Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

La pelotera de los Jackson

La pelotera de los Jackson

Revista

El patrimonio cada vez más creciente del fallecido Michael Jackson ha despertado la codicia de varios de sus hermanos, quienes quieren declarar incapaz a su madre Katherine, para quedarse con la custodia de los hijos del artista y así sacar una buena tajada del dinero.
Prince Michael, Paris y Prince, los hijos de Michael Jackson, escribieron furiosos mensajes en Twitter contra sus tíos, cuando estos, valiéndose de engaños, ocultaron por varios días a su abuela Katherine (derecha) en un spa de Arizona. Foto: Queen Internacional.
Por: 9/8/2012 00:00:00
El rey del pop hoy es más rico que cuando murió y eso carcome a su familia. El reciente tercer aniversario de su deceso no brilló como una “celebración de su vida”, como suelen decir los gringos, sino por una muestra de codicia y suspicacia, evidentes en una carta abierta que enviaron a la prensa varios miembros del clan Jackson, como su hermanos Janet, Tito y Jermaine, también músicos. En la misiva exigían la dimisión de John Branca y John McClain, ejecutores del testamento del artista, so pretexto de que el documento es falso. También solicitaban la puesta bajo tutela de su madre Katherine Jackson, a quien Michael le dejó la custodia de sus hijos Paris, Prince y Prince Michael, con el argumento de que ella había sufrido un ataque cerebral.

Paris, de 14 años, protestó en Twitter: “Defenderé a mi querida abuela con todas mis fuerzas, así sea contra los miembros de mi familia (...) Ella está bien, nada ha pasado con su salud. Esos rumores son falsos”. Así se lo reiteró luego el abogado de Katherine, Peter Sanders, al canal CNN, al tiempo que el representante de los albaceas recordó que los hermanos de Michael ya han tratado de impugnar su testamento en tres ocasiones en las cortes de Los Ángeles.

Según Le Figaro, de París, los hermanos se empeñan en ello porque el cantante de Billie Jean no les dejó un centavo. Sus únicos beneficiarios son sus hijos, con 40 por ciento del producido de su patrimonio, su madre Katherine, con otro 40 por ciento, y 20 por ciento para obras de caridad.

Al morir, Michael Jackson estaba casi en la ruina, sin liquidez y superendeudado. Irónicamente, su muerte disparó las ventas de sus discos, videos y merchandising, para ganancias, hasta ahora, de 130 millones de dólares. El gran hito han sido los jugosos contratos publicitarios. Pepsi, por ejemplo, acaba de firmar un acuerdo con sus ejecutores para imprimir la silueta del artista en las latas de sus gaseosas. El costo del negocio no se sabe, pero, para darse una idea, en 1984, cuando él firmó su primer contrato con la marca, recibió cinco millones de dólares, según el Wall Street Journal.

La herencia también ha crecido gracias a ingresos de un tour por los estudios donde Jackson grabó álbumes como Thriller, a 99 dólares por persona. Por su parte el Circo del Sol cobra entre 64 y 193 dólares por el show ‘Inmortal’, un tributo al cantante. Branca y McClain, además, lograron bajar la deuda que dejó Michael de 500 millones de dólares a 300. Pasado el fervor por la partida del ídolo, ellos deben demostrar su talento para acrecentar la fortuna, atrayendo a los jóvenes. Para lograrlo, tienen adelantados proyectos como un musical en Broadway, un videojuego y una película sobre su vida. Todo para que Michael desbanque a Elvis Presley como el artista muerto más rentable. Tan excelentes perspectivas de bonanza tienen en ascuas a los parientes marginados del testamento, aseguró el Daily News, de Nueva York.

La garrotera de esta célebre familia de artistas, ante la cual palidecen las intrigas de series como Dinastía o los reality shows, arreció cuando Paris denunció en Twitter y ante la policía que Katherine estaba desaparecida hacía una semana. Ella y sus hermanos temían que sus conflictivos tíos la hubieran secuestrado. Por esos días, Janet, Randy y Jermaine irrumpieron en la casa que ellos habitan con Katherine, en Calabasas (California), para llevárselos. Los jovencitos se rehusaron y se armó una disputa en la que Janet trató a Paris a los alaridos. Fue tan grave el escándalo, que tuvo que intervenir la policía.

Finalmente, resultó que Katherine estaba de relax en un spa de Arizona, a donde la llevaron y ocultaron Janet y sus hermanos cómplices, valiéndose de artimañas, según dijo Prince en Twitter. La ausencia de la abuela trajo consecuencias: un juez le dio la custodia temporal de los niños de Michael a T.J. Jackson, hijo de Tito, hasta que ella regresara. Según Los Angeles Times, un juez le devolvió días después la tutela a Katherine, pero compartida con T.J., con el beneplácito tanto de ella como de los niños.

Branca y McClain consiguieron una orden judicial para que Janet, Jermaine, Rebbie, Tito y Randy no puedan entrar a la casa de Katherine. Al respecto, el último escribió en Twitter: “Y es por eso que temo por mi madre”, refiriéndose a que sospecha que los albaceas controlarán a su antojo a la anciana, se quedarán con la custodia de los niños y se llenaran los bolsillos de mucha plata, que son exactamente los deseos de él y sus hermanos, según las malas lenguas de California.
LO MÁS VISTO