Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Lina Hinestroza le pone el pecho al cáncer

Lina Hinestroza le pone el pecho al cáncer

Revista Jet-Set

La relacionista pública tiene cáncer de seno hace ocho meses y, desde entonces, enfrenta la enfermedad de una manera positiva. Lina creó el blog Poniéndole el pecho al cáncer, tiene un programa de televisión en el canal Televida e hizo una exposición en Medellín de cabezas intervenidas artísticamente que espera llevar a otras ciudades del país.
A Lina no le convenció la idea de poner su peluca en una fría y blanca cabeza de icopor, por eso le pidió a sus amigos que la intervinieran. Reunió 61 que expuso en la galería Naranjo & Velilla en Medellín y ahora espera mostrarlas en otras ciudades. Foto: Cámara Lúcida (©Óscar Garcés/14).
Por: Edición 27926/3/2014 00:00:00
Hace ocho meses a la directora de la empresa de comunicaciones Tripartita, de 44 años, le diagnosticaron un cáncer en el seno izquierdo en grado tres, el más peligroso de todos. Uno de los momentos más difíciles fue sin duda la caída del pelo por causa de las quimioterapias. Lina no quiso ir a una peluquería a raparse y prefirió vivir esta experiencia en su casa con su familia. Su esposo y su hijos, Tomás, de 15 años, y Simón, de 13, le pasaban la máquina mientras que la mayor, Daniela, de 17, la maquillaba. “En ese momento les recordé que era algo especial, que siempre estaríamos unidos como familia en las cosas buenas y en las ‘diferentes’. Les insistí en que esta era una oportunidad para ver la belleza interior, para reflexionar antes de hacer un comentario malintencionado de algún defecto físico de alguien. Además fui enfática en pedirles que cuando me vieran calva no pensaran que estaba enferma sino en que el tratamiento estaba haciendo efecto”. Lina cuenta que ese día cuando se miró al espejo sintió un nudo en el estómago y se le “chocolatearon” los ojos, pero Tomás le recordó sus palabras y desde entonces no volvió a derramar una sola lágrima por eso. Mandó a hacer una peluca con su pelo y le dieron una cabeza de icopor para que la pusiera allí cada vez que se la quitara y así no se le deformara. “Cuando vi esa base me pareció fría, blanca, muerta y sin vida. Le dije a mi marido: ‘qué es esta depresión. Mi peluca va a dormir aquí, ¡qué pesar!’. Yo le voy a pintar así sea una boca roja para que no se vea tan triste’”. Por recomendación de su esposo le pidió a sus amigos Emilio Ángel, Julián Posada, Gloria Saldarriaga y Jorge Franco que le intervinieran las cabezas. Subió las fotos a Facebook y la gente empezó a enviarle más. “Me llegaron de Nueva York, Washington, Carolina del Norte, etc. Me mandaron una anónima con un escrito que decía: ‘tú no sabes quién soy yo pero yo si sé quién eres tú, y esta cabeza refleja lo que haces por nosotras las mujeres’. Cuando tenía alrededor de 40 cabezas intervenidas, Pilar Velilla, exdirectora del Museo de Antioquia, le propuso exponerlas en la galería Naranjo & Velilla. La muestra tuvo tan buena respuesta que ya ha recibido propuestas para llevarla a ciudades como Barranquilla y Bogotá.

Lina además abrió el blog Poniéndole el pecho al cáncer, que empezó como un ejercicio de desahogo y después se volvió una página viral. Al cierre de esta edición tenía 105.000 visitas de 61 países. Allí ha escrito la historia de su enfermedad muy a su manera, con el positivismo que siempre la caracteriza y sin quejarse. “Esa actitud la aprendí de mi papá a quien hace dos años le diagnosticaron un cáncer de próstata. Cuando él iba al médico y le preguntaba cómo estaba de ánimo, le respondía: ‘doctor, yo solo me acuerdo que tengo cáncer cuando miro mi agenda y tengo cita con usted’”, cuenta Lina. Pero ellos dos no son los únicos que han pasado por esta difícil experiencia en la familia, pues hace cuatro años una de sus primas más cercanas murió de un cáncer de seno. Además su hermana, 16 años mayor, y otras tres primas se recuperaron de esta enfermedad.

A raíz del éxito del blog, el canal Televida de Medellín le ofreció hacer una serie de 22 capítulos sobre el cáncer, de los que ya han salido dos al aire. Lina, también, trabaja en Modo Rosa, una iniciativa de Tripartita que busca recordarles a las mujeres que tienen que hacerse la mamografía. Se trata de que durante todo octubre varias marcas saquen una línea rosa y parte de las ganancias que recojan con su venta sean destinadas a ayudar a quienes sufren de esta enfermedad. Así como que durante ese mes varios edificios del país pinten sus paredes de ese color, como ya pasa en otros países, para recalcar el compromiso que hay contra esa dolencia.
LO MÁS VISTO