Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Los favoritos de Germán Vargas

Los favoritos de Germán Vargas

REVISTA JET-SET

El vicepresidente Germán Vargas, jefe natural de Cambio Radical, articuló su equipo de colaboradores de modo que todos tuvieran el ADN político y representaran a las diferentes regiones. A este trabajo grupal se le atribuye la gestión en los temas de agua, vivienda e infraestructura vial del Gobierno.
Rodrigo Lara, Director de Cambio Radical; y Carlos Fernando Galán, Senador de la República.
Por: 27/8/2015 00:00:00
Rodrigo Lara
Director de Cambio Radical
El hijo del fallecido ministro de Justicia Rodrigo Lara Bonilla, a manos del narcotráfico, llegó a la dirección de Cambio Radical ante la intempestiva renuncia de Carlos Fernando Galán. Coincidencialmente, los dos jóvenes son herederos del prestigio político de dos líderes inmolados en la Colombia violenta de los años 80.
El representante Rodrigo Lara tomó las riendas del partido de Germán Vargas Lleras en un momento de señalamientos de la oposición por el proceso en que definían los avales de 15.800 candidatos regionales de esta colectividad. 
“A Cambio Radical le disparan mucho. Todo se debe al éxito que tiene gracias a la ejecución de los programas de vivienda, infraestructura y agua”, aseguró el político de 40 años, conocido por su temperamento fuerte, al igual que el de Vargas Lleras. “Él es muy exigente y le gusta ver los resultados inmediatos. Pero yo soy igual, así que hablamos el mismo lenguaje. Sería ideal verlo en la Presidencia del 2018”, dijo el congresista que en la actual legislación presentó nueve proyectos, incluyendo el de la donación de órganos. El huilense Lara Restrepo está casado con María José Valenzuela. 
Carlos Fernando Galán
Senador de la República
Cuando el senador Carlos Fernando Galán renunció a la dirección de Cambio Radical, dejó la sensación de que había divisiones internas en la jerarquía del partido que constituyó el vicepresidente. Galán, excandidato a la Alcaldía de Bogotá y a quien los medios arropan continuamente con la imagen de su padre, Luis Carlos Galán Sarmiento, dejaba claro que permanecía en esta colectividad política pero ceñido a una línea de pensamiento que no siempre sigue los criterios de Vargas Lleras. “Él respeta las diferencias. Me sostengo en que el partido ha cometido errores por otorgar dudosos avales en la región”, dijo el congresista, conocido por su activismo en la campaña de Enrique Peñalosa. 
El día laboral de Galán Pachón se acaba después de las 10:00 de la noche. En estas semanas, con el fin de desconectarse del trajín electoral, él y su esposa, Carolina Deik, se han pegado a las intrigas de la serie House of cards, de Netflix. “Esta producción se parece mucho a lo que sucede en el país. El 30 por ciento del Congreso nuestro estuvo en la cárcel por vínculos con asesinos”, dijo este político autónomo y mediático de 38 años.
Pablo Felipe Robledo
Superintendente de Industria y Comercio
Es una de las figuras más visibles de este gobierno. Su profesor Ramiro Bejarano lo apodó “la Cuchilla” porque no le ha temblado la mano para imponer millonarias sanciones e investigar empresas que antes eran intocables. Nació en Manizales, se crio en Pereira y quiso ser tenista profesional, pero no lo logró. Estudió Derecho en el Externado y, aparte de tres años en el DAS, el resto de su vida la había dedicado a la docencia y el litigio, hasta que Germán Vargas le propuso ser su viceministro del Interior y de Justicia: “Aprendí de él a trabajar más de lo que trabajaba”, admite Robledo. “El vice tiene un dicho que interioricé: ‘En el sector privado cada día que pasa es uno más, mientras que en el sector público cada día es uno menos’”. Y lo pone en práctica en la Superintendencia, ejecutando cada día como si fuera el último de su gestión.
Natalia Abello Vives
Ministra de Transporte
La imagen más recurrente que tiene de su niñez es la de ella misma sentada frente a un televisor justo cuando el gobierno de Julio César Turbay hacía la transición de la señal en blanco y negro a la de color. El padre de Natalia Abello, Antonio Abello Roca, era el ministro de Comunicaciones y había liderado aquella revolución tecnológica. Antes de llegar al Ministerio de Transporte, esta abogada de la Javeriana fue una ficha clave de Cambio Radical en la política barranquillera como secretaria general de la alcaldesa Elsa Noguera, donde se mantuvo hasta regresar a Bogotá. Abello Vives está casada con Luis Eduardo Camacho y tiene tres hijos. Ella fue la primera sorprendida al ir al altar con un cachaco debido a su exagerada devoción por el mundo costeño: el jugo de zapote en leche, los mariscos y el softball.
Luis Felipe Henao
Ministro de Vivienda
En 2013, cuando Luis Felipe Henao, de 35 años, llegó a una de las carteras más importantes, Semana resaltó su juventud como su rasgo más característico. “Un sardino, el nuevo ministro de Vivienda”, publicó el semanario que hacía una analogía entre los jóvenes sobresalientes de Cambio Radical y el “Kínder de Gaviria”. “No soy de una familia política”, dijo Henao, quien empezó a trabajar a los 17 años como patinador de Jaime Lombana y luego saltó al Ministerio de Ambiente, donde Germán Vargas empezó a promoverlo como uno de sus hombres de confianza. Tanto que lo nombró viceministro del Interior: “Él es disciplinado. Si algo falla se muestra malhumorado, pero sin irrespetarnos”, dijo este antioqueño. Vargas y Henao viajan de vacaciones con sus familias y practican deportes.
LO MÁS VISTO