bogotá. María ha estado cuatro veces en el país y dice que le encanta venir, pues sus libros siempre son bien recibidos. “Me sorprende que a pesar de los kilómetros, los océanos, la diferencia de lenguas y culturas, las reacciones de los lectores son muy parecidas. Al final nos mueven a todos las mismas emociones”, dice. Los críticos opinan que el gran éxito de su obra se atribuye a que quienes leen sus novelas aprenden historias y geografía de una manera natural, sin sentir que les están dando una clase.

María asegura que escribió La templanza sin pensar en una posible adaptación a la televisión como sucedió con su anterior novela El tiempo entre costuras, que batió récord de audiencia en España con cinco millones de espectadores en su debut en Antena 3, y hoy forma parte de la plataforma de Netflix. La escritora supervisó los libretos y la vio antes de que saliera al aire. “Lo que más me gustó de la serie, además de que está muy bien hecha, es saber que no desvirtuaba la novela ni traicionaba a los lectores. Es tremendamente respetuosa con el alma del libro. Hay algunos pequeños cambios que siempre fueron consensuados”, cuenta.

El tiempo entre costuras es bestseller, aunque a ella no le guste mucho el término. “Lo que pasa es que en España tienden a pensar que bestseller es un género y no un libro que vende mucho, y eso me molesta. Hay libros que son muy dispares y no se pueden meter en la misma categoría. ¿Qué tiene que ver por ejemplo El tiempo entre costuras con Cincuenta sombras de Grey?, absolutamente nada, solo que los dos venden mucho”, dice.

María dice que no se siente condicionada por el éxito y que prefiere seguir siendo una persona anónima. “En últimas la fama de los escritores es relativa porque tu nombre lo conoce mucha gente pero tu cara no. En general me respetan mucho, me muevo cómodamente por la calle y puedo ir de compras. En mi casa cierro la puerta y vuelvo a ser la de siempre. Suelo trabajar bastante, me construyo mi propia burbuja y me encierro en ella. No he cambiado de estatus. Vivo en el mismo piso y tengo el mismo coche”. Para su esposo y sus dos hijos, de 20 y 17 años, ella es simplemente María y no una de las plumas más reconocidas de su país. Dueñas además escribe una columna mensual en la revista Elle y otra en el suplemento dominical del periódico La Vanguardia.

No se ve aún de escritora toda la vida. “No me planteo qué etiqueta me cuelgo a partir de ahora. Mi vinculación con el mundillo intelectual es cero. No me atrae, me da un perezón que me muero”, dijo recientemente en una entrevista en El País, de España, donde su nombre aparece con bastante frecuencia.
LO MÁS VISTO