Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Los duques de Cambridge: ¿Reinarán?

Los duques de Cambridge: ¿Reinarán?

En la realeza

El príncipe William de Inglaterra y su esposa Catherine son hoy la pareja real más famosa y aplaudida del mundo. En julio le darán a la familia real un nuevo heredero de la corona.
Los duques de Cambridge son adorados por todo el pueblo inglés. Foto: AFP
Por: Edición 26111/6/2013 00:00:00
Hasta ahora no han hecho más que cosechar notas sobresalientes en su misión de inyectarle un nuevo aire a la corona británica. Él, de 30 años, luego de graduarse en Geografía en la Universidad de St. Andrews, en Fife (Escocia), donde conoció a Catherine, emprendió la obligada carrera militar que la tradición les exige a los hombres de la familia real. Primero formó parte del regimiento Blues and Royals de la Household Cavalry, la división de caballería más prestigiosa de Gran Bretaña, encargada de proteger a su abuela, la reina Isabel II. Más tarde, se graduó como piloto de búsqueda y rescate de la Real Fuerza Aérea, la cual lo tiene destacado actualmente como lugarteniente en Anglesey (País de Gales), donde vive con su esposa. Tiene además asiento en el Consejo de Estado desde los 21 años.

Por su parte, la duquesa, quien cumplió 31 años el 9 de junio, ha dejado con un palmo de narices a quienes le achacaban sus orígenes plebeyos y se ha robado con su hermosura y elegancia el corazón de los británicos y de todos los que en el mundo sienten fascinación por la realeza. Para completar, está esperando a su primer hijo, quien, sea niño o niña, heredará el derecho a sentarse en el trono. Además del valor sentimental que ha cobrado, Kate se ha vuelto un ícono del estilo: todo lo que usa se pone de moda y se agota en los almacenes, lo que produce dividendos tanto financieros como publicitarios para la marca país de Gran Bretaña.

Pese a tanta belleza, los escépticos le ponen un gran interrogante a las posibilidades de esta hermosa pareja de llegar a ser coronada, dada la raigambre anticuada de esta institución, por cuya supervivencia para mediados del presente siglo casi nadie responde. No obstante, para los optimistas, cuando todos los reyes del mundo hayan sucumbido, Gran Bretaña mantendrá a los suyos porque derrocarlos sería como abjurar de un milenio de orgullo patrio.
LO MÁS VISTO