Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Las postales de Camila Toro

Las postales de Camila Toro

REVISTA JET-SET

La hija del publicista Christian Toro y Juanita Londoño se estrena como escritora con Adelante, siga usted, una recopilación de 120 relatos cortos sobre el amor, el destino y el tiempo. Por otro lado, sigue con Viva La Calavera, la marca que creó hace tres años.
El libro Adelante, siga usted, que tiene 120 postales escritas por la comunicadora javeriana, ya está en las principales librerías del país, como Panamericana, Nacional y La Madriguera del Conejo.
Por: 5/11/2015 00:00:00
La vida de escritora de Camila Toro, de 25 años, empezó en la Universidad Javeriana, donde estudiaba comunicación social y veía una electiva para narradores emergentes que se llamaba “Escribir para publicar”. Creó un blog en el que subía dos microcuentos diarios, algunos más descarnados que otros por su honestidad para hablar del amor, la marca del destino, el paso inexorable del tiempo y el olvido. 
En agosto del año pasado hizo una selección de los 120 mejores y los recopiló en tres libros que vienen en un estuche. Cada página es una postal que se puede desprender para pegar en la nevera, en el corcho, en los cuadernos, o fotografiar para subirla a las redes sociales. Las ilustraciones son de Estefanía Piñeres y el prólogo de la afamada escritora Ángela Becerra. 
El título de la publicación, Adelante, siga usted, es una invitación a que los lectores se embarquen en una aventura donde su piloto sea la imaginación. “Yo solo les doy un fragmento de la historia y la idea es que entren a complementarla con el quién, cómo, cuándo y dónde. Me ha parecido superlindo que me digan que es como un oráculo”. 
Pero su vena literaria, herencia de sus padres, no para ahí. Hace poco compuso con Fonseca la letra de la canción Quererse cuando nadie habla de amor, incluida en el reciente disco del cantante bogotano. “Él me seguía por Twitter y me propuso que escribiéramos un tema juntos. Le dije que sí de una, pues soy fan de él y fue increíble”, cuenta Toro a quien le gustaría seguir haciendo colaboraciones con músicos.
Adicionalmente, dedica su tiempo a sus esculturas de calaveras en yeso que interviene con materiales brillantes. Su marca, Viva La Calavera, nace de la fascinación por entender la muerte. Ella tenía 17 años cuando su abuela materna falleció por un accidente inesperado; eso la hizo cuestionarse sobre la partida de los seres queridos. En ese afán por entender el paso al más allá encontró que en México, donde vive parte de su familia, celebran el Día de los Muertos de una manera positiva, haciéndoles un colorido altar, y quiso crear algo parecido con su arte. “La catrina nos invita a que le encontremos el sentido a la vida y, sobre todo, a vivir el momento”, dice.
LO MÁS VISTO