Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

La valiente decisión de Angelina Jolie

La valiente decisión de Angelina Jolie

Revista Jet-set

La actriz estadounidense estremeció al mundo al anunciar que se sometió a la extirpación de los senos para prevenir el cáncer.
La mastectomía doble de Angelina tuvo lugar en febrero, pero el tratamiento total duró tres meses. Un test genético la llevó a quitarse las glándulas mamarias y no se descarta que el próximo paso sea la extirpación de los ovarios. Foto: Reuters.
Por: Edición 26023/5/2013 00:00:00
Después de los escándalos de su vida sentimental, la salud de Angelina ha sido el aspecto que más chismes ha generado en la prensa. En el 2007, un fuerte rumor corrió la voz de que sufría de cáncer de cerebro y han sido casi que permanentes las alarmas sobre su anorexia y trastornos mentales, sin que se haya comprobado nada. Finalmente fue ella misma la que en un sorpresivo y espontáneo gesto habló de su condición médica. A mediados de mayo, la actriz escogió las páginas editoriales de The New York Times, el periódico más prestigioso del mundo, para contar que se había sometido a una mastectomía doble o extirpación de las glándulas mamarias, como una medida preventiva contra el cáncer de seno. El sentido relato de la protagonista de El señor y la señora Smith, titulado “My Medical Choice” (‘Mi elección médica’), se convirtió en la noticia del día alrededor del globo, ya que tocaba uno de los aspectos más sensibles de la salud femenina. En Estados Unidos, este cáncer cobra la vida de más de 39 mil pacientes al año, de acuerdo con la American Cancer Society, mientras que en Colombia más de 6.600 son diagnosticadas y aproximadamente 2.100 fallecen por esta causa, según la Liga Colombiana Contra el Cáncer.

Pero no es lo mismo que una mujer anónima se someta a esta intervención a que lo haga alguien que, como Angelina, ha vivido y se ha hecho famosa a partir de sus encantos. Por eso, su decisión de hacer públicas sus operaciones ha sido unánimemente tildada de valiente, puesto que se ve como una contribución a que sus congéneres tomen mayor conciencia sobre este flagelo y sobre las oportunidades que tienen de contrarrestarlo. Antes de que Angelina hablara, por ejemplo, seguramente muy pocas sabían de la existencia de un test genético que puede predecir el riesgo de contraer cáncer de seno. Como lo explicó ella misma en su columna, un examen le hizo saber que heredó el gen BRCA, que la expone a un alto riesgo de sufrir la enfermedad. Como se recuerda, la madre de Angelina, Marcheline Bertrand, murió en el 2007 de cáncer mamario. Las mastectomías preventivas han reducido el peligro de que la estrella lo sufra de 87 a menos del 5 por ciento.

El tratamiento de Angelina duró cerca de tres meses, a partir de febrero, con una dilatación en el pezón para descartar afecciones en los ductos del pecho y mejorar el flujo de sangre en esa área. El 16 de febrero tuvo lugar la operación mayor, en la cual, durante ocho horas, la doctora Kristi Funk removió el tejido y le puso rellenos temporales. Poco más de un mes después retomó su agenda de compromisos como embajadora de buena voluntad de la ONU y el 20 de abril retornaba al quirófano para una cirugía reconstructiva, acerca de la cual también habló abiertamente: “Ha habido muchos avances en este procedimiento en los últimos años y los resultados pueden ser muy bellos”, escribió antes de concluir: “No me siento menos mujer. Me siento fortalecida por haber tomado una firme decisión que de ninguna manera disminuye mi feminidad”. Y declaró que lo daba a conocer con la esperanza de que otras mujeres pudieran beneficiarse de su experiencia.

La ganadora del Premio Oscar se refirió además al papel que cumplió Brad Pitt, con quien tiene uno de los hogares más famosos de Hollywood, durante el proceso: “Soy muy afortunada de tener un compañero como Brad Pitt, que es muy comprensivo y amoroso (…). Brad estuvo en el Pink Lotus Breast Cancer (en Beverly Hills), donde fui tratada, cada minuto de las cirugías”.

Así lo atestiguó también la doctora Funk, especializada en tratamientos mínimamente invasivos de enfermedades del pecho, quien contó en un artículo en la web de la clínica que él estaba al lado de Angelina cuando despertó de la anestesia. “Cuatro días después de las mastectomías, me dio gusto encontrarla no solo de buen ánimo, con una gran energía, sino también frente a dos muros de su casa cubiertos con los nuevos storyboards de la próxima película que va a dirigir”, relató la cirujana.

En su escrito en el New York Times, por supuesto, Angelina Jolie expresó que todo lo había hecho pensando en sus seis hijos, Maddox, Pax, Zahara, Shiloh, Vivienne y Knox, tres adoptados y tres biológicos. Durante el tratamiento, ella y Brad Pitt, narró, se aseguraron de no exponerlos a nada que pudiera perturbarlos, pero no les ocultaron la situación. “Ellos pudieron ver mis pequeñas cicatrices y eso fue todo”, aseguró. “Por los demás, sigo siendo su mamá, la misma de siempre. Saben que los amo y haré todo para estar con ellos todo el tiempo que pueda”.

Teniendo en cuenta que el gen BRCA también la expone a padecer cáncer de ovario, del cual sufrió su abuela, la revista People afirmó que el siguiente paso de Angelina será extirparse estos órganos.
LO MÁS VISTO