Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo estuvieron de fiesta en Normandía

Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo estuvieron de fiesta en Normandía

REVISTA JET-SET

La elegantísima nieta de Julio Mario Santo Domingo reapareció en compañía de su esposo y su hijo Sacha en la fastuosa boda de la joyera Noor Fares, en el norte de Francia.
Sacha Casiraghi se parece mucho a su padre.
Por: 9/7/2015 00:00:00
Tatiana no se había dejado ver más en público desde que tuvo a la bebé India, en abril pasado. La crianza de su segunda hija con su esposo, Andrea Casiraghi, fue seguramente la razón por la que no asistió a citas tan importantes como el bautizo de los príncipes Jacques y Gabriella, primos de su marido, que congregó a casi toda la familia principesca de Mónaco.
Ahora, ha reaparecido, en grande beauté, en el que ya es considerado uno de los casamientos más suntuosos del año, entre Noor Fares, una de sus mejores amigas, y el empresario Alexandre al Khawam, en la bella comuna francesa de Honfleur, en Normandía. La novia, de origen libanés, es una conocida joyera del jet set y forma parte del combo de amigas de Santo Domingo, a quienes las une la gran pasión por las tendencias y la mirada refinada sobre el estilo. Por ello, no es de extrañar que las compinches hayan participado activamente en los preparativos de la boda. Una de ellas, Margherita Missoni, heredera de la famosa casa de textiles y modas italiana Missoni, ideó los vestidos de las 14 damas de honor de Noor, al tiempo que Tatiana y Dana Alikhani, su socia en la empresa Muzungu Sisters, crearon las coronas de flores. La nieta de Julio Mario Santo Domingo también lució un diseño de Missoni, con un vestido estampado acorde con la inspiración oriental de la fiesta y su habitual hippie chic.
Entre los invitados estuvieron también Pierre Casiraghi y su novia, la condesa Beatrice Borromeo, quienes protagonizarán, entre finales de julio y comienzos de agosto, el siguiente matrimonio de la high life europea y que también promete ser todo un derroche de sofisticación. 
El enlace de Noor y Alexandre en Honfleur fue el episodio culminante de una larga sucesión de fiestas que abarcaron dos continentes y tres países. Los novios celebraron su compromiso en Sri Lanka, en octubre del año pasado, también con una lujosa recepción enmarcada en el exotismo de la isla del océano Índico. Luego, se casaron por lo civil en Cliveden, una gran mansión en el condado de Berkshire, Inglaterra, donde la rumba giró alrededor de la lujuria de los años 20. Al final, en Honfleur, la víspera de la boda fue animada con una velada inspirada en las ensoñadoras noches de Arabia, en la que abundaron babuchas, brazaletes, gemas deslumbrantes, turbantes, velos, malabaristas, tragafuegos y músicas tradicionales. Al día siguiente, los votos nupciales tuvieron por escenario la bella iglesia medieval del lugar, a lo que siguió una opulenta recepción para cerca de mil invitados, entre los que también se contaron Eugenie y Stavros Niarchos, la modelo Jessica Hart, Carolina Santo Domingo, Bianca Brandolini, la noble polaca Natalia Poniatowski y la princesa alemana Elisabeth von Thurn und Taxis.

LO MÁS VISTO