Revista Jet-Set

Los matrimonios más largos del espectáculo

El divorcio es pan de cada día entre los famosos, pero aún hay parejas de grandes estrellas del cine y la música que desafían ese mito con uniones que este año alcanzan significativos aniversarios.

Los matrimonios más largos del espectáculo. Se conocieron en la época del colegio. Cuando la mamá de Bono murió, ella cuidó de él, lavaba su ropa y le cocinaba. Foto: Queen Internacional

Se conocieron en la época del colegio. Cuando la mamá de Bono murió, ella cuidó de él, lavaba su ropa y le cocinaba. Foto: Queen Internacional

Bono y Ali Stewart. Amor estudiantil. 30 años

El cantante de U2 y su esposa, una activista por causas como los derechos de los niños, se conocieron cuando eran adolescentes en Mount Temple Comprehensive School, en Dublín (Irlanda). En 1975 se hicieron novios y cuando la madre de Bono murió, Ali empezó a cuidarlo, a lavar su ropa y a prepararle la comida. Se casaron el 21 de agosto de 1982 en la Iglesia de Todos los Santos, en Raheny.

Ali desistió de la idea de ser enfermera para formar un hogar, pero no se conformó con ser la esposa ama de casa de una estrella. Se graduó en Arte, Sociología y Ciencia Política en el University College de Dublín, trabajó en el mercado automotor con su padre y hoy es una gran socia de su marido en las obras solidarias que le han dado renombre. Es la creadora de Edun, marca de moda que propende al comercio justo con las naciones del tercer mundo y la abolición del trabajo infantil. Es cofundadora de la marca de productos para la piel Nude Skincare,
al igual que activista de Greenpeace.

Los esposos viven con sus cuatro hijos, Jordan, Memphis Eve, Elijah Bob y John Abraham, en una espléndida casa en el suburbio dublinés de Killiney y tienen una casa en el sur de Francia. The Sweetest Thing, una conocida canción de U2, fue un regalo del grupo a Ali, porque Bono olvidó su aniversario de bodas por estar grabando un disco.

Tom Hanks y Rita Wilson. Amor a prueba de fama. 24 años

El actor y productor, uno de los más poderosos de Hollywood, conoció a su segunda esposa en el set de su comedia Bossom Buddies, pero la relación fue estrictamente profesional. Solo vinieron a involucrarse sentimentalmente cuando se volvieron a encontrar en la cinta Volunteers, en 1985. Tres años después se casaron en Los Ángeles y tuvieron dos hijos, Chester y Truman.

En abril pasado, al completar casi un cuarto de siglo de matrimonio, Rita le reveló a US Weekly el secreto del éxito de su matrimonio: “Queremos estar casados el uno con el otro. Ese es el gran punto. Todavía nos gustamos mucho”. Y al respecto de soportar las presiones de la fama, la también cantante y productora afirmó que la clave es comprender el significado del compromiso, así como seguir siendo amigos y asegurarse de reír a mares.

Sting y Trudie Styler. Veteranos, pero picantes. 20 años

La fiesta de sus dos décadas de boda, en agosto próximo, en su finca en Inglaterra, será digna de alquilar balcón. No solo asistirá una lucida nómina de personajes de la fama y el jet-set, sino que además será fiel al gusto de la pareja por lo lujurioso y con cierto toque del bajo mundo.

En una reciente entrevista para Harper’s Bazaar, el músico dijo que justamente a esa afición por el picante sexual se debe en buena medida que su unión con Trudie se haya mantenido durante tantos años, 34 en total, pues vivieron juntos una década antes de ir al altar en la iglesia parroquial de Great Durnford, en el condado de Wiltshire.

Se conocieron y enamoraron cuando él aún estaba casado con su primera esposa, Frances Tomelty, al respecto de lo cual Trudie hoy confiesa que tuvo sentimientos de culpa. “Pero, ¿qué puedo decir? Nos amamos
locamente y no sé cuál es la fórmula para eso. En verdad no hay un secreto. Esto simplemente parece que funciona”, dijo.

Los esposos tienen cuatro hijos, entre los 28 y los 16 años: Bridget, Jake, Eliot y Giacomo.

David Bowie e Iman. A los pies de la diosa de ébano. 20 años

“Él todavía me gusta mucho”, dice Iman de su esposo, quien es una verdadera leyenda de la música pop, así como ella lo es del modelaje. Se conocieron en una cita a ciegas en 1990 y cuando él ya tenía un divorcio
a cuestas y ella dos. Después de una alocada vida, en la que incluso su orientación sexual fue objeto de escándalos y chismes, Bowie sentó cabeza en 1992 con esta belleza somalí que le dio una hija, Alexandria Zahra Jones.

“Mi matrimonio es exactamente tan fabuloso como ustedes pueden pensar”, le dijo ella al presentador estadounidense Nate Berkus. “David es divertido, muy curioso, de modo que yo he aprendido mucho de él”,
aseguró. También reveló que él vive por y para ella. Es un esposo tan devoto que, incluso, se arrodilla cada vez que es necesario para amarrarle los cordones de los zapatos y la protege con su propio cuerpo cuando un aguacero los toma de sorpresa en las calles de Nueva York o Londres, donde residen.

