NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Las Hadid, tres mujeres perfectas

Las Hadid, tres mujeres perfectas

REVISTA JET-SET

Bella y Gigi Hadid son las nuevas reinas de la moda y la belleza, un don que les viene de su madre, Yolanda, quien luce casi tan joven y espectacular como ellas pese a que sufre del mal de Lyme.
Bella y Gigi posaron con su orgullosa madre luego de desfilar en el reciente show de Victoria’s Secret en París. Yolanda fue muy estricta con ellas para que no fueran las típicas niñas ricas prepotentes.
Por: Revista Jet-set.20/12/2016 00:00:00

Gigi, de apenas 21 años, acaba de ser elegida como la Modelo del Año en los Fashion Awards, en Londres, considerados como los Óscar de la Moda. Una de sus contrincantes era su hermana, Bella, de 20, quien al igual que Gigi tiene cautivadas a casas como Chanel o Victoria’s Secret, en cuyo reciente show ambas desfilaron. El ascendente poder de las Hadid se refleja en su número de seguidores en Instagram: más de 35 millones.

Ya las catalogan como la primera familia de la moda, porque hay una tercera integrante que no se queda atrás en hermosura y elegancia, su madre, Yolanda Hadid. Tiene 52 años y al verla salta a la luz por qué tiene tales hijas. Nacida en los Países Bajos, como Yolanda van den Herik, se crió en una finca y se convirtió en una it girl y maniquí de la prestigiosa firma Ford Models, que la puso a desfilar en París, Milán, Tokio y Nueva York.

En 1994 se casó con la otra estrella del clan, el millonario empresario de finca raíz palestino Mohamed Hadid, dueño de una fortuna de 100 millones de dólares. Yolanda dejó el modelaje para dedicarse a sus hijas y a su hermano Anwar. En 2000 se divorció de su esposo en tan buenos términos, que él le presentó a su siguiente marido, el productor musical David Foster, cuyo currículum incluye trabajos con Madonna y Whitney Houston. Al divorciarse de él, Yolanda retomó el apellido Hadid.

Gigi y Bella crecieron rodeadas de comodidades y de celebridades, pero sus padres, en especial Yolanda, se encargaron de que no fueran las típicas niñas ricas maleducadas y arrogantes. Si bien vivían en el exclusivo Malibú, California, con vecinos como Leonardo DiCaprio, estudiaron en un colegio público. Yolanda era muy estricta con ellas, le dijo uno de sus amigos a The Telegraph, lo cual las hizo amables, correctas y cuidadosas con el dinero. Cuando Gigi se mudó a Nueva York para incursionar en el modelaje, debía pagar el alquiler de su apartamento con su propio dinero. Hoy tiene una riqueza de 5,6 millones de dólares y vendrán más gracias a los jugosos contratos y los pagos que recibe por su alcance en las redes sociales. Bella, por su parte, fue detenida en la adolescencia por conducir bajo los efectos del alcohol y su madre la obligó a costear su abogado con sus ahorros.

Yolanda nunca ha dejado del todo el mundo de la fama. Se hizo popular en Estados Unidos como protagonista del reality show The Real Housewives of Beverly Hills. Pero en 2012 contrajo la enfermedad de Lyme, un mal infeccioso que también sufre Bella, y tuvo que retirarse. Aun así, se ve regia, escribió un libro sobre su afección y la pregunta que flota en el ambiente hoy, anotó el Telegraph, es cuál será la marca que la contratará para modelar de nuevo, pero esta vez al lado de sus deslumbrantes hijas.

LO MÁS VISTO