Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

La historia de Robert De Niro y Grace Hightower, el actor y la mesera

La historia de Robert De Niro y Grace Hightower, el actor y la mesera

REVISTA JET-SET

Luego de ser un donjuán impenitente, el ídolo del cine tiene una de las uniones más sólidas y duraderas de Hollywood con esta excamarera que conoció en un restaurante.
No todo ha sido un valle de rosas para la pareja: estuvieron a punto de divorciarse en 1999, pero se volvieron a enamorar y renovaron sus votos matrimoniales en 2004.
Por: Revista Jet-set.15/1/2016 00:00:00

Está visto que en la meca del cine los matrimonios no duran, mucho más si ambos o uno de sus integrantes gozan del estatus de superestrellas. Así, amores que parecían indestructibles hace cosa de un lustro, poco a poco han ido sucumbiendo al divorcio: Antonio Banderas y Melanie Griffith, Marc Anthony y Jennifer López, Tom Cruise y Katie Holmes, Ben Affleck y Jennifer Garner, Brad Pitt y Angelina Jolie, solo por citar algunos. 

Por eso, una pareja que supera la barrera de los 20 años unida se convierte en un hito y tal es el caso de Robert De Niro y su esposa, Grace Hightower. En medio de la fiebre de separaciones que ha acabado con los matrimonios más publicitados de Hollywood, ellos parecen más inseparables que nunca. 

Él, un nombre aparte en el campo de la actuación, es, desde los años 70, la fascinación de millones de admiradoras en todo el planeta. En sus años mozos, sacó buen provecho de ello, pues tras su separación de su primera esposa, la actriz Diahnne Abbott, se volvió adicto a la cocaína y tuvo por amantes a bellezas como Naomi Campbell, Bette Midler, Uma Thurman y Whitney Houston. A todas las iba dejando apenas le exigían un compromiso serio o se cansaban de sus maltratos. 

Foto: Robert De Niro con Diahnne Abbott. Archivo Jet-set.

Sin embargo, con el tiempo, se ha ido apaciguando, gracias al influjo de Grace, 12 años menor que él y nacida en un hogar humilde de Misisipi que nada tenía que ver con el mundo del espectáculo. Su deseo de progresar la llevó a realizar los más disímiles trabajos. Como le encantaba viajar, fue azafata de Trans World Airlines. Luego, se radicó en París y Londres, donde laboró en el campo de los fondos mutuos y finalmente como mesera de Mr. Chow, restaurante de comida china favorito de los famosos en la capital inglesa, a mediados de los años 80. 

Un día de 1987, le tocó atender a un cliente muy atractivo pero bastante difícil, quien le hacía todo tipo de preguntas sobre la carta, las mesas y los ingredientes de los platos. Parecía que más bien quería corcharla o hacerle poco agradable el rato, de modo que ella se dirigió a su jefe, Michael Chow, quien le informó que el molesto personaje era, nada más ni nada menos, Robert De Niro, el actor del momento, estrella de cintas de culto como Taxi driver o El Padrino II, y ganador de dos premios Óscar. 

Grace apenas se estaba enterando de todo eso, de modo que le tocó regresar a la mesa a lidiar con el actor y la cosa quedó en buenos términos. Durante los siguientes años, cada vez que él iba a Londres se veían y así se fueron enamorando, hasta que en 1994 él terminó su larga relación con Toukie Smith, hermana del también actor Will Smith, y se fue a vivir con la mesera de Mr. Chow.

Foto: Robert De Niro con Toukie Smith. Archivo Jet-set.

Tres años después, se casaron, pero tal como había pasado con sus anteriores compañeras, De Niro pronto se vio en serios líos con Grace. No habían pasado dos años de la boda cuando ya estaba introduciendo la demanda de divorcio en contra de su mujer, a quién le exigía además la custodia de su hijo, Elliot, hoy de 17 años. La trifulca fue el tema de moda en la prensa del corazón, pero al contrario de tantas parejas famosas que caen en desgracia, ellos terminaron por desistir de la separación, se reconectaron y volvieron a vivir bajo el mismo techo.

En noviembre de 2004, invitaron a un grupo de amigos famosos, como Meryl Streep, Martin Scorsese y Ben Stiller, a su finca en el condado de Ulster, Nueva York, para la renovación de sus votos nupciales. Desde entonces, resolvieron mantener su vida matrimonial al margen de las cámaras, convencidos de que ello fue lo que casi dio al traste con su amor.

No obstante, en 2011, no pudieron evitar ser el centro de atención, debido a la llegada de su segunda hija, Helen Grace. Con Elliot, Grace había corrido un gran riesgo, porque fue madre primeriza a los 42 años. Sin embargo, no quisieron privarse de otro heredero y tuvieron a la pequeña a través de una madre sustituta y De Niro fue padre por sexta vez a los 68 años.

Foto: Robert De Niro con su hija Helen. Archivo Jet-set.

Los esposos reaparecieron en público con motivo de la premiere de la cinta de él, Joy, y el comentario general fue que se ven muy felices luego de 21 años de amor, quizá, porque resolvieron no mezclar sus asuntos: ella nunca volvió a actuar, como lo intentó en algún momento, y él no se mete para nada en la activa labor filantrópica de Grace, quien pasó de humilde soñadora de las riberas del Misisipi a elegante dama de la alta sociedad de Nueva York.

LO MÁS VISTO