Warren Beatty y Annette Bening. Boda ‘top secret’. 20 años

Beatty fue uno de los hombres más deseados de Hollywood, un soltero empedernido, que se negaba a casarse sistemáticamente. Según su biógrafo Peter Biskind, llegó a acostarse con 12.775 mujeres, entre ellas Madonna, Jane Fonda y Joan Collins. Por eso, hace 20 años, la noticia de su boda secreta con Annette Bening cayó como cosa del otro mundo. Pese a los 21 años que le llevaba a la también actriz, él había comprendido que era la mujer de su vida.

Al respecto, la propia Annette le confesó una vez al Daily Mirror que desde el primer momento en que se vieron en el rodaje de Bugsy, en 1991, supieron que algo pasaría entre los dos. Así, solo fue cuestión de afinar detalles y estar finalmente solos, lo que sucedió cuando fueron a almorzar a San Pietro, una pizzería en Beverly Hills. De ese día, ella recuerda que no tenía prejuicios acerca de la fama de mujeriego de él. “Él hacía sentir bien a las mujeres y, bueno, ¡me hizo sentir bien a mí!”. Se casaron el 3 de marzo de 1992, en una boda supersecreta que solo se dio a conocer nueve días después. Tuvieron cuatro hijos: Kathlyn Elizabeth, de 20 años y quien ha sido noticia por su deseo de cambiar de sexo; Benjamín, Isabelle Ira y Ella Corinne.

Sarah Jessica Parker y Matthew Broderick. La novia de negro. 15 años

Cada cierto tiempo son blanco de rumores de separación, pero al parecer están muy unidos, en especial luego del nacimiento de sus hijas Marion y Tabitha, a quienes tuvieron a través de una madre sustituta, en el 2009.
Los presentó un hermano de Sarah Jessica que trabajaba con Broderick en la compañía de teatro Naked Angels. En principio, él aparentó no estar interesado, pero finalmente la invitó a comer en el Cornelia Street Café de Manhattan. La cita fue un éxito, no pararon de hablar y el 19 de mayo de 1997 los casó la hermana de él, Janet, en un edificio que había sido una histórica sinagoga de Manhattan.

El suceso fue supersecreto para evitar a los paparazzi y, de hecho, los 140 invitados solo se enteraron de que estaban en un matrimonio después de su llegada. Quienes los conocen dicen que ríen mucho a carcajadas, que se protegen el uno al otro y que son muy irreverentes. “Nunca hemos estado más de dos semanas separados”, le dijo a World Entertainment News. Cuenta, además, que casi no hablan de plata, que no necesita saber cuánta tiene él y que sabe que debe trabajar para contribuir con los gastos de la casa. También son los padres de James Wilkie, quien vino al mundo en el 2002.

Will Smith y Jada Pinkett. Pareja abierta. 15 años

Se conocieron en 1990 cuando Jada, miss Maryland 1988, hizo casting para interpretar a una novia de él en El
príncipe del rap, la comedia que catapultó a Smith a la fama. Jada no obtuvo el papel, pero si se quedó con el corazón del actor, uno de los más influyentes de Hollywood, quien no le pareció divertido en su primera cita en México. Según le relató el propio Will a Allheadlinenews.com, pasaron dos años antes de que ella se riera de sus chistes.

Ella lo reconoce y cuenta que en una cena, mucho después de conocerlo, se percató de que él había crecido y fue allí cuando la amistad se transformó en amor. Se casaron en una ceremonia secreta el 31 de diciembre de 1997, en Lutherville, y hoy viven con sus hijos Jaden Christopher y Willow Camille, en una finca de 100 acres en California. Allí siguen un estilo de vida muy orgánico y ligado a la naturaleza. También tienen casas en Miami y Filadelfia.

Will y Jada, ambos de la iglesia de la cienciología, dicen sentirse muy atraídos y dados a la fidelidad, pero al menos él ha dicho en varias ocasiones que no descarta la posibilidad de tener un matrimonio abierto.

Danny Moder y Julia Roberts. El placer de la mujer bonita. 10 años


A comienzos del siglo XXI Julia Roberts era la actriz más exitosa y mejor pagada del mundo, pero desdichada
en el amor. Tras un matrimonio fallido con Lyle Lovett y decepciones con Kiefer Sutherland y Dylan McDermott, conoció en el set de El mexicano al asistente de cámara, Daniel Moder, de quien se enamoró perdidamente, de modo que en cuestión de meses ella dejó a su novio de entonces, Benjamin Bratt, y él se divorció de su esposa Vera Steimberg.

El 4 de julio del 2002 se casaron en la finca de ella en Nuevo México, en un festejo poco convencional, sin padrinos, damas de honor ni pajecitos. Los 50 asistentes recibieron las invitaciones escritas a mano y solo se les pidió vestir de blanco y llevar una planta que haría parte de un jardín conmemorativo. Él único famoso presente fue el actor Bruce Willis.

La celebración fue estilo barbacoa con platos mexicanos, tamales y margaritas. La finca estaba decorada con velas y faroles chinos, y la luna de miel fue en la isla de Santorini (Grecia). A los dos años del enlace, la pareja tuvo a sus hijos mayores, los gemelos Hazel Patricia y Phinnaeus, quienes en el 2007 recibieron a un nuevo hermano, Henry Daniel. La familia pasa el tiempo entre sus casas de Nueva York, Los Ángeles y Arrocasas -
yo Seco (Nuevo México). En cualquiera de ellas, Julia dice que le encanta hacer las labores del hogar. “Soy muy buena para eso”, asegura hoy, convencida de que Danny “ha traído la luz a mi vida”.


Otros Articulos