Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

La resurrección de Valerie Domínguez

La resurrección de Valerie Domínguez

Revista Jet-set

La barranquillera trata de exorcizar el fantasma del Agro Ingreso Seguro. Su profesión como actriz despegó en el extranjero, mientras esperaba la absolución del Tribunal Superior de Bogotá. Valerie vive en Los Ángeles, donde le calló la boca a los que creían que el AIS acabaría con su carrera.
2014En la época en que protagonizó la comedia mexicana La Clínica, Valerie Domínguez recibió una oferta para trabajar con Benjamín Can, conocido en Colombia por la telenovela Rubí. La barranquillera no aceptó debido a los compromisos que había adquirido. Foto: Cortesía Valerie Domínguez
Por: Edición 2868/7/2014 00:00:00
En los últimos días, el coletazo del escándalo del Agro Ingreso Seguro dejó dos caras diametralmente opuestas. Una triste, la del exministro Andrés Felipe Arias, declarado culpable por la Corte Suprema de Justicia; y la de Valerie Domínguez, quien apareció sonriente cuando el Tribunal Superior de Bogotá ratificó su inocencia.

Y no era para menos, pues nada parecía favorecerla. La Fiscalía, su gran rival, decía que ella merecía ir a la cárcel, mientras los especialistas del mundo del espectáculo pronosticaban que la polémica del AIS amenazaba con acabar la decorosa carrera de Valerie. Juan Manuel Dávila, el exnovio de la actriz, y su familia todavía pagan una condena de dos años y medio; por su parte, a Arias lo espera un sitio de reclusión como parte de una pena que podría llegar a los 33 años.

El día de la absolución, la estrella del cine y telenovelas viajó a Cartagena para celebrar el último capítulo del culebrón más largo y dramático de su carrera con una veintena de familiares y amigos que sufrieron hasta las lágrimas cuando las autoridades pedían un fallo ejemplarizante para la joven. “Esto ha servido para crecer como persona. De todo se aprende en la vida. Tenía que pasar de esta manera. ¡Qué lección!”, dijo la actriz colombiana a Jet-set.

La celebración continuó en las islas del Rosario, donde tomó algunas clases de buceo y se dedicó al verdadero descanso después de cuatro años de dificultades en los que atendió las audiencias del juicio y paralelamente le metió el hombro a su proyección como actriz. “No sabemos de dónde ha sacado tanta fuerza”, aseguraron sus amigos.

Al tiempo que aparecía en los estrados judiciales, Domínguez diseñó un agresivo plan para internacionalizar su carrera y que la prensa rosa interpretó como una manera de escapar del país por temor a que le cerraran las puertas.

Desde hace meses, la artista se vinculó a la nómina de la agencia Talent On The Road Management, de la representante mexicana Fabiola Peña, que tiene sedes en la capital Azteca y la ciudad de Los Ángeles. Cabe recordar que esta organización impulsó el trabajo de Manolo Cardona en Norteamérica.

Con el nuevo rumbo que le dio a sus aspiraciones profesionales, Valerie Domínguez presentó un casting en la cadena ABC, en California, con el aliciente de que estrellas como Sofía Vergara y Salma Hayek derribaron los prejuicios hacia los actores latinos: “Me reuní varias veces con los productores, pero debido a mi edad el papel se lo dieron a otra actriz. En el fondo no hay otro tipo de motivos”. La hermosa colombiana se quedó en la Meca del Cine, donde siguió varios talleres de actuación en la escuela Lee Strasberg, por donde pasaron celebridades de la talla de Al Pacino y Robert de Niro. Semanalmente también recibió clases con el fin de perfeccionar el inglés.

La conquista por el mercado de Estados Unidos no ha desestimado las posibilidades de que ella vuelva a trabajar en nuestro país, tanto que desde hace meses asumió su representación artística la empresaria Marisela Marulanda, conocida por impulsar el éxito del propio Cardona, Juan Pablo Espinosa y Flora Martínez, entre otros. “Qué hartera vincular a Valerie a los escándalos del pasado. Su potencial actoral es mucho más grande que eso. Ella tiene claro que está viviendo el presente y que lo bueno está por venir”, puntualizó Marulanda.

En un punto muerto del escándalo por el AIS, Valerie también vivió en México, donde estudió al lado del catedrático Fernando Piernas. Durante una clase le propusieron el casting para la villana de la comedia La Clínica, pero finalmente se ganó el protagónico. “En los momentos de oscuridad es difícil ver la luz. Salí de Colombia para descubrirme y saber lo que quería de la vida. No ha sido fácil pero ahí vamos”, dijo.

En el proceso de conquistar las pantallas extranjeras, la barranquillera tuvo una corta aparición en Violeta, el exitoso seriado juvenil de Disney. Antes de esto, en 2009, también hizo un intento tímido por salir del país cuando logró el papel estelar del dramatizado Un sueño llamado salsa, de Univisión, y Los caballeros las prefieren brutas, para el canal Sony. El primero no contó con la bendición del rating y ni siquiera se transmitió en Colombia.

Mientras le llega la gran oportunidad para trabajar en Hollywood, la exseñorita Colombia también seguirá con el diseño de joyas y accesorios, la profesión que estudió en Milán, y que puso al servicio de Wao, su tienda en Barranquilla. La joven abrió su almacén virtual para vender sus creaciones. Después de muchos años de desasosiego, Valerie Domínguez quiere ser feliz y tragarse el mundo, contra todos los pronósticos.
LO MÁS VISTO