Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Charlie Sheen ¡Resultó bisexual!

Charlie Sheen ¡Resultó bisexual!

REVISTA JET-SET

El actor, quien confesó que tiene VIH, les paga hasta 50.000 dólares a hombres, mujeres y transexuales por acostarse con él sin condón, según la prensa del espectáculo. Un escandaloso video lo confirma.
En 2011, Charlie se entregó con tal frenesí a la rumba y el sexo, que fue echado de la serie Two and a Half Men. Entre los excesos, se cuentan estas vacaciones en Hawái con las actrices de cintas porno Jayme Langford, Jana Jordan y Celeste Star.
Por: 4/12/2015 00:00:00
Casi nadie en Hollywood está sorprendido con la noticia de que Sheen es portador del virus de inmunodeficiencia humana, VIH, pues fue por años un secreto a voces en la meca del cine. Lo que ha causado mayor sensación es la avalancha de revelaciones sobre la vida peligrosa que lo llevó a contraer este mal que produce el mortal sida, y la conducta suicida que adoptó tras su diagnóstico. 
Los excesos de sexo, drogas y alcohol de Sheen han sido tan conocidos como su participación en películas como Pelotón y Wall Street, y la comedia de televisión Two and a Half Men, que lo convirtió en el actor mejor pagado de la televisión gringa. Ni los múltiples líos con la ley, que se ganó por su disipación, ni los tratamientos de rehabilitación a que se sometió, atajaron esa compulsión por el goce que lo ha llevado a explorar las más variadas vertientes del erotismo y todo tipo de alucinógenos. 
Se dice que este donjuán impenitente se ha acostado con unas 5000 mujeres, pero a la lista hay que sumarle los hombres que también han pasado por su cama. Según un informe del Daily Mail, de Londres, tiene además una fuerte obsesión por las transexuales, y la revista estadounidense In Touch va más allá, al asegurar que fue una de ellas quien le contagió el VIH. 
El Mail también asegura que si antes de la enfermedad era aficionado a los artistas de cine porno, ello se agudizó cuando se supo enfermo, hace cuatro años. Desde entonces, Charlie, de 50 años, se recluyó solo en su casa de 20 millones de dólares en Beverly Hills, California, temeroso de que alguien supiera y revelara sus sórdidos secretos. 
La paranoia es tal, aseguró el tabloide, que tiene un esquema de seguridad instalado en el garaje de la mansión, el cual obliga a sus invitados a firmar acuerdos de confidencialidad y les confisca sus teléfonos celulares, antes de verlo.
Por allí pasa un desfile interminable de actores y actrices de cintas triple X, incluidos transexuales, a quienes él les paga entre 24.000 y 50.000 dólares, cada uno, por compartir con él la rumba y el sexo. Así se lo confirmó al Mail un director de cintas pornográficas quien hace años lo contacta con ese personal. A estos prostitutos, el actor también los compensa con dinero porque le presenten a otras colegas, a partir de una lista que él mismo elabora.
Varios de esos escorts le narraron al Mail que, además de actividad sexual, hay un fuerte consumo de drogas en esas farras. “Charlie ha estado fumando crack desde 2010 y ello no ha menguado desde entonces. En los últimos seis meses, su salud no ha sido buena. No estoy diciendo que eso tenga que ver con el VIH, pero he sabido que se ve terrible. Está muy flaco, encorvado, cadavérico y tiene lesiones en la piel. Eso es lo que sucede cuando te entregas al crack”, puntualizó el realizador, cuyo nombre no fue revelado. 
Uno de los actores de cine rojo que le prestó sus servicios a Charlie contó cómo este le dio 24.000 dólares por complacerlo durante solo dos horas. También relató que en las juergas hay mucha bebida, comida y “todas las drogas imaginables”. Solo en 2013, tras ser diagnosticado, estas fiestas sexuales le costaron 1,6 millones de dólares, afirmó The National Enquirer, tabloide que lanzó la noticia de la enfermedad de la estrella antes de que él se lo confesara a Matt Lauer en el programa de televisión Today, lo que desató un escándalo mundial.
En la entrevista, el comediante garantizó que les ha contado a todas sus parejas que tiene VIH y que solo ha tenido relaciones con condón, para evitar contagiarlas, salvo dos amantes que lo hicieron sin protección voluntariamente y se pusieron en manos de sus médicos. Pero varios testigos, como el director de cine porno citado por el Daily Mail, lo desmienten. Por su parte, Anna Gristina, una conocida madame de clientes de alto turmequé de Manhattan, le aseguró al Enquirer y a la revista Page Six, del New York Post, que ella le proveyó prostitutas a Charlie y a su entonces esposa, Brooke Mueller, poco antes de saber que tenía VIH, y que él pagaba de 5.000 a 10.000 dólares más si ellas accedían a tener sexo sin preservativo.
Otra fuente allegada a la situación le narró al Canal Fox que la semana anterior a su confesión, él se había acostado con varias mujeres y tampoco les había informado, al igual que a las cientos con que ha estado desde que se enteró de su condición. Bree Olson, también actriz porno, quien compartió un publicitado trío sexual con Sheen y Natalie Kenley en 2011, año en que estuvo especialmente desquiciado, igualmente atestiguó en el programa de Howard Stern que él no le manifestó nada al respecto. 
Y fue justamente a raíz de un trío, pero con otras amantes, que Carlos Irwin Estévez, verdadero nombre del actor, se vio obligado a descorrer el velo de su secreto. En una juerga de 12 horas, contó el Daily Mail, y luego de tener sexo, Sheen le pidió a una de las prostitutas que le alcanzara las medicinas del tratamiento antirretroviral que sigue para evitar que el VIH evolucione en sida. “Yo había tenido sexo sin protección con él por cerca de un año y con otras 50 mujeres, mínimo”, manifestó. Charlie compró su silencio por 10 millones de dólares. Sin embargo, le dijo él a Today, siguió siendo extorsionado y habló para defender su patrimonio.
Pero este arranque de sinceridad no va a terminar con el drama. Al cierre de esta edición, cuatro mujeres aseguraban que el humorista las expuso al VIH y se creía que podrían ser muchas más por lo que se esperan demandas que le costarían otra buena tajada de la fortuna de entre 125 y 150 millones de dólares, que no ha hecho sino despilfarrar en los últimos años. Además, Radar Online aseguró tener un video en el que él aparece practicándole sexo oral a un hombre al que tuvo que pagarle 20 millones de dólares por haberlo contagiado de herpes genital.
LO MÁS VISTO