Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Los príncipes viejitos

Los príncipes viejitos

Revista Jet-Set

Una afamada artista forense se dio a la tarea de predecir cómo se verán el príncipe William de Inglaterra, su esposa Kate, su hermano Harry y su cuñada Pippa Middleton cuando pasen de 60 años. Estos son los resultados.
William, Duque de Cambridge. Cuando sea el rey William V, la incipiente calvicie de hoy habrá terminado su obra en la coronilla del actual Duque de Cambridge. Así, se parecerá más a su tío Eduardo de Wessex que a su padre, Carlos de Gales, pero seguirá siendo un hombre guapo.
Por: 22/8/2012 00:00:00
Teri Blythe no tiene nada que ver con las revistas del corazón ni con la realeza. Su campo de acción es más crudo y descarnado, pues la solicitan a menudo las fuerzas de policía de Gran Bretaña y organizaciones en busca de desaparecidos para que les aporte sus conocimientos de artista forense. Su especialidad, en concreto, es predecir la apariencia de las personas en 20, 30 o 40 años cuando se les ha perdido el rastro por largo tiempo. En enero, por ejemplo, realizó una proyección de cómo sería hoy Madeleine McCann, la niña inglesa que se les perdió a sus padres en Portugal en 2007.

Por estos días le sacó un tiempo al drama de su misión para dedicarse a las actuales estrellas de la realeza británica, el príncipe William, duque de Cambridge, y su esposa, Catherine, para dar una idea de los rostros que ellos les darán a sus súbditos y al mundo cuando sean los monarcas del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Blythe también puso el foco sobre el hermano menor del futuro rey, el príncipe Harry, y Pippa Middleton, hermana de Catherine, dueños también de una arrolladora popularidad.

Para su pronóstico, la experta acopió numerosas fotografías de los jóvenes y analizó sus rasgos para saber cómo podría afectar sus pieles el paso del tiempo. Además, los comparó con sus padres, tíos y abuelos y consideró la incidencia del peso en sus fisonomías. El resultado, imágenes intrigantes y muy creíbles, aunque Teri Blythe advierte que su trabajo no es una ciencia exacta.
LO MÁS VISTO