Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Los 20 años de El Rastrillo

Los 20 años de El Rastrillo

Revista Jet-Set

La junta directiva de la Asociación Nuevo Futuro ya tiene listos todos los detalles para celebrar los veinte años de El Rastrillo. Del 20 al 25 de noviembre en el Claustro de la Enseñanza en Bogotá los visitantes de la feria podrán comprar antigüedades, joyas y ropa, y de paso contribuir a la formación de cien niños y adolescentes con historias de vida difíciles.
Matilde Echeverri de Uribe, Ana María de Arizmendi, Clemencia de Polidura, Dario Restrepo, Cecilia Santa María de Cárdenas, Clara Teresa Cárdenas de Arbeláez y María Begoña Vieites. Foto: Imagen Reina/12
Por: 19/10/2012 00:00:00
Hace veinte años, cuando Cecilia Santa María de Cárdenas acompañaba a España a su esposo, Jorge Cárdenas, entonces presidente de la Federación Nacional de Cafeteros, conoció a la presidenta de El Rastrillo, una feria benéfica creada en 1968 por diez damas de la alta sociedad, presididas por la hermana del rey Juan Carlos, la infanta doña Pilar de Borbón.

La presidenta le propuso a Cecilia copiar el modelo en Colombia. La idea le quedó sonando y a su regreso al país convenció a su amiga Fanny de Sarmiento y a un grupo de voluntarios a hacer su propio Rastrillo. Así fue como en 1992 nació el primer “mercado de las pulgas” en La Abadía de Montserrat en Bogotá. Luego se trasladaron al antiguo Claustro de la Enseñanza, donde este año los visitantes podrán comprar antigüedades, joyas y ropa; disfrutar de una buena comida en La Tasca Española y escuchar las canciones de Fonseca, quien inaugurará la feria el próximo 20 de noviembre. “Cada vez nos esforzamos en hacer un evento con atractivos para toda la familia. Es el compromiso de nuestros expositores y nuestro público, pero sobre todo con los niños y niñas cuyo futuro depende de nosotros”, afirma Cecilia. Con los dineros recaudados en El Rastrillo sostienen siete hogares que tiene la Asociación Nuevo Futuro, seis en La Calera y uno en Cartagena, en los cuales albergan a cien niños entre 7 y 18 años en estado de desprotección. 

En las mañanas esos adolescentes asisten a sus jornadas académicas y en las tardes reciben clases de sistemas o panadería en el Centro de Capacitación Florever. “Son niños que nos manda Bienestar Familiar con historias de vida muy difíciles. Nosotros lo que hacemos es sacarlos del contexto de pobrecitos y darles oportunidades. En este momento tenemos una jovencita que está en octavo semestre de psicología en la Universidad Iberoamericana y otros catorce estudiando carreras técnicas”, cuenta Jenny Patricia de la Pava, directora ejecutiva de Nuevo Futuro.  Durante estos veinte años más de 2.200 niños y adolescentes han pasado por sus hogares, y esperan seguir aumentando la cifra, pero para eso necesitan que la gente se anime a ir a El Rastrillo a comprar.
LO MÁS VISTO