Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

La señora Clooney peleará por Grecia

La señora Clooney peleará por Grecia

Revista Jet-set

Amal Alamuddin, la abogada que acaba de casarse con George Clooney, fue contratada por el Gobierno heleno para exigirle a Gran Bretaña que le devuelva los valiosos mármoles del Partenón de la Acrópolis.
Amal Clooney, como prefiere que la llamen ahora, visitó los tesoros de la antigu¨edad griega en el museo de la Acrópolis en Atenas, en su papel como asesora legal del Gobierno heleno. Foto: Look Press Agency
Por: Edición 29322/10/2014 00:00:00
Fue recibida como una estrella en Atenas, pero no por el tema que la llevó allí, sino por el halo de celebridad que cobró con su reciente boda con George Clooney. Un enjambre de reporteros de todas las cadenas, diarios y agencias no paró de perseguir a Amal a su paso por la ciudad, mientras que ella procuraba cumplir su trabajo con el profesionalismo que le ha merecido figurar entre las diez personas más influyentes de Londres, según The Evening Standard.

A escasas dos semanas después de su boda con el actor, la bella libanesa llegaba a la capital griega, en su calidad de asesora legal del Gobierno griego. Su misión: lograr que Gran Bretaña le devuelva al país los famosos mármoles Elgin, una colección de estatuas y frisos que fueron sustraídos en el siglo XIX por el conde de Elgin y hoy se exhiben en el Museo Británico. Se trata de uno de los pleitos más interesantes y largos en el campo del patrimonio cultural, así que no contenta con quedarse con el hombre más codiciado del mundo, ella ahora quiere tener su papel en la historia de lo más augusto del arte de la civilización occidental.

“En un mundo de conflictos intratables, este es uno que se puede resolver de modo que se beneficien ambas partes y la humanidad. Grecia tiene una causa justa y es el momento de que Gran Bretaña lo reconozca”, le declaró a la prensa Amal Clooney, como se firma ahora, quien con su notable desenvoltura ante cámaras y micrófonos no oculta su ambición de convertirse en una eminente figura pública con luz propia.
LO MÁS VISTO