Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

La familia de Nelson Mandela Pelea por la herencia

La familia de Nelson Mandela Pelea por la herencia

Revista Jet-Set

Increíble: el hombre que logró unir a una nación, Sudáfrica, deja a una prole dividida por la codicia de su fortuna, avaluada en cerca de 17 millones de dólares.
Mandela rodeado por 10 de sus 17 nietos en su casa de Qunu, donde se crio, el día en que cumplió 90 años el 18 de julio de 2008. Hoy, algunos de ellos apoyan una batalla legal para ganar el control de varias empresas que administran el nombre y la imagen de su abuelo.
Por: Edición 27416/12/2013 00:00:00
El expresidente sudafricano dejó esta vida como símbolo de los sentimientos más nobles del género humano, pero ello no lo liberó de una parentela que se trenza en el consabido “quién se queda con qué” tras su muerte. “Es una falacia retratarnos como si fuéramos unidos, cuando la verdad es que todo el mundo sabe que tenemos grandes diferencias como en cualquier familia”, le dijo hace poco a la revista del Sunday Times su nieta mayor, Ndileka.

Mandela debió irse a la tumba decepcionado porque los problemas de su casa vienen de tiempo atrás, pero se han agudizado en los últimos años. Para comprender la fisura hay que recordar que él se casó tres veces y tuvo seis hijos de sus dos primeras esposas, de los cuales sobreviven tres mujeres, además de 17 nietos y 14 bisnietos. Los vástagos de su boda con Evelyn Ntoko Mase, llamada la primera familia, se quejan de haber sido desposeídos y borrados de la vida del líder, de acuerdo con David James Smith en su biografía Young Mandela. Los miembros de la segunda familia que Madiba (título que le dio su clan Thembu en señal de respeto) formó con Winnie Madikizela-Mandela aseguran que los de la primera camada “han querido explotar el nombre de Mandela y las tensiones entre las dos familias han desencadenado abiertas hostilidades”, escribió Smith.

En la misma primera familia hay líos, por la rivalidad entre la hija mayor del expresidente, Makaziwe, y su nieto Mandla Mandela, hijo del fallecido Makgatho Mandela, su sucesor como jefe del consejo tribal de Mvezo y el único que le ha seguido los pasos en la política. El día de la muerte de su abuelo, el polémico Mandla tenía una citación en una corte por golpear a un hombre y apuntarle con un arma. Antes, había sido acusado de bigamia por su boda con Anais Grimaud, a quien luego dejó porque ella lo engañó y tuvo un hijo con uno de sus hermanos. Pero su paso más escandaloso ante los jueces se dio cuando 16 miembros del clan le ganaron un pleito por remover los restos de los tres hijos fallecidos de Mandela de Qunu, donde Madiba fue enterrado, y trasladarlos a su propiedad en Mvezo. En Sudáfrica se dice que lo hizo para garantizar que allí se establecería la morada final de su abuelo, lo cual le podría generar en el futuro millonarias entradas por las visitas de curiosos tras las huellas de Mandela. Mandla también es acusado de vender los derechos de transmisión del funeral del exmandatario por televisión por más de 400 mil dólares.

Él no es el único con ambiciones en los negocios. El periódico sudafricano Beeld sostiene que los hijos y nietos de Mandela controlan 110 empresas comerciales, entre las que se destaca House Mandela, la marca de vinos que Makaziwe Mandela creó y por lo cual ha sido tildada de mercantilista. “Yo estoy en la industria de los vinos. Hay familias que han estado en ella por 500 años y nadie las señala de lucrarse de su nombre”, se defendió.

Makaziwe se ha aliado con su media hermana Zenani, hija de Winnie, para tomar el control de un fondo de más de un millón de dólares que Mandela constituyó en favor de ellas y su hermana Zindzi en caso de apuros económicos. Según el diario Star of South Africa, las herederas aseguran que los directores del fondo, entre ellos George Bizos, quien defendió a Mandela cuando estuvo preso, desviaron ese capital y el de las compañías cuyo fin es canalizar el producido por los derechos de las huellas de las manos, el nombre y la imagen de Mandela.

También se les achaca de enriquecerse con su apellido a las princesas Zaziwe y Swati Dlamini, hijas de Zenani Mandela y el príncipe suazi Thumbumuzi Dlamini, porque protagonizaron el reality show Being Mandela y lanzaron la marca de ropa Long Walk to Freedom, en honor a la biografía de su abuelo.

Se cree que hay mucho más por repartir, ya que Mandela amasó una fortuna de más de 17 millones de dólares por sus autobiografías, trabajo intelectual y por convertir su nombre en una marca. El Star of South Africa recordó que él no tenía confianza en sus hijas para manejar el dinero y dejó otros 27 fondos protegidos para que perduraran en el tiempo. Ahora que él no está, dijo el periódico, sus deudos se trenzarán en una lucha por impugnar su testamento, arguyendo que lo dictó en el declive de sus facultades mentales. También se ve venir la pelea por el control de las 110 empresas que manejan su nombre e imagen, y a juzgar por la manera en que ya se atacaron cuando él existía será un espectáculo amargo “que puede poner en riesgo la memoria de un ícono altruista que ayudó a liberar a un pueblo”, concluyó el diario.
LO MÁS VISTO