Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Angélica Rivera Brilla en la corte de Londres

Angélica Rivera Brilla en la corte de Londres

REVISTA JET-SET

La reina de las telenovelas lució deslumbrante durante los días en que ella y su esposo, el presidente Peña Nieto de México, fueron huéspedes de la reina de Inglaterra.
“De rojo hasta los pies vestida” y con joyas de rubíes y diamantes, la bella mexicana estaba radiante en el banquete de Estado que ofreció en Buckingham la reina, quien llevó la tiara Kokoshnik. El presidente lució sobre su frac la Gran Cruz de la Honorabilísima Orden del Baño, y Felipe, el collar de la Orden Mexicana del Águila Azteca. Angélica Rivera, de 45 años, parecía una princesa a su llegada a la gala que les ofreció el alcalde de Londres, en el Guildhall. Se casó en segundas nupcias con el millonario Peña Nieto, de 48, en 2010. Ella es tres veces más acaudalada que él.
Por: 12/3/2015 00:00:00
Definitivamente, a comienzos de marzo, el donaire de las latinoamericanas se tomó los recintos reales. Mientras que María Clemencia de Santos, primera dama de Colombia, era halagada en los palacios de Madrid, en la capital británica, su homóloga mexicana, Angélica Rivera Hurtado, era aclamada en lugares como el Palacio de Buckingham, Guildhall y la Torre de Londres.

Conocida por su triunfante carrera como actriz de telenovelas, Rivera acompañó a su marido, el presidente Enrique Peña Nieto, durante la visita de Estado en la que fueron atendidos con la pompa de la que solo es capaz la corte inglesa.

El príncipe Carlos, heredero del trono, y su esposa, la duquesa de Cornualles, los recibieron en el hotel Intercontinental London Park Lane y desde ese momento se vieron en el centro del encanto hechicero del trono. 

En Horse Guards Parade, la gran explanada en Whitehall, se encontraron con la reina, su esposo Felipe y el alto gobierno, para la bienvenida ceremonial a cargo de la Guardia Galesa, cuyos hombres lucían sus tradicionales gorros altos de pelo de oso. “Chic, con un abrigo blanco de amplia falda y un discreto sombrero negro, la glamurosa primera dama parecía disfrutar cada momento del evento, que incluyó 41 cañonazos a modo de saludo”, anotó el Daily Mail

Tras los honores, la reina y el presidente se embarcaron en la carroza Jubileo de diamante, al tiempo que Felipe y Angélica lo hicieron en la del Estado australiano, para llegar, a través del emblemático Mall de Londres, al Palacio de Buckingham.
Allí, esa misma noche, tuvo lugar un banquete de Estado, que contó entre sus convidados a la familia real y a la actriz Salma Hayek, compatriota de los homenajeados. Angélica impactó con un traje escarlata y alhajas de rubíes y diamantes, atuendo que le valió el calificativo de “radiante”, por parte de la prensa local. 

Los Peña llegaron a Londres con motivo del Año de México en Gran Bretaña y sin duda este fue un respiro en medio de la tormenta que afronta el mandatario por la crisis de los derechos humanos y el escándalo de los bienes raíces de la primera dama.
De día, el presidente se dedicó a reunirse con el primer ministro David Cameron y otros dignatarios, mientras que su mujer tuvo tiempo para planes más divertidos. Por ejemplo, junto a la condesa de Wessex, la nuera de la reina, se paseó por el set de la serie de época Downton Abbey
Como lo reflejan las fotos de la visita, la reina estaba fascinada con Peña Nieto, famoso por su apostura, lo mismo que Felipe hizo gala de su encanto para agradar a la divina Angélica, cautivada con la picardía del consorte real.


LO MÁS VISTO