Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Shakira, bella y sensual después del embarazo

Shakira, bella y sensual después del embarazo

REVISTA JET-SET

Su esbelta silueta después del nacimiento de su segundo hijo se volvió viral en las redes sociales y en la prensa del espectáculo. Sus caderas no mienten. La intérprete volvió a sus 51 kilos gracias a una rutina de zumba y deportes, acompañada de una dieta de pescados y vegetales.
El mundo estuvo atento al regreso de Shakira, quien reveló varios trucos para mantener una piel radiante y lozana. Por las noches se lava el rostro con un suero de vitamina C y cuando sale a la calle nunca olvida el protector solar.
Por: 21/5/2015 00:00:00
La imagen que más le gusta a Shakira de sí misma es la que descarga sensualidad y cadencia, que sus seguidores han visto en los videos de las canciones Whenever, Wherever; Loba, y Can’t Remember to Forget You, la cual grabó con Rihanna. Estas producciones audiovisuales resumen la fijación de la barranquillera por tener un cuerpo esbelto, un proceso que empezó cuando iniciaba su carrera, que la retó a construir a fuerza de rutinas de ejercicios y dietas la diva que han elogiado revistas como People, Vanity Fair y FM. “No fue fácil descubrir mi parte sensual. Me costó mucho trabajo llegar a mostrarla”, dijo en una ocasión.

Por eso después del nacimiento de su segundo hijo, Sasha, emprendió su propia cruzada para bajar los diez kilos de más que ganó con el embarazo y así volverse a sentir cómoda frente al espejo. El bebé nació en febrero y, en menos de tres meses, la persistente mamá recuperó la figura de 51 kilos que mueve las caderas a diestra y siniestra desde que grabó el sencillo ¿Dónde estás corazón?, en 1995.

Luego de dar a luz, la intérprete y compositora emprendió un método riguroso que debió practicar con disciplina y positivismo para seguir siendo la Shakira que se siente a gusto con sus curvas y un abdomen de chocolatina: “No hay fórmulas mágicas para alcanzarlo. Hago ejercicio entre una hora y media y dos al día. Practico tenis, boxeo, bailo y hago pesas. Varío la rutina de acuerdo con la motivación con que me levante. Es verdad que tengo días en los que no me apetece hacer nada de nada, en ese caso hago media hora y ya”.

Si leyó con atención, la artista pop acabó de mencionar la palabra “baile”, el as bajo la manga del que hablan los entrenadores físicos con el fin de tonificar el cuerpo. Y es que la cantante practica zumba, un ejercicio que combina aeróbicos con algunos ritmos de música latina como el merengue apambichao y las descargas de salsa entre intervalos de bachata y son de Miami.

Cualquiera pensaría que estas jornadas, que parecen divertidas, son fáciles para ella, quien vive en función del baile y el mundo del espectáculo. Pero todo se le ha complicado ahora que tiene dos hijos que le exigen tiempo y dedicación: “A las 10:00 de la noche, entre el trabajo, los cuidados del cuerpo y los niños, quedo muerta”, afirmó la estrella de 38 años.

“Practico zumba todos los días, sin excepción. Es mi actividad física favorita y siempre me ha sentado fenomenal. Incluso, durante el embarazo dedicaba parte de mi tiempo libre a hacer ejercicio con este programa. Al final tuve que bajar el ritmo, pero siempre lo practiqué”, aseguró.

Su amiga, la actriz Xilena Aycardi, afirmó que Shakira recuperó el peso ideal pese a las transformaciones que tiene el cuerpo femenino después de la maternidad. Sin embargo, debido a su carácter perfeccionista, la artista quiere verse aún mejor. Asumió una dieta que cualquier amante de la buena mesa podría llevar sin remordimientos y sin la presión de abstenerse a comer tres veces al día. La barranquillera prepara un recetario a base de verduras y pescados, y uno que otro filete de res cuando el cuerpo lo pide.

Lo extraordinario y revelador de este programa de nutrición es el desayuno, que siempre lleva café con leche y un banano, algo que Aycardi ha llamado la redención de esta fruta, que muchos han satanizado al atribuirle un fuerte componente calórico y proteínico. “Skakira se come uno diario. La ayuda a cargar energía del cuerpo, la mente y el sistema nervioso. Le ofrece nutrientes como potasio y vitaminas. Es bueno para todo, incluso para hacer ejercicio por la noche”, explicó la actriz que la entrenó en la época en que recorrió el mundo con el tour musical Sale el sol.

La intérprete de Hips don’t lie entregó un consejo esperanzador para las personas que se amilanan frente a muchos regímenes alimenticios por cuanto suspenden los dulces y alimentos que contienen carbohidratos. Cuando ella se siente desganada y ansiosa come chocolate amargo, sin leche, como un gran aliado que le da ánimo para bailar zumba, correr detrás de Milan, dormir a Sasha y trazar la agenda que en cualquier momento la llevará a la gira promocional de su nuevo disco.

Las personas que conocen a la cantante barranquillera hablan de dos Shakiras: la de melena leonina, que se enfunda en ropa ceñida cuando está en los escenarios, y “la real”. Esta última es de figura diminuta, de jeans y camiseta, de pelo recogido y que sale a pasear a sus hijos en el Parque Cervantes, muy cerca de su casa en Barcelona. En este entorno familiar y de amigos se baja de los tacones altos, deja descansar a la diva por un largo tiempo, pero sin perder el norte de que en cualquier momento tiene que dejarla salir en función del espectáculo.

Hace unas semanas, cuando volvió a recobrar la silueta que mostró en los días del Waka waka, la estrella pop regresó al trabajo. Grabó un nuevo comercial para Oral B en el que apeló al estilo romántico y elegante que ya había mostrado en el video de la canción Empire. En las redes sociales ella misma se encargó de mostrar su nueva imagen con una serie de fotografías que dan testimonio de su silueta fitness y torneada. Con cada embarazo, que ella considera una especie de crisálida, sale una nueva Shakira.
LO MÁS VISTO