Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Los 20 años  del Santa Clara

Los 20 años del Santa Clara

Revista Jet-set

El medio siglo de la firma Sofitel en el mercado mundial coincide con el inicio de la celebración de los 20 años de su hotel Santa Clara en Cartagena. El emblemático lugar, con más de cien premios y reconocimientos, ha sido albergue de mandatarios, reyes, artistas y escritores.
Durante estos 20 años, el hotel Santa Clara ha pasado por varias restauraciones. No es fácil mantener en buen estado una edificación que data del año 1621. Foto: Cortesía Soffitel Legend Santa Clara
Por: Edición 2849/6/2014 00:00:00
Una de las historias de amor más tormentosas del universo literario de Gabriel García Márquez transcurre en el Santa Clara, el monasterio de la orden de las clarisas de Cartagena durante 240 años, y donde desde hace 20 funciona el histórico hotel de la cadena Sofitel.

El día que Gabo presenció el hallazgo del esqueleto de una niña de 13 años en las criptas del antiguo convento empezó a escribir Del amor y otros demonios, que resume la obsesión de un sacerdote exorcista por la menor de edad que el autor bautizó con el nombre de Sierva María. La novela, como era de esperarse, sirvió de megáfono para que mucha gente conociera la majestuosa edificación del Santa Clara que data desde 1621. “Cuando abrimos nuestras puertas, este libro de García Márquez nos referenció muy bien. Muchas personas se enteraron de que existíamos gracias a él”, explica Carmen Otero, directora de mercadeo y ventas del hotel que entró en la categoría Sofitel Legend por preservar un patrimonio histórico.

La firma hotelera, con medio siglo de experiencia en el sector, solo tiene cuatro complejos recreativos de este estatus en el mundo como el Metropole Hanoi en Vietnam, donde vivió Charles Chaplin, y el Old Cataract, en la ciudad egipcia de Aswan que sirvió de marco para la novela policíaca Muerte en el Nilo, de Agatha Christie.

El viejo claustro cartagenero e ícono lujoso de la hotelería internacional comenzó la celebración de sus dos décadas con un look renovado y nuevos jardines. Recientemente le subió el tono al confort de sus 123 habitaciones, entre estas, 19 de carácter exclusivo que dirigen su foco hacia los turistas de alto perfil. Hace meses abrió la suite Botero, en honor al artista antioqueño, que entregó con orgullo el aval de su nombre y aprobó la decoración que realizó su hija Lina Botero. El valor de un día en esta recámara de 160 metros, con cuadros boterianos y pequeñas imitaciones de sus esculturas, llega a los cinco millones de pesos. Otra suite, la Legend, fue creada para recordar los óleos alegres y coloridos de la pintora Ana Mercedes Hoyos.

Desde que abrió sus puertas, los pasillos del Santa Clara han sido epicentro de romerías de personalidades, entre políticos, reyes, escritores, cantantes, actores, figuras del arte y magnates financieros. En 1995, cuando se realizó la Cumbre de los No Alineados, en Cartagena, el claustro albergó a los presidentes y delegados de 113 países, entre ellos Fidel Castro y Yasser Arafat. Los dos líderes viajaron con sus nutridas comitivas que incluían a sus propios cocineros y un cuerpo de secretarios que probaban los alimentos antes de llevarlos a la mesa. El temor a los ataques de los conspiradores internacionales se apoderó del inicio del encuentro, hasta que los propios mandatarios decidieron salirse del libreto de las recomendaciones de seguridad.

Castro invitó a los altos mandos del hotel a su habitación, donde casi siempre estuvo acompañado por su amigo Gabo. Arafat, por su lado, se olvidó de las viandas típicas que trajo desde la región palestina y pidió comida italiana durante su permanencia.

En esos días, la reina Sofía de España también bajaba al jardín para llevarle comida al primer tucán que adoptaron como mascota en el Santa Clara. Desde entonces, por las habitaciones del hotel han pasado celebridades de la importancia del rey Juan Carlos, Mel Gibson, Plácido Domingo, Sting, el polémico Charlie Sheen, Javier Bardem y los multimillonarios Carlos Slim y Bill Gates, quienes encabezan las listas de los más ricos según Forbes.

El primero de enero de 2000, el cantante Mick Jagger de The Rolling Stones se hospedó allí, pero se registró con otro nombre. No permitió que le tomaran fotos. Esa misma sugerencia la hizo años más tarde el director de cine Francis Ford Coppola, quien retomó algunos elementos decorativos del Santa Clara Legend para implantarlos en varios de los resort que tiene en Belice, Argentina e Italia, según lo dijo durante su permanencia en Cartagena.

El Sofitel Santa Clara Legend se encuentra entre los más premiados de los cinco continentes. En el último año recibió 13 reconocimientos, entre estos uno de importancia como la inclusión en la Gold List 2014 de hoteles históricos de la revista de turismo Condé Nast Traveler, que se guió por la votación de 80 mil viajeros. En 2013, la publicación también le dio el primer lugar entre los mejores de Suramérica.

El estilo colonial de la edificación cautiva a turistas y a cineastas, tanto que sirvió de escenario para la película Del amor y otros demonios, inspirada en el libro homónimo.

El rumbo que tomó el monasterio de las clarisas desde hace 20 años marcó, según los entendidos, un antes y un después en el sector amurallado. Su restauración trajo más hoteles, restaurantes y la inversión de foráneos que compraron mansiones coloniales en la zona de baluartes y balcones.
LO MÁS VISTO