Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Malia Obama ¡Se alzó la falda!

Malia Obama ¡Se alzó la falda!

REVISTA JET-SET

El presidente Barack Obama está iracundo con su hija mayor porque fue pillada fumando marihuana y anda muy aficionada a la rumba.
Foto: Archivo.
Por: Revista Jet-set.7/9/2016 00:00:00

Hace unas cuantas semanas, la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, evocaba ante la convención del Partido Demócrata que Malia había llegado como una inocente niña a la Casa Blanca. Ahora, es toda una jovencita de 18 años y por estos días no tiene nada contentos a sus padres, quienes pasarán a la historia como una pareja intachable en la Casa Blanca. No obstante, sus detractores, que no les faltan, podrían tener en adelante un buen filón para sus ataques, debido a la conducta de la ‘primera hija’, quien días después de los tiernos recuerdos de Michelle, era captada por una cámara fumando un cigarrillo de lo que parecía ser marihuana, durante un concierto del festival Lollapalooza, en Chicago. “Es la peor pesadilla del presidente”, le reveló una fuente cercana a RadarOnline, de acuerdo con la cual: “El fin de su mandato se acerca y la imagen de familia ejemplar de los Obama se desmorona ante sus ojos con este escándalo”.

La prensa gringa asegura que el presidente estadounidense apartó varias tardes de las vacaciones de la familia en la isla de Martha’s Vineyard, el famoso refugio de los Kennedy en Massachusetts, para regañar a su hija por su comportamiento, ya que el episodio de Lollapalooza no fue un hecho aislado. Obama, seguramente le recordó que siempre deberá tener mucho cuidado con lo que hace en público, ya que miles de ojos están esperando a que meta la ‘pata’.

Malia, además de ser vista con un cigarrillo sospechoso, también fue grabada subiéndose provocativamente la falda durante la presentación del rapero Mac Miller, también en Lollapalooza. Otras imágenes de ella durante el mismo festival la muestran en plena rumba y sintiéndose muy sexy, a juzgar por sus movimientos. Se trata de imágenes que podrían ser protagonizadas por cualquier joven de su edad y que comienza a florecer, pero por tratarse de la hija del hombre más poderoso del mundo, han causado un alboroto en la prensa y en las redes sociales.

Pese a las reconvenciones de su padre durante el veraneo en Martha’s Vineyard, Malia luego estuvo en una rumba en la isla tan escandalosa, que la Policía tuvo que acudir para suspenderla, a causa de las quejas de los vecinos, según el Boston Herald.

Fue quizá por esta travesura que la imágenes de la familia saliendo de Martha’s Vineyard a Washington sugirieron tensión en la familia presidencial. El jefe de Estado le lanzaba miradas adustas a su hija, mientras que ella se las devolvía con un dejo desafiante. Además, Obama prefirió charlar y hacerle bromas a su heredera menor, Sasha, de 15 años, quien pese a ser quien es además de millonaria, aprovechó las vacaciones para trabajar en un restaurante de la isla.

Malia se acaba de graduar de bachiller en la exclusiva Sidwell Friends School, en Washington, donde también estudiaron los hijos de presidentes como Bill Clinton, Richard Nixon, Herbert Hoover y Teddy Roosevelt. Actualmente, disfruta de un año de descanso hasta el otoño de 2017, cuando ingresará a Harvard University. La elección de esta alma mater, que fue seguida con mucha expectativa en Estados Unidos, también fue, de cierto modo, otro acto de rebeldía de la joven Obama hacia sus padres, quienes le habían dicho que no tenía que escoger una institución con gran nombre y prestigio, según The New York Times.

Pese a los disgustos que le ha dado su hija al presidente, seguro las cosas se arreglarán entre ellos, porque si algo define al mandatario es que es un devoto padre, además de muy sentimental. Así, cuando le pidieron que hablara en la graduación de Malia, dijo: “Absolutamente, no, porque me voy a sentar en la última banca, con lentes oscuros, para que nadie me vea llorando”. Y así fue, según él mismo lo contó: “Emití un sobrecogedor sonido tratando de ahogar mis lágrimas y la gente se volteó a mirarme, entonces tuve que contenerme”.

Nostálgico pero también con buen humor, el presidente le rindió homenaje a su niña el pasado 4 de julio, durante los festejos de la independencia de Estados Unidos en la Casa Blanca, cantándole el Happy Birthday, después de esta introducción: “Uno de los trabajos de los padres es avergonzar a las hijas, entonces hoy todavía me queda esa última tarea”. Así mismo, el mandatario anunció que vienen más lágrimas, porque Malia es su mejor amiga y va a ser muy difícil verla partir a Harvard.

LO MÁS VISTO